Frente al crecimiento del desempleo, aumentaron 27% los empleados públicos

LA NACIÓN, viernes 15 de agosto de 2014

La presidenta Cristina Kirchner aseguró ayer en la Casa Rosada que el trabajo es el principal ordenador social. Desde que asumió en 2007, hasta el comienzo de 2014, su gestión incorporó 80.994 empleados públicos en la Administración Pública Nacional. Ello implicó un salto exponencial del 27% de la planta permanente, la transitoria y de los contratos temporarios.
Hace siete años, el Estado nacional registraba 295.151 agentes públicos. Al comenzar el año actual, la dotación de personal había trepado a 376.145 empleados.
Este fenómeno generó un salto abismal en el gasto público. En 2007, la partida de gastos en personal era de $ 14.912 millones, mientras que al final del ejercicio 2013 había aumentado a $ 82.336 millones. Se incrementó el gasto en $ 67.424 millones, un 452% en siete años.
El informe fue publicado en el portal http://www.elauditor.info de la Asociación de Personal de Organismos de Control (APOC), el sindicato de auditores que dirige Hugo Quintana, y se elaboró sobre la base de los datos oficiales de la Oficina Nacional de Presupuesto del Ministerio de Economía.
De ese crecimiento se desprende que la política oficial consiste en seguir aumentando el gasto en personal. Hace dos semanas, el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, firmó la decisión administrativa 609, que dispuso el pase a planta permanente de 7500 agentes, a quienes les otorgó estabilidad laboral.
El reclutamiento masivo en el Estado favoreció principalmente en estos años a los militantes, familiares y amigos del kirchnerismo. En especial, los simpatizantes de las agrupaciones que componen Unidos y Organizados: La Cámpora, Kolina o JP Evita, entre otros.
Según confiaron a LA NACION funcionarios del Estado, las nuevas contrataciones no respetaron la obligación legal de establecer concursos de mérito y la mayoría de las designaciones se hicieron por excepciones a las leyes que rigen el empleo público, como la ley marco 25.164, y a las prohibiciones presupuestarias de nombrar personal, una muestra más de la discrecionalidad en los nombramientos.
Por otra parte, esa política de recursos humanos fortaleció el aumento del gasto, en un contexto de creciente déficit fiscal, emisión monetaria, inflación, descenso del consumo y la actividad económica, que desemboca ahora en despidos, suspensiones y cierres de empresas en el sector privado.

La evolución de la planta en la Administración Nacional entre 2007 y 2014 tuvo diferente intensidad en sus diversos sectores: administración central (Poder Ejecutivo, ministerios, Poder Legislativo y Judicial), organismos descentralizados (Conicet, INTA, Parques Nacionales, Senasa), e instituciones de la seguridad social (Anses y PAMI).
En la administración central, se pasó de 255.068 empleados a 303.218, una suba de 48.150 (19%). En organismos descentralizados, de 34.223 agentes a 56.471, un salto de 22.248 (65%), y en seguridad social, especialmente en la Anses, el personal se triplicó: de 5860 a 16.456 trabajadores, una diferencia de 10.596 (181%).
Hubo 11.570 incorporaciones por año; 31 por día. El ministerio más beneficiado fue Planificación Federal, de Julio De Vido. Pasó de 2838 agentes a 7875, un aumento de 5492 personas (230%) en siete años. En Justicia y Derechos Humanos, cuyo poderoso viceministro Julián Álvarez, segundo de Julio Alak, es un pope de La Cámpora, se incrementó de 11.142 empleados a 15.604, un aumento de 4462 agentes (40%).
El Ministerio de Trabajo, de Carlos Tomada, hizo honor a la creación de empleo: de 1620 personas trepó a 3874, sumó 2245 empleados (139%). El informe consigna que se duplicaron los ministerios, de 8 a 16, y que este año se creó el de Cultura por lo cual el personal volverá a registrar una suba.
El Poder Judicial, en tanto, incorporó 3811 personas y tiene 23.814 agentes. El Ministerio Público contrató 3074 trabajadores y alcanzó 7420 empleados. El Poder Legislativo, pasó de 10.146 a 12.986: sumó 2840 trabajadores.
Entre los organismos descentralizados, el Conicet sumó 3737 agentes y llegó a 11.686 trabajadores. El INTA reclutó a 3233 empleados y ahora tiene 7533, Parques Nacionales incorporó a 1373 personas y alcanzó 2521 y el Senasa contrató a 801 y completó 3480.
Por otra parte, la Anses, la caja de jubilados que dirige Diego Bossio, tenía 5441 empleados y aumentó un 195%: tiene ahora 16.038; agregó 10.597 personas a su planta.

La partida de gastos de la planta permanente y temporaria ascendía en 2007 a $ 13.772 millones y al final de 2013 se ejecutaron $ 73.696 millones, un incremento del 435 por ciento. En cambio, la partida de personal contratado creció un 658%: de $ 1140 millones en 2007 a $ 8640 millones a enero pasado..

 

image

Fuente: LA NACIÓN, elaborado en base a datos de elauditor.info y MECON
Fuente: LA NACIÓN, elaborado en base a datos de elauditor.info y MECON
Fuente: LA NACIÓN, elaborado en base a datos de elauditor.info y MECON
Fuente: LA NACIÓN, elaborado en base a datos de elauditor.info y MECON

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 en radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s