La Doctora y su creciente dependencia del joven K

Cuando la Doctora hizo el anuncio del canje de deuda, hace una semana, todos los ministros y funcionarios, excepto Kicillof y Carlos Zannini, se enteraron por la televisión. Hay muchos miembros del gabinete que están cansados de que el Ministro de Economía haya acaparado la oreja de la Presidenta y que sólo escuche sus consejos. Esta predilección de la mandataria no es nueva. En el pasado, ella eligió privilegiar la palabra de Guillermo Moreno, de Amado Boudou, o de Hernán Lorenzino, hoy todos exiliados afuera o adentro. Cada uno a su turno tuvieron la oportunidad de consumar la revolución y su batalla cultural, la que siempre necesita de más antinomias, conflictos, epopeyas y mucha épica, para seguir sobreviviendo contra los villanos del mundo. El Joven Maravilla, con su letra K en el pecho, la conducirá a la victoria sobre los buitres de afuera y de adentro!

“Cristina sólo escucha a Kicillof, que está rodeado de estos militantes universitarios sin experiencia”, comentan en Balcarce 50.

Si bien no lo dicen, ni lo admitirán en público, el primer ofuscado es Jorge Capitanich, que es el damnificado directo de la autosuficiencia de Kicillof. Capitanich, que antes de asumir era amigo de Kicillof, quedó sin poder de decisión.
Pero además Florencio Randazzo lo comenzó a vislumbrar como una amenaza seria para sus planes presidenciales porque está metiendo a la economía en una parálisis de la que temen no salir.
Debora Giorgi y Julio De Vido también ven la sombra de Kicillof en cada paso que quieren tomar. Carlos Casamiquela, el de Agricultura, también está subordinado al jefe de Hacienda que prohibió la exportación de carne roja por 15 días mientras aquel gestionaba un acuerdo comercial con Rusia para venderle los productos agropecuarios. Incluso Zannini ve como Kicillof le discute el poder de mesa chica. Ni hablar de Juan Carlos Fábrega, a quien muchos ven cada vez más cerca de la renuncia al Banco Central. Ni él sabe cuánto aguantará.
Muchos funcionarios de la Casa Rosada comenzaron a murmurar que el Ministro le da información adulterada a la Doctora sobre la marcha de la economía, las empresas y los bancos. Información que con gráficos y filminas ella luego repite en los actos por cadena nacional para explicar que el país es una maravilla.

“En el gabinete, Kicillof se está gestando muchos adversarios y muchos temen que el canje de bonos sea un fracaso”, comentan en las catacumbas de la Casa Rosada.

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 por radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click aquí)

El ejercito encabeza los aumentos presupuestarios para tareas de inteligencia

LA NACIÓN, lunes 25 de agosto de 2014

El reparto presupuestario para las tareas de inteligencia muestra al teniente general César Milani como un claro ganador. En los últimos cuatro años la presidenta Cristina Kirchner le otorgó una cuota creciente de poder a la Dirección General de Inteligencia del Ejército (DIE), controlada por el jefe de esa fuerza, que no administra hipótesis de conflicto externas, y, en cambio, relegó a la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE), que dirige Héctor Icazuriaga.
Desde 2010, el presupuesto de la DIE creció 156%, en un país sin guerras ni conflictos graves, en tanto que el de la SI sólo se elevó 34%.

IMG_1972
Fuente: LA NACIÓN en base a datos del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos (CIEE)

La paradoja consiste en que la ley de inteligencia 25.520 ordena a la SI investigar como auxiliar de la Justicia temas de seguridad ciudadana, una demanda social urgente: narcotráfico, lavado de dinero, terrorismo, crimen organizado y otros delitos.
Pero el jefe del Ejército logró la confianza de la Presidenta. Pese a que la Justicia lo investiga por supuestas violaciones de los derechos humanos en la dictadura, Milani ascendió a subjefe del Ejército en 2010 y desde entonces el presupuesto para la DIE pasó de $ 168,2 millones a 431,1 millones en 2014.
Más aún, desde que ascendió a jefe del Ejército, el 3 de julio de 2013, la partida de inteligencia militar saltó casi 100 millones, de 332,9 millones a los 431,1 millones de este año.
En cambio, la SI pasó de 514,7 millones a 689,3 millones en ese lapso: sólo creció 33,93%. Un tercio de la inflación acumulada en cuatro años. Aunque es casi un ministerio: tiene 1850 agentes (en 2003 tenía 2083).
Así lo consignó un informe para LA NACION del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos (CIEE), que dirige el ex diputado justicialista Miguel Ángel Toma, ex secretario de Seguridad y de Inteligencia.
Con esos 431 millones, la DIE supera hoy ampliamente a cualquier cuerpo de inteligencia del Ministerio de Seguridad de los que controla el secretario Sergio Berni. En 2014, el de Policía Federal tiene asignados 203,8 millones; Gendarmería, 244,7 millones; Prefectura, 76,4 millones, y PSA, 45,3 millones de pesos.

IMG_1973
Fuente: LA NACIÓN en base a datos del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos (CIEE)

La Dirección de Inteligencia Criminal, que coordina a todas éstas, sólo contará con 41 millones, diez veces menos que la DIE.
Todas las direcciones de inteligencia de Defensa (DIE, Fuerza Aérea, Armada y Estado Mayor Conjunto) gastarán $ 626,9 millones este año, las de Seguridad suman 611 millones.
Y de esos 626,9 millones, 431 son de la Inteligencia de Ejército: 68,7%. El 31,3% restante se reparte entre las inteligencias de Fuerza Aérea, Armada y Estado Mayor Conjunto.
“El Ejército y Defensa hacen inteligencia en un país sin hipótesis de conflicto. En cambio, la SI y el Ministerio de Seguridad deben ocuparse de amenazas estratégicas como el terrorismo y el narcotráfico, entre otras”, señaló Toma a LA NACION.

“Se le otorgó a la inteligencia militar la capacidad y los medios para controlar y perseguir a dirigentes políticos, sindicales, sociales, empresarios, periodistas y toda persona sospechada de ser una amenaza para los intereses de la facción gobernante”, denunció el ex legislador.

“Es un mecanismo intimidatorio de coacción”, afirmó. Y agregó: “Este dato es ilustrativo del desinterés del Gobierno frente al reclamo de seguridad”.

El diputado Julio Martínez (UCR-La Rioja) coincidió:

“Usan la inteligencia militar para hacer inteligencia interna a todos los opositores y también a los oficialistas para saber cuándo los pueden traicionar”.

Como miembro de la Comisión de Defensa de Diputados, Martínez dijo que pidió informes sobre el destino de los recursos crecientes de la DIE y citó al ministro de Defensa, Agustín Rossi, pero no obtuvo respuestas.
La diputada Patricia Bullrich (Unión Por Todos) recordó que en 2010 Milani expuso en el Regimiento de Patricios las nuevas inversiones en inteligencia militar: drones, visores nocturnos, equipamiento para intercepción de comunicaciones militares y materiales de entrenamiento. “Todo se usaba, según él, para hacer inteligencia externa”, dijo la diputada.
“Pero luego se acercó y me dijo de manera intimidatoria que sabía quién era mi asesor en inteligencia. Yo le contesté que sabía muy bien quien era él y que hiciera lo que se le cante con su información. Tras su exposición, me hizo ver que la información real, interna, la tenía él”, recordó Bullrich.
La oficina de prensa de Defensa confirmó a LA NACION el salto presupuestario de la DIE, pero indicó que fue mayor, de 168%. Explicaron que el conjunto del presupuesto de Defensa creció 181%, por lo que la suba de la DIE fue menor. “Dentro del presupuesto de Ejército, la DIE representaba un 4% en 2010 y ahora un 3,8%. Y en Defensa antes era de 1,3% y ahora de 1,2%”, dijo la vocera de Rossi.
Según Toma, esa comparación “no es válida porque el presupuesto de Defensa incluye sueldos de todas las Fuerzas Armadas, que no están incluidos en la partida de la DIE”.
Además, agregó, “es diferente equiparse en armamento, uniformes, transportes o municiones, que había un retraso, que hacerlo en equipamiento y tecnología de inteligencia”.
Respecto del destino de los recursos y actividades de la DIE, Defensa consignó que no puede informar porque la ley de inteligencia 25.520 resguarda el secreto de ese organismo.
Pero la misma ley ordena que la SI debe dirigir el Sistema Nacional de Inteligencia, compuesto por la inteligencia militar (Defensa) y la criminal (Seguridad). Hoy la DIE está por encima de todas.

51e83f9a7a23e_576_!

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 por radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá)