Jóvenes Ni-Ni: Es posible poner fin a la “patria clientelista”

A grandes problemas, grandes soluciones. El desafío de incluir a un millón de jóvenes entre 18 y 30 años que no trabajan ni estudian, “ni-ni”, requiere un programa integrado entre el Estado, las provincias, la Sociedad civil, las ONGs, el sector privado, las empresas, los sindicatos y la Iglesia. Es posible reconvertir todos los planes sociales, que han destruido la cultura del trabajo, y crear un moderno programa de becas de formación laboral basado en un servicio cívico de capacitación en oficios del que participasen los jóvenes que no estudian ni trabajan (ni-ni) y vincularlo a la demanda de recursos humanos de las regiones y de las empresas.

El programa proyectado en el tiempo, podría incorporar 100 mil jóvenes por año al mercado laboral, utilizando el mismo presupuesto que actualmente se emplea en planes de contención y coordinando esos recursos con el de otros ministerios integrados. Se deberían integrar los capacitadores del sector privado, de la educación pública, de los cientos de ONGs, con los recursos edilicios, organizativos y logísticos del Estado nacional y las provincias, utilizando áreas y espacios de clubes, universidades, aulas de escuelas en contraturno y espacios y transportes de las Fuerzas Armadas. Cambiaríamos gasto en asistencialismo por inversión en recursos humanos e integración social.clientelismo2

Se trata de reemplazar al clientelismo que está drogando y matando a nuestra juventud y a nuestra economía por una nueva generación de muchachos físicamente fuertes, intelectualmente educados y técnicamente aptos para miles de trabajos necesarios para el engrandecimiento de nuestra Nación. Un plan de cohesión social en una sociedad fracturada.

El desafío es organizar verdaderas camadas y generaciones de nuevos trabajadores. Repairmen-Silhouettes-Stock-VectorCoordinado con otras áreas de inherencia estatal podríamos contribuir a la revalorización de los  recursos naturales y productivos de nuestra economía, al mismo tiempo que recuperamos los recursos humanos. Se pueden imaginar a cientos y miles de jóvenes unidos y organizados, pero no para asistir a grandes concentraciones partidarias para escuchar a los iluminados entrenados en cursos acelerados de oratoria, sino para abrir caminos, mejorar campos, sanear terrenos anegados, canalizar tierras inundables, forestar, talar los montes, limpiar los ríos y hacer todo lo que el sector productivo necesite a futuro. Para mejorarles la vida a sus semejantes: eso los hará creer en sí mismos y abandonar la abulia y el fatalismo que los conduce a la delincuencia, a la vagancia o a las adicciones.

También se los puede imaginar asistiendo a sus clases de capacitación para el trabajo adquiriendo nuevas habilidades de la producción del futuro, aliandonos con las empresas y sus capacitadores, en una gesta masiva de dignidad para aprender los oficios técnicos que determine la demanda futura estratégica del sector privado en cada una de las regiones: operarios y técnicos de baja, media y alta calificación para el agro, la agroindustria, la informática, los servicios, la minería, los hidrocarburos y la industria alimenticia. Y todas las actividades que la Argentina proyecte.

El presupuesto para la organización y la remuneración de los beneficiarios o becarios saldría de los actuales recursos de los planes sociales de la patria clientelista. En el presupuesto 2014 hay 120.000 millones de pesos repartidos en cientos de planes sociales orientados al No Trabajo, distribuidos en 16 ministerios. Hay que reconvertirlos hacia este programa. Además se puede conseguir financiamiento internacional de organismos de crédito destinados a estos planes y así crear una atmósfera en la cual el joven exitoso es el que trabaja y no el que vive de los demás. Volver a las fuentes, a la cultura del trabajo y del esfuerzo.

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por radio El Mundo, AM 1070

radd

Reconoció el GAFI avances oficiales tras la reforma de la ley antilavado

LA NACIÓN, jueves 18 de septiembre de 2014

Pese a los escándalos de corrupción y lavado de dinero que salpican a figuras del kirchnerismo, la presidenta Cristina Kirchner recibió ayer en la Casa Rosada a una misión del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) que llegó al país para verificar avances en materia de legislación penal, procesos judiciales y mecanismos administrativos de lucha contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

El último plenario del GAFI en París, celebrado en junio último, sacó a nuestro país de la categoría de seguimiento intensivo, o “lista gris”, en la que permaneció por cuatro años. Pero tal como se estila con todos los países, el GAFI envió a un grupo de revisión “in situ” para constatar la aplicación real de la nueva ley de lavado de dinero, sancionada hace un año, y otras reformas.

Esa ley modificó y endureció las figuras penales y le otorgó más facultades a la Unidad de Información Financiera (UIF), entre otras cosas.

“Ellos tienen que verificar los elementos que presenta la Argentina y en función de ello se confirma la decisión del plenario del GAFI en junio de disponer la salida del país del seguimiento intensivo que nos pesó durante cuatro años. Para eso es la visita in situ al país”, dijo a LA NACION una alta fuente del Gobierno.

La reunión entre Cristina Kirchner y el GAFI fue protocolar y duró 30 minutos. Según fuentes oficiales, la misión del GAFI le expresó a la Presidenta un”reconocimiento contundente por el compromiso de la Argentina por mejorar la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo”. Pero los representantes del GAFI no hicieron declaraciones a la prensa.

La Presidenta, por su parte, se comprometió a “mantener la vigencia y la eficiencia del sistema”.

Entre las reformas, además de la nueva ley antilavado, se destacaron novedades tales como una decena de condenas judiciales firmes por lavado de dinero, en contraste con la anterior legislación, que tuvo un período de diez años sin una sola condena. De todos modos, ninguna sentencia afectó hasta ahora a figuras de la política vinculadas con casos de corrupción pública.

También se registraron diversos procesamientos judiciales y se aplicaron multas y procedimientos administrativos a bancos y entidades financieras y de seguros por no cumplir normas antilavado; se amplió la cantidad de sujetos obligados a informar a los bancos, se dictaron diversos decretos y resoluciones de la UIF, del Banco Central (BCRA), de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y del Ministerio de Economía.

La misión “in situ” se reunió además con otros actores involucrados en la lucha contra el lavado de activos para verificar la utilidad de las reformas y confirmar así la salida del país de la categoría del seguimiento intensivo por parte del GAFI.

La representación se encontró con jueces, fiscales, camaristas y con la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). También tuvo audiencias con organismos de fiscalización como el BCRA, Ministerio de Economía y la CNV, y hoy tendrá una entrevista con representantes de la UIF.

Además, tiene previstas reuniones con asociaciones de empresarios, bancos, seguros, expertos del sector privado, incluyendo ex funcionarios, oficiales de cumplimiento y abogados especializados.

Del encuentro entre la Presidenta y el GAFI participaron el canciller Héctor Timerman; el ministro de Justicia, Julio Alak; el presidente de la UIF, José Sbattella, y el jefe de Gabinete de Justicia, Juan Martín Mena, entre otros funcionarios.

Por parte del GAFI asistieron Darlene Boileau (Canadá), María García (Perú), Sabina Min Jung Kook (Estados Unidos) y los directivos Gonzalo González de Lara Sáenz, Kevin Vandergrift, Esteban Fullin, Andrea Garzón y Alejandra Quevedo.

Durante las reuniones con jueces y fiscales, en Cancillería, la misión del GAFI se limitó a hacer preguntas y tomar notas. Interrogaban, en particular, sobre opiniones respecto de la nueva ley antilavado, su aplicación práctica, posibles lagunas y puntos fuertes. Del otro lado de la mesa, entre otros, estuvieron el presidente de la Cámara Nacional de Casación Penal, Mariano Borinsky, jueces del fuero en lo Penal Económico y varios fiscales..

 

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá) 

radd

Cristóbal López avanza sobre el negocio del fútbol con aval oficial

LA NACIÓN, jueves 18 de septiembre de 2014

El empresario kirchnerista Cristóbal López planea llegar al fútbol por partida doble: además de intervenir en el negocio de las apuestas online, quiere controlar la futura transmisión de partidos por Internet con un portal por suscripción de abonados de todo el mundo que apunta a superar en audiencia a la televisión tradicional. Una especie de Netflix deportiva.
Para esto recurrirá a sus dos empresas. Con el Grupo Indalo televisaría el fútbol por Internet. Con Casino Club motorizaría el mercado de las apuestas deportivas.
El principal socio de López en Indalo, Fabián De Souza, negocia el control accionario de la empresa Santa Mónica Argentina, agente comercial de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y dueña de los derechos exclusivos para transmitir el fútbol por Internet, aunque los cedió transitoriamente a Fútbol para Todos (FPT) y a Torneos.
Según confió a LA NACION una alta fuente de Indalo, López quiere crear un canal-portal online de suscripción de espectáculos deportivos que apuntaría a tener 100 millones de abonados en todo el mundo.
Estima facturar más de 300 millones de dólares por mes por abonos, además de publicidad, y su plan contempla compartir las ganancias por mitades con la AFA. El proyecto, que tiene respaldo del gobierno de Cristina Kirchner, sólo podría ver la luz cuando concluya su mandato.
“Con 150 millones por mes para la AFA, cambia el fútbol”, dijo un allegado a López. En la actualidad, FPT le paga a la AFA casi 6 millones de dólares por mes.
“Será un Netflix, pero para transmisiones deportivas”, aseguran en Indalo. El negocio promete desarrollarse más aún si un futuro gobierno suprime o modifica el fútbol gratuito, hoy subsidiado por el Estado con FPT. La primera prueba piloto del portal estaría lista en un año y medio. “Esto es un negocio a futuro. Internet no está reglamentada aún”, confiaron en Indalo.
Se entiende más ahora que Cristina Kirchner haya criticado un impuesto porteño a Netflix, la red online de películas y series por abono, de la que se manifestó “fanática”.
De Souza negocia con Dardo De Marchi, principal accionista de Santa Mónica, el control conjunto de la empresa con el 41% cada uno. No se habló de dinero de la operación, confiaron a LA NACION fuentes de Indalo y de Santa Mónica.
Un allegado a De Marchi aseguró que desde “hace dos meses no habla con De Souza. Sólo se habló de que hay ganas de hacer cosas juntos. No hay definiciones”.
En el Gobierno están al tanto de los pasos de Cristóbal López, aunque De Souza negó a LA NACION que Cristina o el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, impulsen el negocio.
Para las apuestas deportivas online, Cristóbal recurrirá a Casino Club, donde sus socios son Ricardo Benedicto y Héctor Cruz. Santa Mónica no se rozará con las apuestas.
Nada está definido: ni las plataformas ni el formato de las apuestas. Sólo existe un acuerdo para que puedan competir todas las empresas de la Cámara Argentina de Salas de Casinos, Bingos y Anexos (Cascba). Ellas son Bolt, Codere, Hipódromo de Palermo, la española Cirsa (Casinos de Buenos Aires), Daniel Mautone y Daniel Angelici.
Las provincias regulan el juego y la AFA, el fútbol. Cascba debe negociar con ellas. Cristóbal López habló en forma genérica con el fallecido ex titular de la AFA Julio Grondona antes de su muerte. Pero aún no con su sucesor, Luis Segura. El modelo de las apuestas deportivas en Europa servirá para diseñar el local, que no tiene fecha de lanzamiento.
Para Cristóbal López, la transmisión de fútbol por Internet es el negocio del futuro. Planea incorporar todas las categorías y torneos, otros deportes y otros países. Se vendería en el país y en el exterior. El abono costaría entre 3 y 6 dólares mensuales y ofrecería diversos servicios.
Para comprar el 41% de Santa Mónica, De Marchi le vendería 34% de su paquete de 75% y Jorge Galitis, el 8% de su 21%. De ese modo, Indalo y De Marchi compartirían el control con 41% cada uno; Galitis retendría el 13% y el español Jesús Samper, el 4% restante.
Samper era dueño original de Santa Mónica y se la vendió a De Marchi cuando debió disolver su filial española porque la Federación de Fútbol de ese país le reclamó una deuda de 15 millones de euros por derechos televisivos. Se retiró del fútbol y se dedica a otros negocios.
En la Argentina, Santa Mónica comercializa los 17 sponsors de la selección argentina y le vendió los derechos de la Copa Argentina de fútbol a Torneos, que a su vez le revende a FPT.
Ahora cedió sus derechos de Internet a Torneos y a FPT, que transmiten por la Red. “Pero si entra Cristóbal, lo recuperaría para sí”, dijo una fuente de la negociación.
Para crear esa Netflix deportiva López la integraría con contenidos periodísticos y de entretenimientos de sus medios de comunicación: C5N, Radio Diez, otras radios y el 80% de la productora Ideas del Sur, donde es socio de Marcelo Tinelli.
En Santa Mónica buscan serenar la expectativa. “No es tan sencillo el tema. Los derechos se pisan con derechos de FPT y de Torneos. Hay que enderezar varias cosas”, dijo un directivo a LA NACION.
Sin embargo, por su cercanía al Gobierno Cristóbal López podría destrabar los obstáculos. Eso, antes de que termine el mandato de Cristina, aunque el negocio sea para después.

BLOQUEO ONLINE DE LOS PARTIDOS
Desde el fin de semana pasado, el programa oficial de transmisión de los partidos Fútbol para Todos bloqueó a los grandes sitios informativos del país la posibilidad de que se vean videos embebidos en sus contenidos, una medida que se aplicó tanto a las transmisiones en vivo como a las imágenes de los goles y las entrevistas.
A partir de esta decisión, los sitios pueden poner los videos en la página de Internet, pero cuando el usuario aprieta play, en su pantalla aparece una leyenda que dice que el contenido está bloqueado, aunque da la posibilidad de que las imágenes se vean en su canal oficial en YouTube.
A raíz de esta decisión de Fútbol para Todos, adoptada sin previo aviso y que parece tender a unificar en un solo canal la posibilidad de los usuarios de Internet de seguir los partidos de cada fecha, la mayoría de los sitios informativos optaron desde el pasado fin de semana por bajar los videos y republicarlos en sus propias plataformas online.

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 9 a 11 por radio El Mundo AM 1070

radd

.