Ni el campo ni los countries. Es la retirada del Estado. Programa emitido el 15 de agosto de 2015

Programa emitido el sábado 15 de agosto de 2015

Editorial
Mariano Obarrio
Mariano Obarrio, conductor UCV
Mariano Obarrio, conductor UCV
Verdades Económicas
Mariano Obarrio y José Antonio Diaz
Verdades en la Mesa II
Mariano Obarrio, José Antonio Diaz y Marina Carbajal
Marina Carbajal, analista político económica
Marina Carbajal, analista político económica
Entrevista I
Juan Carlos de Lorenzo, ingeniero hídrico

“Hubo una serie de planificaciones a partir de unos cincuenta años en relación a la cuenca del Río Salado, y se trato de normalizar esa cuenca. Fueron muchos los esfuerzos pero recién se terminaron de realizar en 2003, solo se realizo un 40 por ciento, falta un 60”.

“Hay que sistematizar, es necesaria una tarea de desarrollo y planificación que sea constante y permanezca en el tiempo.  Con eso se puede evitar otros sucesos de inundación”.

“La cuenta del río Lujan tiene más pendiente por lo que hay mejores condiciones de escurrimiento”.

“Hay varios pasos a los efectos de poder respetar lo que son las condiciones ambientales del territorio y eso es lo que no se respeta. Hay que hacer cumplir como corresponde los reglamentos”.

“Hay que re-estudiar toda la zona de Lujan, determinar concretamente los proyectos ejecutivos para desarrollar un proyecto de por ejemplo diez años. Es una política de Estado”

“La siembra directa no tiene nada que ver con las inundaciones, al contrario ayuda al escurrimiento”

“La Nación debería intervenir, pero básicamente es un problema de la provincia de Buenos Aires”.

“Hay un fondo para Recursos Hìdricos, que recaudó 16 mil millones de pesos”

“Del 2003 al día de hoy se hicieron sólo un 40 por ciento de las obras de lo que se tenía planeado, falta un 60. Está toda la zona atrasada en materia de obras”.

“Hay que sancionar una ley creando la red hidrométrica provincial, para que se arme una red a tiempo real que opere a través de estaciones que permitan informar en forma permanente y así anticipar sucesos”.

“Hace 25 años que venimos luchando con esto y no tenemos una red hidrométrica que anticipe sucesos”.

José Luis Etchevere, presidente SRA
José Luis Etchevere, presidente SRA
Entrevista II
Luis Miguel Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural

“Lo primero que siempre tratan de hacer es echarle la culpa a otro. Primero la tenían los de Lujan, después lo productores agropecuarios”

“Los únicos responsables son las autoridades actuales de la provincia de Buenos Aires. Tuvieron la plata y no hicieron nada. No pensaron en la calidad de vida de los ciudadanos”.

“El ex director de Saneamiento y Obras Hidráulicas de la provincia de Buenos Aires, Daniel Coroli, declaró en 2008 que el gobierno no iba a invertir en infraestructura porque era más barato indemnizar a las víctimas de catástrofes que suceden cada 100 años”.

“Es de terror que una persona que pretender ser gobernador de la provincia agropecuaria más importante del país, no conozca la siembra directa.  Aníbal Fernández demostró un desconocimiento total del tema. Cómo puede echarle la culpa a Luján si ahí no hay agricultura, hay ganadería”.

“Gracias a la siembra directa no se perjudica el suelo, cualquier exceso tiene que ser solucionado con obras de infraestructura y esas son las que faltan”.

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 10 a 12 en FM Concepto 95.5 (o hace click acá)

concepto

Aníbal Fernández y Domínguez sellaron la paz por pedido de Cristina

La Nación, 11 de agosto de 2015

La preocupación por la fuga de votos registrada anteayer en la provincia de Buenos Aires hacia otros frentes opositores llevó al peronismo a cerrar filas. La presidenta Cristina Kirchner le pidió a su jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consagrado anteayer candidato a gobernador del Frente para la Victoria (FPV) en una reñida elección luego de una campaña virulenta, que recibiera para la foto a su rival, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

La reunión de reconciliación, poco antes de las 17, duró media hora y ocurrió en el despacho de Fernández en la Casa Rosada. Ambos convinieron en “trabajar juntos y limar asperezas para obtener el triunfo en las elecciones del 25 de octubre próximo”.

Participaron el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, compañero de fórmula de Domínguez, y el ahora candidato a vicegobernador del FPV, Martín Sabbatella. Hasta anteayer la tensión había escalado hasta el extremo por las denuncias periodísticas sobre narcotráfico contra Fernández, que éste les atribuyo a Espinoza y a Domínguez.

Aníbal Fernández ganó con el 52,5% de los votos dentro del FPV contra 47,5% de Julián Domínguez. Ambos obtuvieron 40,34%, casi un punto más que el candidato a presidente del FPV, Daniel Scioli, que tuvo 39,49% en el distrito.

La candidata a gobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal, sacó 29,43%, más que los tres precandidatos presidenciales de ese frente, Mauricio Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz, se llevaron 28,99% en la provincia. Vidal obtuvo 2,3 millones de votos y Macri, individualmente, 2 millones.

En la tercera fuerza, UNA, los precandidatos presidenciales Sergio Massa y José Manuel de la Sota tuvieron 20,69% en Buenos Aires y su candidato a gobernador, Felipe Solá, un 19,55%.

En el entorno de Domínguez hay satisfacción, pese a la derrota, porque las encuestas pocas semanas antes daban diferencias mayores. “Domínguez es joven y se instaló en la provincia con casi la mitad de los votos y va a respaldar a Aníbal y a Scioli”, comentaron sus allegados.

Para terminar de poner paños fríos, la Presidenta recibió anoche en Olivos a Aníbal Fernández y a Sabbatella, junto con el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” De Pedro, operador de La Cámpora en territorio bonaerense. Sólo trascendió una foto de ese encuentro y no hubo más detalles.

Por la mañana, Domínguez, que se quedó en Chacabuco hasta ayer a la mañana, llamó a Aníbal Fernández para felicitarlo por el triunfo. Luego de cortar, éste le devolvió la llamada y lo convocó a la Casa Rosada. La Presidenta y De Pedro inspiraron el encuentro. “Ahora todos necesitan a todos. Aníbal, Scioli y la Presidenta necesitan a Domínguez”, confiaron a LA NACION.

OBJETIVOS

En la Casa Rosada dijeron que la reunión Fernández-Domínguez buscó “recuperar la relación política y personal que siempre fue muy buena” pese al conflicto por el narcotráfico. “La interna terminó y el FPV debe obtener un triunfo en las generales de octubre”, aseguraron.

Domínguez dijo tras la reunión que “como peronistas vinimos a ponernos a disposición de la fórmula Scioli-Zannini para presidente y de Aníbal Fernández a la gobernación y a saludarlo como corresponde”. Consultado sobre las acusaciones por narcotráfico, dijo: “No voy a hablar de eso, no corresponde, porque lo hablamos personalmente”.

También el propio Scioli le bajó temperatura al enfrentamiento en declaraciones periodísticas ayer cuando dijo que Aníbal Fernández tomará “la posta” en ese distrito y que “el que gana, conduce, y el que pierde, acompaña”. Y señaló: “Los conozco bien a los dos, van a poner el hombro y acompañar para que Aníbal tome la posta”.

La gran preocupación en el Gobierno y en el entorno de Scioli era que, pese a la satisfacción de la victoria y la diferencia de 8 puntos sobre Cambiemos, la elección en la provincia de Buenos Aires había dejado un sabor agridulce: el FPV perdió en el interior provincial y no sacó la diferencia esperada en el primero y el segundo cordón del conurbano.

“El triunfo de Aníbal Fernández causó preocupación. Su rival será Vidal y a Aníbal le costará entrar en el electorado independiente”, confiaron fuentes del PJ bonaerense. El temor es que ese impedimento se traslade a Scioli.

“La reunión entre Aníbal y Domínguez fue el primer paso para que no se fuguen votos propios”, dijo un funcionario sciolista. Scioli hará un discurso más dirigido a los independientes y tomará distancia de los kirchneristas. Preocupa el corrimiento de votos propios hacia Massa y hacia Solá. Es por ello que el presidente del Grupo Bapro, Santiago Montoya, comentó a LA NACION que “hay que hablarles a los que no nos votaron y lo hicieron por Massa, De la Sota o Rodríguez Saá.”