Un profesor “verde” agredió con violencia de género a Karina Estrella: “¡Qué buen aborto se perdió tu madre”

La profesora Karina Estrella Etchepare es una sobreviviente de un aborto. Su madre fue presionada para eliminarla de su vientre, pero decidió tenerla y darla en adopción. Karina fue una mujer clave en el rechazo de la legalización del aborto en el Senado. El martes 21 de agosto, su colega de la materia Inglés, Pablo Lautaro Bártoli Díaz, identificado con el color “verde”, la atacó en la sala de profesores del colegio donde trabajan. “Yo sé por qué vos sos Provida, porque sos un aborto mal hecho. ¡Qué buen aborto se perdió tu mamá!”.

El colegio CENS 77 de Capital Federal se revolucionó ante este acto de violencia de género contra una mujer cuyo único pecado fue contar cómo fue la historia de su nacimiento durante el reciente debate sobre el aborto y conmover a medio país que salió a las calles. “Mi mamá jamas me quiso abortar. Ella fue violada y para cubrir al violador mi abuela la presionaba para abortar, pero decidió dejarme nacer y me dio en adopción”, dice ella.

El posible delito de Díaz Bartoli también podría encuadrarse en discriminación, porque la agresión del profesor “verde” fue producto de que Karina es Provida. Diaz Bartoli también es tutor del segundo año del CENS, el encargado de “guiar” y asistir a los alumnos, una función que se encuentra por encima del cargo de profesor. Un ejemplo deplorable para sus alumnos.

Luego del escándalo y de la denuncia judicial de Karina, Díaz Bartoli debió renunciar y ella en su declaración judicial pidió “que haga terapia contra la violencia de genero”.

diaz

Militante del MTS, fue capacitado para dar clases de Educación Sexual Integral, una de cuyas temáticas es la “violencia de Genero”. Pero no pudo ocultar el odio hacia quien piensa diferente. Ese día, en el recreo Karina ingresó a la sala de profesores donde se encontraba Diaz Bartoli y otro profesor, Francisco, que observaban la marcha en contra de los fueros de Cristina Kirchner. Francisco y Karina expresaron sus deseos de haber estado en esa marcha pero no podían por motivos laborales.

Bártoli Díaz le refutó en cambio que, pese a esas obligaciones, ella había ido a las marchas próvida y a la del 8 de agosto, cuando se rechazó el aborto en el Senado. “Yo sé por qué vos sos Provida, porque sos un aborto mal hecho”. Y repetía…“Aborto mal hecho”.  Y luego remató: “Que buen aborto se perdió tu mamá”.

KARI

Bártoli Díaz se puso a 3 cm del rostro de Karina: “Que hermoso aborto que se perdió tu mamá”, repetía con 1,80 m. de altura, contra 1,52 m de la mujer. Ingresó en ese momento la directora alarmada por los gritos. Karina rompió en llanto y decía “yo me estoy defendiendo, yo no hice nada”.

Luego de unos días el estado psíquico y físico de Karina se deterioró, sufrió ansiedad y miedo de volver a cruzarse con Díaz Bartoli. El viernes 24 se descompensó y fue atendida por un Psiquiatra que informó: “Se deja constancia que Karina Estrella Etchepare padece trastorno por Estrés Agudo (308.3-DSMV)….a evento traumático padecido en su trabajo el día 21/08/2018 por agresión de compañero de trabajo hacia ella. Padece estado de angustia, nerviosismo, irritabilidad, insomnio, cefalea e intenso miedo de volver al trabajo, lo cual le impide realizar dicha tarea. Se indica tratamiento psicofarmacológico y terapia.  Se indica licencia laboral por 10 días y posterior evaluación”.

KARI DOS

El 28 de agosto denunció a Díaz Bartoli ante el Ministerio Público Fiscal bajo el Número 383659 ante la Sra. María Cristina Pedreira Prosecretaria Administrativa de Cámara, Unidad de Orientación de Denuncias. Dicha denuncia será radicada en la Unidad Fiscal Sur PCyF N° 32 cita en Av. Paseo colón 1333 Piso 2 C.A.B.A. a cargo del Dr. Longobardi, Cristian Carlos.

El día 30 de agosto denunció en el CENS al agresor para instruir sumario administrativo. Ahora Karina considera que Díaz Bartoli no soportó que fuera un fiel ejemplo de que el aborto “no era la solución a una problemática tan delicada como a la violación de una niña”. Y agregó;“Nunca en mi vida vi a alguien que mi mirara como si yo estuviera robando oxigeno que debería ser usado tal vez por un hijo deseado, como si mi existencia no debía ser porque era fruto de una violación”, dijo Karina luego de unos días.

“A pesar de todo, en mi interior lo perdono, aunque temo que esas actitudes sean el fruto de las nuevas ideologías que quieren imponernos a los argentinos. La cultura del odio y del descarte”, concluyó.

 

EL TESTIMONIO DE VIDA DE KARINA ESTRELLA ETCHEPARE