EL GOBIERNO TENDRÁ EQUILIBRIO FISCAL HASTA NOVIEMBRE, PERO FERNÁNDEZ TENDRÁ DEFICIT DE 200 MIL MILLONES DE PESOS AL 31 DE DICIEMBRE

EL GOBIERNO ACOMODÓ LOS GASTOS E INGRESOS HASTA EL CIERRE DEL MES ACTUAL. PERO EL GASTO ESTACIONAL DE DICIEMBRE IMPLICA UN ROJO DE 0,93% DEL PIB SEGÚN IARAF. DESPUES DE ASUMIR, FERNÁNDEZ DEBERÁ PAGAR MAS

Por Mariano Obarrio

El gobierno saliente de Mauricio Macri asegura que entregará a su sucesor, Alberto Fernández, las cuentas en orden. Sostiene que hasta octubre tiene cumplidas las metas establecidas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y que a fines de noviembre también se cumplirán. El problema que tendrá Fernández es después de asumir el 10 de diciembre próximo, porque los gastos estacionales de diciembre harán que ese mes el déficit primerio sea de 200.000 millones de pesos, un 0,93% del PBI, según estudios privados.

Esos gastos que tiene el Estado en diciembre son estacionales, porque debe afrontar el pago básicamente de los aguinaldos en los salarios de los empleados públicos, las jubilaciones y las asignaciones universales por hijo. Según el gobierno de Macri, ese rojo primario será del sólo el 0,5% del producto para entonces.

“Si bien todvía no tenemos los números, también se cumple la meta fiscal en octubre y seguramente en noviembre”, dijo una fuente del Ministerio de Hacienda que dirige Hernán Lacunza.

Por otra parte, el Ministerio de Hacienda informó que el resultado acumulado entre enero y septiembre de 2019 arrojó un superávit primario de 22.892 millones de pesos, de 0,1% del PBI, lo cual implica un sobrecumplimiento de las metas del Fondo Monetario Internacional de lograr el déficit cero.

Esto es porque los ingresos totales fueron de 2,824 billones de pesos, un 50% más que en 2018, y los gastos primarios fueron de 2,802 billones de pesos, un 37,9% más que el año pasado.

De ese modo, el ministro Lacunza asegura que desde 2011 es la primera vez que se registra un resultado primario positivo.

Sin embargo, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), que dirige Nadín Argañaraz, el próximo presidente deberá tomar “la decisión de cómo financiar todo el déficit primario de 2019”, que se concentrará todo en diciembre por los gastos estacionales. Y confirmó: “En IARAF proyectamos como mínimo del 0,93% del PIB”.

Todo el déficit primario de 2019 se concentrará este año en el mes de diciembre. Esto no pasaba en los últimos años. Se tenía déficit primario durante casi todos los meses previos.

El gráfico de Iaraf muestra que en 2016, 2017 y 2018, el déficit que se fue acumulando mes a mes fue aumentando, pero en todos estos años el último mes marcó la aceleración más relevante. Según el informe de esa consultora, “en 2019, la dinámica mensual del resultado primario marca que hasta septiembre (último dato oficial disponible) se acumuló superávit primario”.

Teniendo en cuenta la estacionalidad habitual entre los gastos e ingresos del presupuesto, en el escenario considerado como el más probable, “esto implica que el déficit primario esperado para este año debiera producirse durante el último trimestre”.

Sin embargo, dice el informe de Iaraf, el ejercicio 2019 no es un año “habitual”. Y menos en diciembre, por cuanto el día 10 de ese mes se producirá un recambio de Presidente. El estudio indica que es un escenario posible que frente al freno de los ingresos tributarios, y para sostener resultados primarios positivos, se decida el “adelantamiento” a noviembre de ingresos no tributarios o de capital por un 0,2% del PIB, que en una situación normal o habitual se hubieran registrado en diciembre.

Esos ingresos, por ejemplo, podrían ser la venta de activos del Fonde de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. Esto permitiría a la administración saliente “cerrar” “su” año en noviembre con un resultado primario acumulado positivo. De ese modo le entregaría a la gestión Fernández un esquema de cuentas equilibradas, pero luego debería ser el Presidente entrante el que deba afrontar el déficit de casi 200.000 millones de pesos que se podría producir en el último mes del año.

Esto es así porque todo el déficit concentrado en diciembre verificaría una brecha fiscal primaria de alrededor de un punto del PIB, que expresado en pesos alcanzaría alrededor de $200 mil millones. Por eso, el estudio de Iaraf, dice que “el próximo gobierno deberá definir de arranque cómo financia este desequilibrio”. El acuerdo con el FMI establece una meta de déficit primario de 0,48% del PIB. Por ende, desde el inicio ya es posible que se tenga que tomar una decisión respecto al cumplimiento del acuerdo con el FMI.

TRUMP LLAMÓ A FERNANDEZ Y ACORDARON REUNIRSE EN DICIEMBRE EN WASHINGTON, DESPUES DE LA ASUNCION

EL PRINCIPAL PUNTO DE LA AGENDA SERÁ LA RENEGOCIACIÓN CON EL FMI Y LA DEUDA PRIVADA. TAMBIEN LAS INVERSIONES. LA CONVERSACIÓN FUE “CORDIAL Y CONCRETA” Y DEJÓ PRESUMIR UNA “MUY BUENA SINTONÍA”. EL CONTACTO LO GESTIONÓ JORGE ARGUELLO

Por Mariano Obarrio

En medio de los preparativos para su viaje a México hoy a la noche, el presidente electo, Alberto Fernández, recibió hoy a las 17 el llamado del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y poco tiempo antes había recibido una carta personal de la canciller federal de Alemania, Angela Merkel. Con el presidente Trump, Fernández quedó en un acuerdo muy concreto: Fernández lo visitará en la Casa Blanca pocos días después de que asuma, el 10 de diciembre próximo.

El artífice de la comunicación fue Jorge Argüello, especialista en política internacional de los equipos de Alberto Fernández. Arguello fue representante permanente de la Argentina ante las Naciones Unidas (2007-2011), embajador ante los Estados Unidos (2011-2013) y embajador ante Portugal (2013-2015).

Jorge Arguello, artífice del contacto entre Trump y Fernández

El llamado se venía gestionando en los últimos días entre Arguello y los representantes de Trump. El presidente de los Estados Unidos decidió llamarlo hoy, pese a que estaba ocupado en su defensa por el proceso de impeachment que se le sigue en el Congreso de los Estados Unidos.

La Casa Blanca llamó a la embajada norteamericana en la Argentina y la embajada se contactó con Arguello, que lo puso en contacto con Fernández, que estaba en sus oficinas de México al 300. “Yo lo quiero visitar en la Casa Blanca, Presidente”, le dijo Fernández a su interlocutor. “Yo lo quiero recibir a usted, Presidente”, contestó Trump, que demostró fuerte interés en mantener una relación más que cordial con Fernández.

“La conversación fue cordial y concreta. Se van a llevar muy bien estos dos líderes. El resultado más palpable es que Alberto va a visitar a Trump en Washington, en la Casa Blanca, pocos días después de asumir el 10 de diciembre próximo”, aseguró un colaborador de Fernández muy interiorizado en los detalles de la charla.  Según aseguran allegados a Fernández, la agenda será muy ordenada y trabajada.

Desde la perspectiva de Trump, la necesidad de establecer un diálogo fluido con Fernández está a la vista: necesita ganar un aliado en el conflicto subyacente en la región entre los gobiernos populistas y los países que respetan la economía de mercado y las relaciones con el mundo. En rigor, busca que la Argentina siga perteneciendo al Grupo Lima, integrado por los países que rechazan al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. En ese sentido, Trump buscaría que nuestro país siga, aunque con lógicos matices, la línea trazada por la política exterior de Macri.

“Se llevaron excelentemente bien. Percibimos mucha sintonía y estamos muy contentos”, aseguró otro dirigente del entorno del presidente electo. Los principales puntos de la agenda de la reunión con Trump será la renegociación de la deuda que el gobierno argentino tiene con el FMI y con los acreedores privados. En ambos casos, Fernández es partidario de una reprogramación de los plazos de pago sin quita de capital ni intereses.

El segundo tema podrían ser las inversiones norteamericanas en la Argentina y un punto que Fernández tiene en primer lugar en la agenda: un esquema de protección de inversiones para Vaca Muerta, que se tomaría del modelo norteamericano.

También los allegados a Fernández pusieron de relieve que hoy recibió una carta personal muy amistosa de la canciller de Alemania, Angela Merkel. Tanto los Estados Unidos como Alemania son dos países clave en el directorio del FMI.

Angela Merkel, canciller de Alemania

En la charla con Trump no estuvieron presentes dos asuntos de máximo interés de los EE. UU. en la región: el conflicto por Venezuela por los excesos del régimen de Nicolás Maduro, ni los desplantes injustificados del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que hoy anunció que no vendrá a la asunción de Fernández. Bolsonaro es aliado de Washington y Maduro es el principal enemigo de Trump en la región.

Respecto de Venezuela, Fernández plantea que no acepta la intervención militar ni la injerencia de otros países, pero respalda el informe de la comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, que reveló violaciones a los derechos humanos, asesinatos, persecuciones políticas y torturas.  

Si bien el nombre que se maneja para la Cancillería desde el 10 de diciembre, por ahora, es el de Felipe Solá, que acompañará a Fernández a la visita que hoy emprederá a México, la conversación de hoy entre Trump y Fernández reveló que un lugar clave en la agenda internacional será para Jorge Arguello, un dirigente del peronismo que nació en el territorio porteño y hoy es diplomático y dirige la Fundación Embajada Abierta, un foro de debate y opinión sobre política exterior.

“La percepción es que ambos presidentes se van a entender muy bien porque trazaron objetivos muy claros para la visita de Fernández a Washington. Es una charla que tiene alta significación”, dijeron en el equipo del presidente electo. El motivo formal del llamado de Trump fue felicitarlo por el triunfo en las elecciones del domingo último. Los colaboradores de Alberto Fernández pusieron de relieve que Trump decidió llamarlo en un día complicado por los ataques de la oposición norteamericana en el proceso del impeachment que se le sigue al presidente de los EE.UU.

Trump, frente al Congreso de los Estados Unidos

Según un comunicado difundido por el equipo de Fernández, Trump instruyó a su equipo en el Fondo Monetario Internacional para colaborar con la Argentina. “He instruido al FMI para trabajar con usted. No dude en llamarme”, dijo, según dejaron trascender los colaboradores de Fernández.

“Felicitaciones por la gran victoria. La vimos por televisión”, dijo Trump. “Usted va a hacer un trabajo fantástico. Espero poder conocerlo inmediatamente. Su victoria ha sido comentada en todo el mundo”, agregó el mandatario norteamericano. “Tenemos que hacer cosas juntos”, le contestó Fernández a Trump.