EL GOBIERNO TENDRÁ EQUILIBRIO FISCAL HASTA NOVIEMBRE, PERO FERNÁNDEZ TENDRÁ DEFICIT DE 200 MIL MILLONES DE PESOS AL 31 DE DICIEMBRE

EL GOBIERNO ACOMODÓ LOS GASTOS E INGRESOS HASTA EL CIERRE DEL MES ACTUAL. PERO EL GASTO ESTACIONAL DE DICIEMBRE IMPLICA UN ROJO DE 0,93% DEL PIB SEGÚN IARAF. DESPUES DE ASUMIR, FERNÁNDEZ DEBERÁ PAGAR MAS

Por Mariano Obarrio

El gobierno saliente de Mauricio Macri asegura que entregará a su sucesor, Alberto Fernández, las cuentas en orden. Sostiene que hasta octubre tiene cumplidas las metas establecidas en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y que a fines de noviembre también se cumplirán. El problema que tendrá Fernández es después de asumir el 10 de diciembre próximo, porque los gastos estacionales de diciembre harán que ese mes el déficit primerio sea de 200.000 millones de pesos, un 0,93% del PBI, según estudios privados.

Esos gastos que tiene el Estado en diciembre son estacionales, porque debe afrontar el pago básicamente de los aguinaldos en los salarios de los empleados públicos, las jubilaciones y las asignaciones universales por hijo. Según el gobierno de Macri, ese rojo primario será del sólo el 0,5% del producto para entonces.

“Si bien todvía no tenemos los números, también se cumple la meta fiscal en octubre y seguramente en noviembre”, dijo una fuente del Ministerio de Hacienda que dirige Hernán Lacunza.

Por otra parte, el Ministerio de Hacienda informó que el resultado acumulado entre enero y septiembre de 2019 arrojó un superávit primario de 22.892 millones de pesos, de 0,1% del PBI, lo cual implica un sobrecumplimiento de las metas del Fondo Monetario Internacional de lograr el déficit cero.

Esto es porque los ingresos totales fueron de 2,824 billones de pesos, un 50% más que en 2018, y los gastos primarios fueron de 2,802 billones de pesos, un 37,9% más que el año pasado.

De ese modo, el ministro Lacunza asegura que desde 2011 es la primera vez que se registra un resultado primario positivo.

Sin embargo, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), que dirige Nadín Argañaraz, el próximo presidente deberá tomar “la decisión de cómo financiar todo el déficit primario de 2019”, que se concentrará todo en diciembre por los gastos estacionales. Y confirmó: “En IARAF proyectamos como mínimo del 0,93% del PIB”.

Todo el déficit primario de 2019 se concentrará este año en el mes de diciembre. Esto no pasaba en los últimos años. Se tenía déficit primario durante casi todos los meses previos.

El gráfico de Iaraf muestra que en 2016, 2017 y 2018, el déficit que se fue acumulando mes a mes fue aumentando, pero en todos estos años el último mes marcó la aceleración más relevante. Según el informe de esa consultora, “en 2019, la dinámica mensual del resultado primario marca que hasta septiembre (último dato oficial disponible) se acumuló superávit primario”.

Teniendo en cuenta la estacionalidad habitual entre los gastos e ingresos del presupuesto, en el escenario considerado como el más probable, “esto implica que el déficit primario esperado para este año debiera producirse durante el último trimestre”.

Sin embargo, dice el informe de Iaraf, el ejercicio 2019 no es un año “habitual”. Y menos en diciembre, por cuanto el día 10 de ese mes se producirá un recambio de Presidente. El estudio indica que es un escenario posible que frente al freno de los ingresos tributarios, y para sostener resultados primarios positivos, se decida el “adelantamiento” a noviembre de ingresos no tributarios o de capital por un 0,2% del PIB, que en una situación normal o habitual se hubieran registrado en diciembre.

Esos ingresos, por ejemplo, podrían ser la venta de activos del Fonde de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. Esto permitiría a la administración saliente “cerrar” “su” año en noviembre con un resultado primario acumulado positivo. De ese modo le entregaría a la gestión Fernández un esquema de cuentas equilibradas, pero luego debería ser el Presidente entrante el que deba afrontar el déficit de casi 200.000 millones de pesos que se podría producir en el último mes del año.

Esto es así porque todo el déficit concentrado en diciembre verificaría una brecha fiscal primaria de alrededor de un punto del PIB, que expresado en pesos alcanzaría alrededor de $200 mil millones. Por eso, el estudio de Iaraf, dice que “el próximo gobierno deberá definir de arranque cómo financia este desequilibrio”. El acuerdo con el FMI establece una meta de déficit primario de 0,48% del PIB. Por ende, desde el inicio ya es posible que se tenga que tomar una decisión respecto al cumplimiento del acuerdo con el FMI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s