ZANNINI, COMISARIO POLÍTICO DE CRISTINA, SERÍA PROCURADOR DEL TESORO Y PODRÍA DENUNCIAR LA ILEGALIDAD DE LA DEUDA

FUE SECRETARIO LEGAL Y TECNICO 12 AÑOS DE LOS GOBIERNOS K. ES UN OPERADOR POLÍTICO CLAVE DE CRISTINA, LE CUIDÓ LAS ESPALDAS JURÍDICAS. ES IDEOLOGO DEL NEOPOPULISMO MARXISTA DE ERNESTO LACLAU, LA TEORIA DEL CONFLICTO PERMANENTE AMIGO-ENEMIGO. ANALIZA DEMANDAR AL FMI, A LOS ACREEDORES Y A MACRI POR LA DEUDA

________________________________________________

Por Mariano Obarrio

Carlos Alberto Zannini es el comisario político en las sombras de Cristina Kirchner y será el futuro procurador del Tesoro del gobierno de Alberto Fernández, cuyas figuras principales parecen pasar por el filtro o el dedo de la vicepresidenta electa. Como procurador del Tesoro, Zannini será el jefe de los abogados del Estado y como tal podría presentar la demanda que la ex presidenta quiere interponer ante los tribunales internacionales para declarar la ilegitimidad de la deuda con el Fondo Monetario Internacional y con los acreedores privados. Esa vía de acción está en análisis de los dos socios principales del Frente de Todos: Alberto y Cristina.

“Exacto es el lugar clave para avanzar con la ilegalidad de la deuda”, dijo un reconocido operador del peronismo. La vicepresidenta electa pretende accionar así contra el presidente Mauricio Macri y contra la ex directora gerente del FMI Christine Lagarde. No se descarta que caigan en la volada los funcionarios de Macri que administraron las negociaciones con el Fondo y con los acreedores, como el ex ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el ex ministro de Finanzas y ex presidente del Banco Central, Luis “Toto” Caputo. Así las cosas, la Procuración del Tesoro podría transformarse en el Ministerio de la Venganza, que tanto se comentó en los últimos meses.

La primicia sobre el nuevo destino de Zannini la dio la periodista del diario La Nacion Paz Rodríguez Niell. Y desde el peronismo trasciende con preocupación de algunos, según pudo saber La Nueva República, que existe el plan de cuestionar judicialmente la deuda contraída con organismos internacionales y con acreedores privados. El objetivo sería ganar tiempo y dejar de pagar los servicios y el capital de esa deuda por el tiempo que duren esos juicios, más allá de que al final del proceso resulten exitosos. El peligro de ese plan consiste en que dispare demandas del mundo contra la Argentina, como ocurrió con los fondos buitres y todo el conflicto que tuvo como protagonista al juez Thomas Griesa, de Nueva York. En aquella patriada, la Argentina estuvo a punto de perder embajadas, activos en el exterior y hasta la Fragata Libertad.

Caricatura publicada en La Nacion el 17 de junio de 2015

En el discurso oficial del albertismo, Guillermo Nielsen prepara una negociación amigable con los organismos financieros y con los acreedores privados. Una negociación de la deuda a la uruguaya, pero que tendrá como contrapartida la exigencia de un programa de ajuste del gasto para lograr superávit primario sustentable en el mediano plazo. Eso lo pedirán tanto los privados como el FMI. Esta parte siempre fue inaceptable para Cristina Kirchner. Y Fernández le dijo a la nueva directora gerente del FMI, Kristalina Giorgieva, la semana última, que tiene intenciones de acordar y pagar, pero sin ajuste fiscal. Kristalina había reclamado que el acuerdo debería tener “viabilidad fiscal”. Alberto pareció responder el viejo eslogan de izquierda: Minga al Fondo.

En política las señales son un buen indicio de las medidas por venir. Pocas horas después de ese diálogo comenzó a conocerse la declinación de la figura de Nielsen como ministro de Economía y poco se sabe de su protagonismo como negociador de la deuda. Y en cambio, surge Zannini como seguro jefe de los abogados del Tesoro. No está descartado aún Nielsen como ministro. Pero la figura ascendente es Zannini.

¿Quién es Carlos Alberto Zannini? Es un abogado cordobés de 65 años y santacruceño por adopción, mano derecha histórico de Cristina Kirchner. Fue la mano con la que Néstor Kirchner primero y Cristina Kirchner después escribieron todos los decretos y proyectos de ley durante 12 años, desde 2003 hasta 2015. Muchas de esas leyes fueron luego aprobadas por el Congreso. Luego, fue el hombre elegido por Cristina para acompañar como candidato a vicepresidente a Daniel Scioli, que era el candidato a presidente del Frente para la Victoria que luego perdió contra Mauricio Macri.

El apodo de Zannini es “El Chino”. En parte por sus ojos rasgados y en parte porque su origen ideológico fue el maoísmo de los años 70. Zannini militó por aquellos años en agrupaciones de izquierda. Luego de un tiempo en prisión, terminó muy amigo de Gerardo Ferreyra, que a la postre terminó como uno de los empresarios mimados del kirchnerismo con su emporo Electroingeniería, que consiguió jugosas licitaciones y contratos. Zannini era de la “mesa chica” de Néstor Kirchner en 2003: se completaba con Cristina Kirchner y Alberto Fernández. Sobre el final de 2015, la “mesa chica” eran Cristina, Zannini, Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” De Pedro, estos últimos los jefes reales de La Campora.

El “Chino” estuvo detenido 107 días en el penal de Ezeiza por la causa del memorándum con Irán, la de la denuncia del fiscal Alberto Nisman por encubrimiento al atentado a la AMIA. Zannini sigue procesado por encubrimiento agravado y el juez Claudio Bonadio dice que el delito podría ser incluso “traición a la patria”. Pero con el nuevo escenario esa causa no preocupa al kirchnerismo. Todavía no se fijó la fecha de inicio del juicio oral que fue elevado hace un año. También en esa causa está imputada la propia ex presidenta Cristina Kirchner.

De Pedro dijo alguna vez en su cuenta en Twitter que Zannini es la “memoria y el corazón” del kirchnerismo. Cristina lo eligió como vice de Scioli para cogobernar con el ex motonauta. Si lo elige como procurador del Tesoro, y Alberto lo acepta, ¿Busca cogobernar con Alberto? Zannini es Cristina Kirchner en su estado más puro. Antes de ser designado vice de Scioli, Zannini se había convertido en el padrino político de la precandidatura presidencial de Florencio Randazzo en el Frente para la Victoria. “El Chino” lo visitaba en el despacho del ministro del Interior y Transportes. Era solo cuestión de cruzar el Patio de las Palmeras de la Casa Rosada por las galerías internas, ambos estaban en la planta baja.

Zannini había logrado sacarle el área de Transportes al entonces ministro de Planificación, Julio De Vido, con quien estaba enfrentado, meses después de la tragedia de Once, en 2012. Y el propio Zannini se la dio a Randazzo, para que hiciera su campaña presidencial con anuncios y logros.

Zannini le había dado su palabra a Randazzo de que Cristina le iba a dar su apoyo para vencer a Scioli. Randazzo se presentaba como “el candidato K puro”. Pero en sus intrigas palaciegas el propio Zannini ungió a Scioli como el “candidato de Cristina”. Zannini tiene una personalidad parca y agresiva con quienes no conoce, o con quienes supone sus adversarios. Y es muy afable con sus compañeros de ruta. Buen orador, de gran formación política de izquierda, cultiva un bajísimo perfil y rara vez hace declaraciones públicas. No se destaca por su carisma. Conoce a la perfección el derecho administrativo y la arquitectura jurídica del Estado.

Como ideólogo, Zannini fue el introductor en el mundo K del fallecido filósofo Ernesto Laclau, que se transformó en el teórico más relevante en el matrimonio Kirchner. Laclau defendía el neo populismo marxista, la teoría según la cual el poder se conquista a través del conflicto permanente y de la división de la sociedad entre Patria y Anti-Patria. Es el que sostiene la tesis de que la sociedad debe ser dividida entre Pueblo y Anti-Pueblo. Los adversarios del régimen siempre, indefectiblemente, están en el Anti-Pueblo. La bandera principal debe ser la creación de un enemigo del Pueblo para consolidar el poder propio. Y el enemigo suele ser la prensa, el imperialismo, los militares, la Iglesia, los organismos internacionales o los banqueros del mundo, aquellos malvados usureros de los pueblos a los que se recurre para financiar los déficits que originan las políticas populistas, países oprimidos que toman deudas y no pueden pagarlas por sus inconsistencias macroeconómicas.

Esa teoría laclauneana considera que la democracia casi como una propiedad privada del líder político populista que obtiene más votos. Las minorías no cuentan. Democratizar los medios equivale subordinarlos al líder, al igual que democratizar la justicia o el Congreso. Si el pueblo votó democráticamente al líder, los demás poderes deben seguir/suborinarse a los dictados democráticos del pueblo. No existe la división de poderes ni la independencia de los medios de prensa en el sistema populista laclauneano. El sistema de contrapesos republicanos, la división de poderes y el control de la gestión son meras creaciones conservadoras. Laclau y Zannini fueron los creadores intelectuales de lo que Néstor Kirchner denominó la “batalla cultural”, que comenzó en los atriles, los palcos y luego se difundió en las cadenas nacionales de Cristina Kirchner y en los estribillos de la agrupación La Cámpora. Se trata de una réplica actualizada de la “revolución cultural” maoísta, pero menos cruenta, que Laclau reivindicaba en su defensa del populismo.

Zannini fue el operador político más activo y poderoso del Gobierno de los K. El monje negro del kirchnerismo. Urdió todas las intrigas de palacio de la Casa Rosada y ahora comparte la confianza de Cristina Kirchner con Oscar Parrilli, el otro pilar del Instituto Patria. Fue y es un comisario político del peronismo. Y emisario de todos los mensajes de Cristina. Zannini terminó desplazando a operadores clave del peronismo como el recordado Juan Carlos Mazzón, quien debió irse de la Casa Rosada por proponer un apoyo decidido a Daniel Scioli como candidato.

Negociaba y conversaba con intendentes y gobernadores. Y diseñaba las listas de candidatos en todo el país: con su lapicera escribe lo que dicta Cristina Kirchner. Durante la crisis por la muerte del fiscal Alberto Nisman, Zannini redactó en Olivos un duro pronunciamiento del PJ contra la prensa y el poder económico, y obligó a todos los gobernadores y miembros de la conducción del justicialismo a leerlo disciplinadamente. Nadie lo contradijo: sabían que era Cristina quien los instruía. Por lo bajo, Zannini era resistido por la mayoría de los gobernadores del PJ. Además, Zannini fue el mayor padrino político de César Milani, quien pasó de ser jefe de Inteligencia del Ejército a comandar la fuerza.

Además, Zannini fue un fuerte operador en la Justicia cuando Esteban Righi era procurador general de la Nación y también lo fue con Alejandra Gils Carbó que duró como procuradora hasta más allá de 2015. En la ex SIDE mantuvo aceitados vínculos con Fernando Pocino, que fue el director de Reunión Interior que rivalizaba con el espía más famoso, Jaime Stiuso. El juez federal Luis Rodríguez sobreseyó en mayo de 2015 a su segundo en Legal y Técnica, Carlos Liuzzi, por una causa de encubrimiento a favor de la financiera Propyme durante un allanamiento del juez federal Norberto Oyarbide. Liuzzi se hizo famoso en aquellos años por haber nombrado a 22 familiares y amigos en la Secretaría Legal y Técnica.

El futuro procurador del Tesoro nació en la ciudad cordobesa de Villa Nueva, el 27 de agosto de 1954. Se graduó como abogado en la Universidad Nacional de Córdoba. Hijo de padre albañil y madre ama de casa, simpatizante de Boca Juniors y aficionado al tenis. Solía quedarse hasta la madrugada con Néstor Kirchner hablando de política en Olivos. Zannini tiene cuatro hijos. Y dos de ellos con su segunda esposa, la actual, Patricia Alsúa. Comenzó a hacer política en los años 70, cuando militaba en Vanguardia Comunista, de extracción maoísta. En 1976, fue detenido por cuatro años en La Plata. Al ser liberado regresó a Córdoba y se recibió de abogado en 1981. En 1983, su amigo Roberto Arizmendi lo indujo a mudarse a Río Gallegos, y en 1984 conoció a Kirchner y a Cristina. Militó en la unidad básica Los Muchachos Peronistas en esa ciudad.

En 1987 Kirchner asumió la intendencia de Río Gallegos y lo designó secretario de Gobierno Municipal. En 1991, lo nombró ministro de Gobierno de Santa Cruz, y en 1999, Kirchner lo ungió presidente del Superior Tribunal de Justicia. Dentro del Gobierno, fue el inspirador de La Cámpora y de Unidos y Organizados. También mantuvo la relación estrecha con el ex CEO de Torneos Alejandro Burzaco, en los contratos para Fútbol para Todos; interactuó con el ex presidente de la AFA Julio Humberto Grondona, y fue el impulsor de los negocios de empresarios vinculados al kirchnerismo como Cristóbal López (Indalo) y Gerardo Ferreyra (Electroingeniería). Burzaco sigue en los EE. UU. a la espera de una sentencia por corrupción en el negocio del fútbol en el marco de los escándalos con la FIFA. Tanto Zannini, Cristóbal y Ferreyra estuvieron presos, pero recuperaron la libertad.

PATRICIA BULLRICH: “LO DE RUBINSTEIN FUE UNA PUÑALADA POR LA ESPALDA PARA OBTENER UN TROFEO” – PROGRAMA DEL 23 – 11 – 2019

UNAS CUANTAS VERDADES

Primera hora

https://ar.radiocut.fm/audiocut/1era-hora-unas-cuantas-verdades-en-cultura979-7580/

Segunda hora

https://radiocut.fm/audiocut/2da-hora-unas-cuantas-verdades-573/

___________________________________________________________________________

LOS MEJORES MOMENTOS

MARIANO OBARRIO, APERTURA DEL PROGRAMA

https://ar.radiocut.fm/audiocut/editorial-mariano-obarrio-en-cultura979-5331/

_______________________________________________________________

LUIS J. RAMOS, DE L. J. RAMOS BROKERS INMOBILIARIOS

https://ar.radiocut.fm/audiocut/luis-j-ramos-presidente-lj-ramos-brookers-inmobiliarios-en-cultura979/

_______________________________________________________________

CORNELIA SCHMIDT LIERMANN, DIPUTADA DE PRO

https://ar.radiocut.fm/audiocut/cornelia-schmid-liermann-diputada-del-pro-en-cultura979/

________________________________________________________________

PATRICIA BULLRICH, MINISTRA DE SEGURIDAD

https://ar.radiocut.fm/audiocut/patricia-bullrich-ministra-seguridad-en-cultura979-1/

___________________________________________________________________

MARCELO ELIZONDO, ANALISTA ECONÓMICO INTERNACIONAL

https://ar.radiocut.fm/audiocut/marcelo-elizondo-analista-economico-internacional-en-cultura979-1/