EL SERVICIO CÍVICO CAPACITÓ A 1200 JÓVENES DE 16 A 20 AÑOS EN SOLDADURA, MECÁNICA Y REFRIGERACIÓN

EL PROGRAMA QUE IMPULSÓ PATRICIA BULLRICH CON APOYO DE MACRI TUVO UN SORPRENDENTE IMPACTO SOCIAL. ALBERTO FERNÁNDEZ PODRÁ PROFUNDIZARLO Y PERFECCIONARLO. HUBO FORMACIÓN EN LIDERAZGO, CULTURA DE LA PAZ Y CIUDADANÍA

______________________________

Por Esperanza De la Paz

El gobierno de Mauricio Macri terminó su ciclo con una experiencia que podría ser rescatada por su sucesor, Alberto Fernández, aunque más no sea para poder exhibir continuidad en algunos programas que dieron buenos resultados y resulta necesario profundizarlos, y tal vez hasta perfeccionarlos, pero no rechazarlos: el Servicio Cívico Voluntario en Valores capacitó a 1200 jóvenes de entre 16 y 20 años en materias como liderazgo, cultura de la paz, construcción de ciudadanía y en oficios como soldadura, mecánica y refrigeración.

“Esta es una prueba piloto que esperamos puedan continuar quienes nos sucederán”, dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Casi todos ellos manifestaron haber adquirido algún conocimiento. El ejemplo de Enzo Abel Bombelli, de 17 años, fue conmovedor. En el acto de cierre en la sede de la Gendarmería en Campo de Mayo dijo sonriente y orgulloso que había aprendido todas las técnicas de la soldadura. La postal de familia a su lado era entrañable: era un día de fiesta para todos.

El programa fue dirigido por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y coordinado por Daniel Barberis. La ministra aseguró que concibió el plan cuando muchas familiares de delincuentes y víctimas le pedían en todo el país que hicieran algo por sus hijos. Convocó a su estado mayor en Seguridad y surgió una idea de enseñarles oficios y valores humanos. Bullrich aseguró que le dejará al futuro gobierno un informe sobre los resultados positivos y que Macri enviará al Congreso un proyecto de ley para instituir el SCVV por una norma permanente.

Las materias que se impartieron en esta prueba piloto fueron: promoción de la salud, primeros auxilios, orientación vocacional e inmersión al mundo educativo y laboral, liderazgo, trabajo en equipo, prevención y reducción de riesgos ante situaciones de desastres y catástrofes. Se desarrollaron también talleres de oficios: soldador, mecánica de motos y refrigeración y reparación de aires acondicionados, entre otros.

Enzo Abel Bombeli dijo a La Nueva República: “El año que viene quiero seguir en el Servicio  Cívico Voluntario”. Quizás aspire a aprender algun otro oficio además de la soldadura. Los cursos se desarrollan con la logística de la Gendarmería pero con capacitadores especializados civiles.

Las sedes de los cursos se dividen entre la Gendarmería y la Iglesia:

• Casa de Retiro Cura Brochero ubicada en la localidad de González Catán, provincia de Buenos Aires.

• Instituto de Capacitación Especializada “Cabo Juan Adolfo Romero” ubicado en localidad de Mercedes, provincia de Buenos Aires.

• Escuela de Suboficiales de Gendarmería Nacional “Cabo Raúl Remberto Cuello” ubicada en localidad de Jesús María, provincia de Córdoba.

• Agrupación XVII de Santiago del Estero y el Centro Educativo de Perfeccionamiento Específico Santiago del Estero ubicado en la provincia de Santiago del Estero.

• Escuadrón Nº 34 “Cabo Verón” y el Centro Educativo de Perfeccionamiento Específico Bariloche, ubicado en la provincia de Río Negro.

Cuando se les preguntó a los participantes sobre lo que aprendieron y lo que creen que será más útil para su futuro, surgieron definiciones como estas: “Ser soldador y tener un buen futuro” “El tema de orientación sé que me va a servir por si quiero ser empresaria, o hacer currículum” “Todo lo que tiene que ver con computación me sirve para el futuro” “El tema de liderazgo y trabajo en grupo”.

En Campo de Mayo los jóvenes recibieron sus diplomas y una mochila con la sigla del SCVV

Algunos familiares declararon: “Sí, noto que tiene más ganas de salir adelante, de aprender para que más adelante tenga en su vida algo bueno” “Sí, más responsabilidad. A mi hijo antes lo tenía que pechar de la cama y ahora los viernes solo está listo” “Sí, veo que tiene entusiasmo de lo que aprende, se relaciona más con la familia y ahora se preocupa más por seguir una carrera”.

Daniel Barberis, coordinador Nacional del SCVV, con la colaboración de Patricia Pérez, responsable del Comité Técnico del SCVV, articuló también la participación del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), del Ministerio de Educación, y con apoyo de un Comité Técnico compuesto por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR); la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF); el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), el Instituto Nacional de Juventud (INJUVE) y la Subsecretaría de Prevención y control de Enfermedades Comunicables, Dirección de SIDA, ETS, Hepatitis y TBC, Ministerio de Salud y Desarrollo Social de La Nación.

De los 1200 inscriptos, 849 jóvenes mantuvieron su participación. Hay 583 (69%) varones y 266 (31%) mujeres. El 58% son menores y el 42% mayores de edad. Sólo el 28% está escolarizado. El 62% de quienes participaron en el SCVV no trabajan ni estudian. En el acto de cierre en Campo de Mayo participaron también el presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, y el periodista Mariano Obarrio, que apoya todas las iniciativas de formación laboral de cualquier extracción política.

Eugenio Burzaco, Patricia Bullrich, Barberis, Pelegrina y Obarrio

También hicieron llegar sus adhesiones el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, y el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, que respaldan la iniciativa y al igual que Pelegrina se ofrecieron a colaborar en el futuro con capacitaciones en las especialidades propias de sus sectores.

Un informe final del Ministerio consignó que “la idea central era llegar a esos chicos de Argentina que no ven un horizonte muy claro, que por su situación socioeconómica y sociocultural ven muy lejana la idea de poder desarrollar sus habilidades y proyectarse insertándose en el mercado laboral de hoy”. Señaló que el programa logró fortalecer “su autoestima y los educa en el valor del esfuerzo, para que puedan visualizarse alejándose de la categorización que hoy los estigmatiza ‘ni estudia, ni trabaja’”.

Otro logro que consignó el Ministerio consistió en que el 60% de los jóvenes de la sede en Bariloche son de diferentes comunidades mapuches. “Este dato muestra desde otra perspectiva el proceso de integración e inclusión que propone esta experiencia educativa”, señaló el comunicado final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s