El nuevo relato de la exitosa abogada

El gobierno de la Doctora Default llegó al extremo de pedirle al juez Griesa que le ordene a su mediador Daniel Pollack que no diga que la Argentina entró en cesación de pagos porque eso es “ser parcial” y “influir en favor de los fondos Buitres”. Otra maravilla jurídica salida de las entrañas del pensamiento jurídico de Carlos Zannini. Por supuesto, Griesa negó el pedido de cambiar al mediador y lo confirmó en cinco minutos.
Lo más curioso es que el abogado Jonathan Blackman, del estudio jurídico que representa al país Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton objetó con aires de seriedad la declaración de Pollack que advertía que la Argentina el 1°de agosto estaba en default. Todo parece indicar que, con tal de cobrar honorarios suculentos, ese estudio está dispuesto a presentar cualquier escrito ante el juzgado sin importar que la Argentina y sus ciudadanos quedemos como la mona.
La Doctora debe pensar que Griesa le puede indicar a Pollack que denomine al “default” con otro nombre y que el mediador alegremente acatará ese pedido así como Orlando Barone construye sus razonamientos teóricos disparatados en 678.
O quizás la Doctora opina que Pollack se asemeja a un empleado fiel del Indek al que le ordenan cuánto debe dar el IPC NU, o el índice de desempleo, para que la Doctora se quede satisfecha. Es que la Doctora tuvo éxito en poner nombres alternativos a la inflación (reacomodamiento de precios) o a la desocupación (inclusión con planes sociales) y muchos otros.
Lo importante en el mundo K es siempre tener otro nombre para transformar la realidad y para producir el verdadero cambio. No hay como cambiar un nombre para cambiar la realidad. Si dominas los medios dominás el relato y cambias el mundo.
Esta manera de actuar podría desencadenar otros éxitos para el país. Por ejemplo, podríamos pedir a la FIFA que no diga que Argentina perdió contra Alemania, porque de incurrir en la ofensa de adjudicarle el título de campéon a la selección germana la federación internacional de fútbol estaría violando su deber de imparcialidad. Argentina no perdió con Alemania: empató 0 a 0. Luego hubo un gol de los alemanes pero en un momento ajeno al partido que no se puede considerar un triunfo. Obvio. Las reglas están para ser violadas, los fallos para ser incumplidos y la realidad para ser truchada. ¡Aprendan cipayos oligarcas!
Dilma Rousseff no debería haberse quejado a la Cancillería porque la Doctora llegó 37 minutos tarde a la reunion del Mercosur. Esa queja revela que Dilma es antiargentina y está en contra de la Doctora, quizás por celos… No está siendo parcial.
Un juez en el futuro no podrá nunca más dictar sentencia. Si el asesino es condenado, o el ladrón es juzgado, no podrá decir nunca que cometió homicidio o robo porque eso será cuestionado por demostrar una actitud parcial, tendenciosa y maliciosa. O en todo caso podrá buscarle otro nombre: el asesinato será defensa propia o el robo redistribución.
Hay que aprender del gobierno de China. Su presidente Xi Jinping es el nuevo amigo de la Argentina y por eso su calificadora de riesgo Dagong le bajó la nota a la Argentina de CC a D y dijo que la Argentina “incumplió con un pago a los tenedores de bonos violando la voluntad de ellos e inflingiéndoles una pérdida material”. Es posible que con esta calificación de default, ahora por parte de China, se caiga el acuerdo de Swap entre monedas firmado con Xi. Pero al menos China no lo llamó default y le puso otro nombre al fenómeno tal como pedía la Doctora. En chino, “default” se dice “chi-chan-pum” y se escribe 默认 . ¿Quién podría decir que no le cambiaron el nombre?

Tras el default, divisiones y pases de facturas

LA NACION, 3 de agosto de 2014

La caída en default desató una crisis interna de pases de factura en el gobierno de Cristina Kirchner. El jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, quedaron mal heridos y cerca de la renuncia, aunque la Presidenta decidió sostenerlos por ahora. En cambio, el ministro de Economía, Axel Kicillof , terminó de consagrarse como un virtual primer ministro, con poder real.

“Hoy Kicillof es el jefe del gobierno. Cristina es la jefa del Estado. A Capitanich lo exterminó. Fábrega quedó herido. Ahora, Kicillof le disputa el poder a Carlos Zannini. Pero hoy tiene más peso”, dijo a LA NACION una fuente que habita a metros del despacho presidencial.

El secretario legal y técnico, Carlos Zannini, nunca perderá su lugar de confidente y operador político principal de la Presidenta. Pero Kicillof lo iguala hoy en influencia.
Desde el lunes pasado, Capitanich, Fábrega y Zannini impulsaron el acuerdo para que los bancos locales de Adeba (Asociación de Bancos Argentinos) compraran la deuda impaga a los fondos buitre y así evitaran el default.
La operación fue abortada por Kicillof. El martes en Caracas, poco antes de la cumbre del Mercosur, convenció a la Presidenta de no convalidar lo que antes había autorizado. Cristina bajó el pulgar el miércoles y se desató la tormenta.
En el Gobierno aseguraron a LA NACION que Fábrega quiso renunciar ese miércoles. Las versiones difieren: una dice que funcionarios de segunda línea lo disuadieron; otra, que la propia Presidenta le rechazó la dimisión. El Banco Central aseguró: “Fábrega no renunció en toda la semana y no negoció nada”.
Sus amigos aclaran que Fábrega “sólo hizo una gestión que le pidieron Capitanich y Zannini de juntar a cuatro o cinco banqueros”. Fábrega seguirá al frente del BCRA, aunque no se descarta que si la crisis se agrava pueda dejar el cargo.
También hubo versiones de renuncia de Capitanich. Pero la Presidenta lo sostiene. En octubre podría retomar el gobierno de Chaco para apuntalar el PJ en esa provincia, amenazado por UNEN, con miras a las elecciones de 2015.
Según pudo saber LA NACION, Kicillof no quiere que Fábrega ni Capitanich dejen sus sillones. Pero los desgasta y les atribuye la autoría intelectual del plan para que los bancos compren la deuda de 1500 millones de dólares a los fondos NML Elliott y Aurelius.
Sus allegados exculpan a Zannini y lo rescatan como “sólo un mensajero” entre Capitanich y la Presidenta. Zannini es hombre de Cristina; no lo pueden culpar. En la Casa Rosada, en cambio, aseguran que Zannini apoyó ese acuerdo, con el visto bueno de Cristina.
El principal argumento de Kicillof para tumbar el acuerdo era que los banqueros, y especialmente el presidente de Adeba, Jorge Brito (Macro), querían “convertirse en los salvadores de la patria y hacerlo con una estafa con los depósitos de los ahorristas”. Ambos elementos enfurecieron a la mandataria. El alto perfil de esa operación en los medios terminó de decidirla a desactivar la movida. “Los medios ponían a Brito como un prócer. Eso la irritó más todavía”, comentaron en Balcarce 50. Además, la Presidenta sospechó varias veces que Brito encabezó “golpes de mercado”.
Kicillof convenció a Cristina y a Zannini en Caracas. Luego viajó a Nueva York para gestionar el miércoles el último intento de acuerdo con los holdouts y con el mediador Daniel Pollack, dispuesto por el juez Thomas Griesa. No hubo acuerdo y sobrevino el default.

“Estaba todo arreglado con los bancos. Pero hubo una decisión de ir al default. Zannini había dado el visto bueno con guiño de Crisitina y por eso se hizo la reunión con banqueros en Puerto Madero. Cuando Kicillof disuadió a Cristina, Zannini no tuvo más remedio que acatar a ambos”, dicen en la Casa Rosada.

Kicillof, en cambio, está dispuesto a avalar la compra de la misma deuda por parte de bancos internacionales, como Citibank, JP Morgan y HSBC. Es una de las apuestas para el futuro. La otra es que Griesa destrabe los depósitos de 539 millones de dólares que el Gobierno hizo a los bonistas y que el juez congeló hasta que no se cumpla el fallo que ordena pagar los 1500 millones de dólares a NML y a Aurelius.
Si no prosperan estas alternativas, el Gobierno esperará a enero para un acuerdo con los “buitres”.
Fortalecido, Kicillof podría avanzar posiciones en el gabinete en el futuro, reemplazar a Capitanich o poner gente en el BCRA. Incluso, el líder piquetero Luis D’Elía lo lanzó como candidato a presidente para 2015. En Balcarce 50 lo miden.

“Cristina vapuleó a Capitanich y a Fábrega, los desautorizó, ensalzó a Kicillof, pero a aquéllos los necesita: son demasiado útiles como para desprenderse de ellos. Además no hay otros”, explicó una fuente oficial en medio de la tensión.

Del lado de Capitanich, en lo ideológico, quedaron otros ministros como Florencio Randazzo (Interior y Transportes), Julio De Vido (Planificación Federal) y Débora Giorgi (Industria). Éstos temen las consecuencias del default sobre los créditos, las inversiones ferroviarias, las obras y la actividad industrial, el consumo y el empleo. Además, muchos sienten que Kicillof avanza sobre sus áreas, pero no plantearán en público sus ideas.
Ahora, otra apuesta del Gobierno será reforzar su capital político con la construcción del enemigo externo para cohesionar el consenso interno de los sectores medios -dicen que Cristina creció en las encuestas- y justificar cualquier retroceso económico futuro con Griesa como chivo expiatorio.

NOMBRES Y ROLES DE UNA SEMANA AGITADA
El default dejó ganadores y perdedores luego de un frustrado acuerdo

Axel Kicillof
Ministro de Economía
Se consolidó como el hombre fuerte del gobierno de Cristina Kirchner y disputa poder con Zannini. El martes antes de la cumbre del Mercosur en Caracas convenció a la Presidenta de no avanzar en el acuerdo entre privados para comprar la deuda porque era “una estafa con depósitos de los ahorristas”

Juan Carlos Fábrega
Presidente del BCRA
Sus allegados aseguran que Capitanich y Zannini le pidieron una gestión para reunir a banqueros locales y buscar una salida para comprar la deuda de los fondos buitre. Pero Kicillof le atribuye la autoría intelectual de la operación. Se habló de su renuncia, pero su entorno la desmiente

Carlos Zannini
Secretario Legal y Técnico
El hombre de mayor confianza de la Presidenta dio el visto bueno a Capitanich y Fábrega para ir a un acuerdo con los bancos, con el guiño presidencial. Pero luego Kicillof disuadió a Cristina y el secretario legal acató esta última decisión. Ahora cerca de Kicillof lo rescatan y dicen que “sólo fue un mensajero”

Jorge Capitanich
Jefe de Gabinete
Se reunió con banqueros de Adeba para gestionar un acuerdo con los fondos buitre. Fábrega le acercó a los hombres del sector financiero, pero luego fueron desautorizados por Kicillof y la Presidenta. También hay versiones sobre su renuncia. La Presidenta lo sostiene. En octubre podría volver a Chaco

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades todos los sábados de 9 a 11 por radio El Mundo AM1070 o haciendo click aquí.

20140803-114617-42377236.jpg

Programa emitido el sábado 2 de agosto de 2014

Holdouts y default motivos e intereses de las partes. Elecciones 2015, UNEN y PRO. Refinanciación de las deudas. Recesión y crisis. Falta de control de empresas privatizadas. La sucesivo de Grondona y el futuro de Fútbol para Todos.

HACÉ CLICK EN LOS TÍTULOS PARA ESCUCHAR LOS AUDIOS 

Apertura. Mariano Obarrio. 
La causa de los Holdouts y el default. Los motivos del Gobierno detrás de su estrategia.

WP_20140802_039

 

Entrevista a Elisa Carrió, Diputada Nacional. 

20140802-093220-34340802.jpg La Malvinización de los holdouts; el salto al vacío como causa patriótica. La oferta de Brito y el acuerdo gestado por Capitanich a expensas de los ahorristas. UNEN los motivos por los que no viajó a Tucumán. La relación con PRO. La crisis económica. Elecciones 2015, baja de impuestos y panameridanismo.

“El ex presidente Kirchner era un hombre que paraba […] Cristina no sabe parar”

“Galtieri quería la guerra, Cristina quiere la guerra”

“Yo propongo una alianza más amplia […] no hay que hacer caso a las palabras sino a los hechos”

Editorial de José Antonio Díaz y Mariano Obarrio.  
Holdouts, intereses del Gobierno, los bancos nacionales y los bancos extranjeros.

WP_20140802_049

“El gobierno necesita un chivo expiatorio”

Entrevista a José Manuel de la Sota, Gobernador de la provincia de Córdoba. 

20140802-101058-36658267.jpg Explosión en el gasoducto de TGN. Exclusión de Córdoba de la refinanciación de las deudas por parte del Gobierno nacional. Elecciones 2015, alianzas y candidaturas.

 “Como no tengo manera de comunicarme- con el Gobierno Nacional- apelé al Twitter de la Presidenta…”

“La economía argentina peor no puede estar […] pero esto no se debe a los buitres como el gobierno va a pretender decir”

 

Deportes Gerardo Puig 
La sucesión de Grondona en la AFA . ¿Qué pasará con Fútbol para Todos?

20140802-103101-37861277.jpg

 

Entrevista a Eduardo Duhalde, ex Presidente de la Nación.

20140802-105817-39497017.jpgHoldouts, la propuesta de ADEBA y  Brito (Macro) para re comprar la deuda. Elecciones 2015 y los candidatos justicialistas.  Massa- Scioli La alianza PRO-UNEN. ¿Respaldo a Macri?

“No podemos discutir que estamos haciendo las cosas mal -el PJ- y que las hemos hecho mal en otras oportunidades”

“Yo creo que es una postura inteligente la de Carrió” (en relación al acuerdo PRO-UNEN)

“A mi me preguntaron si-Scioli- conducía, yo dije que no”

 

Cierre Mariano Obarrio y José Antonio Díaz.
La desactivación del acuerdo con China. Falta de dólares y desfinanciación. El futuro de Fábrega y Capitanich.

WP_20140802_051La calificadora China le bajó la nota a la Argentina.

 

Escuchá Unas Cuantas Verdades todos los sábados de 9 a 11 en Radio El Mundo AM1070  o haciendo click acá

Los “defoles” que antecedieron al default

El default de la Doctora tiene precedentes. No podemos darnos por sorprendidos. En realidad, este default es por incumplimiento de un fallo judicial de EE:UU. Como es la Madre Patria hace más ruido. Pero la Doctora tiene experiencia en defaultear fallos judiciales, por los cuales ninguna calificadora internacional le colgaba hasta ahora el cartel de default. Veamos:
1- La Doctora y su fallecido esposo incumplieron el fallo de la Corte Suprema que ordenaba reponer en funciones al procurador general de Santa Cruz Eduardo Sosa que había sido echado por los K en su terruño. La mandataria está en default con su Lugar en el Mundo. Pero ni la provincia, ni la Patria ni Dios se lo demandaron.
2- La Doctora y su fallecido esposo incumplieron el fallo de la Corte Suprema de 2008 que ordena sanear el Riachuelo. Pero más allá de ampulosos anuncios inconducentes la Señora sigue en default con los vencinos de la cuenca.
3- La Doctora nunca escuchó el fallo de la Corte Suprema que ordenó pagarle el 82% móvil a los jubilados. Por eso ahora la Presidenta cae en default dos veces por año, desde hace varios, cada vez que anuncia la actualización de los haberes según variables que no dictaminó la Justicia. En este caso, está en default con los jubilados porque incumple el fallo mientras utiliza sus recursos para netbooks, viviendas del plan Procrear, créditos a empresas, y asignaciones universales por hijo, todos programas que deberían financiarse con recursos del Tesoro y no con los aportes de los jubilados.
¿Cómo no prever que nuevamente iba a incumplir un fallo judicial mientras blande discursos épicos y patrioteros luego de haberse autoimpuesto todo tipo de cerrojos a cualquier salida razonable con la deuda histórica? En realidad, la Doctora está en default con la ley y con la Justicia por definición.

Las mentiras de la Doctora metieron al país en un laberinto

Seguramente, si Axel Kicillof logra un stay o una garantía con el juez Griesa, el Gobierno celebrará un acuerdo con los fondos buitres como si fuera la Copa Mundial de Futbol porque habrá evitado el default a último momento. Dirán que es otro triunfo de Cristina y harán alarde de haber vencido a los buitres de afuera y de adentro, a los especuladores, y a todo el maléfico sistema financiero internacional. Evitarán así,  señalar que ellos mismos, o al menos la Doctora y su gobierno, nos habían encerrado, entrampado en este conflicto de manera inncesesaria, por inoperancia, demagogia, corrupción y falta de profesionalismo.

La propia Doctora dijo ayer ante el Mercosur, lo más campante, que ella le pondría a su próximo perro macho el nombre de RUFO en un irónico homenaje a la cláusula que la tiene a maltraer a la Argentina.

Pero al mismo tiempo recordó que ella misma había respaldado la imposición de esa cláusula en los contratos con los bonistas para incentivarlos a ingresar en el los canjes 2005 y 2010. Así se les demostraba que nunca el Estado iba a hacer mejores ofertas que la de una quita del 65%.
Ahora, la Doctora y los suyos se lamentan de tener que respetar la cláusula RUFO porque un juez ordenó pagar el 100% de la vieja deuda a los fondos NML Elliott y a Aurelius. ¿No era mejor pensar antes si convenía la inclusión de la cláusula RUFO o la Doctora ya estaba pensando en su perro RUFO? ¿Le estaba metiendo el perro a la Argentina y los gobiernos siguientes lo sufrirían?
La Doctora también dijo ante el Mercosur que los buitres pueden entrar al canje, o sea cobrar sus bonos con quita del 65%, y encima ganar el 300% en dólares. Pero lo que no les contó a los presidentes que la escuchaban en Caracas es que ella misma como legisladora en 2005, junto con su esposo como presidente, habían impulsado y sancionado la Ley Cerrojo, que impediría en el futuro a ingresar a todos los que se quedaban afuera del canje. Era otro incentivo. O entran o se quedan afuera para siempre y cerramos todo con un cerrojo. Y tiramos la llave. Como sólo obtuvo el 76% de adhesión, la Ley Cerrojo fue suspendida en 2010 para que ingresara un 17 por ciento más, hasta completar el 93%. Y ahí sí: el Gobierno salió a venderle humo a la sociedad diciendo que había resuelto para siempre el problema de la deuda. Fue el relato del Desendeudamiento. Y arrojó la llave al mar.
Paralelamente, en las tribunas y en los actos institucionales la Doctora decía

“no vamos a pagarle nunca más a los buitres”, ni siquiera un dólar.

Mientras que por otra parte aseguraba que la Argentina crecía a tasas chinas y anunciaba records de recaudación, gastos desmedidos para su militancia, el Estado y sus empresas como Aerolíneas contrataban personal de La Cámpora, y todo en la Argentina era una fiesta. Como era de esperar, el juez Griesa, los buitres y luego la Cámara de Apelaciónes de NY, tomaron esta actitud como la de un gobierno que manifestaba una falta total de voluntad de pago, pero que era solvente por sus propias confesiones públicas, que se pasaba de vivo, y fue así como embocaron a la Argentina.
Si la Doctora no hubiera usado políticamente el desendeudamiento, hubiera recurrido a la prudencia y hubiera manifestado desde el origen la voluntad de pago a los buitres en las mismas condiciones que los que habian entrado al canje, o algo peores tal vez, la justicia norteamericana hubiera considerado que la Argentina era un país con voluntad de pago y que debía pagar conforme a sus posibilidades de país pobre y en emergencia luego de la famosa crisis de 2001. Sin embargo, éramos mejores que Canadá y Australia. Quizás el juez hubiera dictaminado un pago en las mismas condiciones que a los bonistas reestructurados. Pero de haber sido así,  la Doctora hubiera perdido la oportunidad de mojarle la oreja a los Buitres, a los EE. UU. a los jueces y a todos los Enemigos de la Patria.
Otra trampa en la que cayó el gobierno -otro incentivo más- fue el del Cupón PBI. Mediante ese instrumento, la Argentina pagó y compensó mucho de lo que por otro lado quitaba. Luego al truchar los números del Indec, Argentina pagó en 2008 unos 2200 millones de dólares de más porque en realidad no había crecido por encima del piso del 3,25% del PBI que disparaba el pago del cupón. Pero había que decir que el modelo era exitoso, que estaba blindado a los avatares del mundo, y que por eso pagábamos. Ese cupon nos salió más caro que los 1500 millones ordena pagar Griesa. Y lo pagamos. ¿Fue impericia, negligencia o corrupción? Lo cierto es que muchos hoy vendepatrias dijeron todo esto durante todo este tiempo, lo denunciaron, y la Doctora los trataba como si estuvieran en contra del éxito argentino mientras ella misma se metía en este laberinto y se encerraba con su propio cerrojo. Ahora si el juez Griesa acepta el stay, o liberar los fondos, algo que sería sensato, Cristina saldrá a decir que todos esos que la criticaron siempre no entienden nada y que ella es la única que garantiza defender los intereses de la Patria.

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades, radio El Mundo AM 1070, o haciendo click aquí.

“Se fue a NY pero no podemos decirlo”

La Nación, miércoles 30 de julio de 2014
CARACAS (De un enviado especial).- El ministro de Economía, Axel Kicillof, dejó sorpresivamente esta ciudad ayer al mediodía y viajó a Nueva York para sumarse a los enviados de su cartera que negociaban con Daniel Pollack, el mediador del juez Thomas Griesa. En la comitiva argentina había hermetismo y optimismo sobre una posible salida del conflicto con los fondos buitre antes de que la Argentina caiga en default.

“Kicillof dejó el hotel antes del mediodía y viajó más al Norte”, confió a LA NACION una fuente cercana a la Presidenta. El “Norte” hacía referencia a los Estados Unidos.”Hubo señales positivas para un reinstalar el stay”, comentó escuetamente.

Todo era silencio en la delegación argentina.
El razonamiento que se hacía era que la propia partida de Kicillof era una señal de avances positivos. “Si hay definiciones, tienen que ser buenas; si no, el ministro no hubiera viajado. Viaja para cerrar un acuerdo, porque para que fracase deja a los enviados allí y no viaja”, confió aquí una fuente argentina.

El Gobierno reclama que Griesa restablezca el stay (medida cautelar) para suspender el fallo del juez que dispuso pagarles a los fondos NML Elliott y Aurelius 1500 millones de dólares. La Argentina pide no acordar una forma de pago hasta diciembre, cuando vence la cláusula RUFO (rights upon future offers).
Si lo hiciera antes, esa cláusula habilitaría a los bonistas de 2005 y 2010 a reclamar igual pago que a los buitres y se abrirían juicios por 120.000 millones de dólares, según Cristina.
Griesa bloqueó el pago de la Argentina de un vencimiento del 30 de junio de US$ 1100 millones a los bonistas hasta que el país cumpla con los holdouts. Como hoy se cumple el plazo de gracia, la Argentina entraría en default, a menos que haya antes un acuerdo.

Cuando terminó la cumbre, sorprendió a los periodistas la ausencia de Kicillof.

“Se fugó de acá. Se fue a Nueva York, pero no podemos decirlo”, dijo un funcionario.

A las 19, hora de la Argentina, Kicillof había llegado a Nueva York y entraba en las oficinas de Pollack. El ministro había llegado a Caracas anteanoche para participar de la 46a. Cumbre de Presidentes del Mercosur, junto con Cristina Kirchner. En el Tango 01 también viajaban los secretarios de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro. Los esperaban el canciller, Héctor Timerman; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Comercio, Augusto Costa, y los embajadores ante el Mercosur, Juan Manuel Abal Medina; en Brasil, Luis Kreckler, y en Venezuela, Carlos Cheppi.
Durante esas horas, Kicillof mantuvo desde el elegante hotel Tamanaco, donde se alojó la Presidenta, un permanente contacto con los enviados argentinos a Nueva York: la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona; el secretario de Finanzas, Pablo López, y el secretario legal y administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea. Cuando éstos definieron el cuarto intermedio con Pollack, lo hicieron a la espera de Kicillof y con el ministro en viaje.
Luego de analizar los pormenores de la Presidenta, que ayer obtuvo el fuerte respaldo del Mercosur, Kicillof viajó a Nueva York. Cristina Kirchner no dijo nada en su discurso en la cumbre acerca del viaje del ministro ni de las negociaciones.
Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades, radio El Mundo AM 1070 o haciendo click aquí

 

Para Cristina, Griesa “no es Juez”

La Nación, miércoles 30 de julio de 2014

CARACAS (De un enviado especial).- Luego de obtener un rotundo respaldo del Mercosur en su conflicto con los fondos buitre en la 46a. cumbre de presidentes del bloque celebrada aquí, Cristina Kirchner agradeció ayer el apoyo de sus pares. Anticipó que seguirá “pagando religiosamente” los vencimientos a los bonistas de 2005 y 2010, aunque el juez de Nueva York congele esos depósitos en los bancos, y criticó al magistrado por no respetar “la igualdad ante la ley”, ante lo cual “no se es juez”.
La mandataria no reveló en su discurso que el ministro de Economía, Axel Kicillof, había viajado al mediodía a Nueva York para sumarse a los enviados de la cartera económica que negociaban con Daniel Pollack, el mediador de Griesa, y con los fondos buitre, cuando faltaban horas para vencer el plazo para entrar en default.
El dato quedó bien guardado. Por esas horas, en la comitiva crecía el optimismo respecto de un posible acuerdo de último momento que evitara el default.

“Yo creo que lo que intentan decirnos al agitar el default no tiene sentido. Default es cuando uno no paga, y la Argentina pagó”,

dijo la Presidenta. Cristina Kirchner exige que Griesa reponga el stay (medida cautelar) que suspendería el fallo del juez que ordenó pagarles a los fondos NML Elliott y Aurelius 1500 millones de dólares.
La Argentina pide no acordar una forma de pago hasta diciembre, cuando vence la cláusula RUFO (rights upon future offers). Si lo hiciera antes, la RUFO habilitaría a los bonistas de 2005 y 2010 a igualar su contrato con el de los buitres y se abrirían juicios por 120.000 millones de dólares, estima el Gobierno.
MOMENTO DE DISTENSIÓN

“Le dije a un amigo mío que al próximo perro macho que tenga le voy a poner «Rufo», porque me gusta el nombre”, dijo Cristina, con tono burlón, luego de explicarles la cláusula a los presidentes de la cumbre regional.

No obstante, admitió que esa cláusula fue un incentivo puesto por su gobierno en el canje de 2005 para aumentar la adhesión de bonistas a la reestructuración.
Griesa bloqueó el pago de la Argentina de un vencimiento del 30 de junio de 1100 millones de dólares a los bonistas hasta que el país cumpla con los holdouts. Si hoy no hay acuerdo con los buitres, hoy expiraría el plazo de gracia y la Argentina entraría en default.
Por eso, la Presidenta anunció que “seguirá pagando” para no admitir el default y atacó severamente a Griesa. Dijo que su gobierno “pagó religiosamente todos los vencimientos” y que “la Argentina reafirma, una vez más, su decisión y sus acciones, que van a estar encaminadas a dar pago al 100% de sus acreedores”.
Con ello adelantó que pagará los vencimientos hasta diciembre, aunque el juez inmovilice los depósitos en los bancos pagadores Bank of New York, Citibank, JP Morgan y Euroclear. Y reclamó al magistrado que destrabe esos depósitos. Fue entonces cuando atacó a Griesa y dijo que “no se es juez” si no respeta “la igualdad ante la ley” y no se resuelve mediante “el derecho igualitario” y sin “una figura legal jurídica”. Añadió: “¿Cómo se llama el proceso jurídico donde un juez autoriza a pagar a unos sí y a otros no?”, se preguntó.

“Autorizó a un banco norteamericano a pagar, al Citibank, no así al Euroclear, al Eurobank o al Banco de Nueva York”, acusó Cristina.

En un discurso de 30 minutos, la Presidenta también agradeció “profundamente” la “solidaridad de todos los integrantes del Mercosur ante la agresión de los fondos buitre”. E invitó nuevamente a los holdouts a sumarse al canje de 2005 y 2010, con lo cual “ganarían el 300% en dólares”.
Lo que no dijo Cristina es que tras aquellos canjes su gobierno sancionó la ley cerrojo, que impidió a los holdouts ingresar en la reestructuración y dijo que quedarían afuera para siempre. Eso fue considerado por Griesa y la Cámara de Apelaciones de Nueva York como una falta de voluntad de pago y falló a favor de los buitres. Ahora la Presidenta implora que ingresen al canje..

 

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades, radio El Mundo AM 1070 o haciendo click aquí

 

El rincón donde podés escuchar nuestro programa de radio e informarte