Con el Congreso vacío sólo Boudou despidió al presidente chino

La Nación, domingo 20 de julio

El presidente de China fue recibido por Boudou y dijo que fue una visita histórica

xijinpingLuego de haber firmado anteayer 20 convenios con la presidenta Cristina Kirchner, su par de China, Xi Jinping, fue recibido ayer en el Congreso por el vicepresidente Amado Boudou, y destacó que “ambos países se encuentran en un punto de partida histórico”, pese a que el oficialismo no logró reunir a la Asamblea Legislativa para homenajearlo, por falta de quórum.
Como visita de Estado correspondía, de acuerdo con las normas de diplomacia internacional, que Xi hablara ante la asamblea compuesta por todos los senadores y los diputados. El visitante dijo que vino “en visita de Estado para abrir nuevos horizontes”.
Pero la asamblea no pudo congregarse: la mayoría de los legisladores había comenzado sus vacaciones de invierno o había viajado a sus provincias por el fin de semana.
Así las cosas, el mandatario chino sólo pronunció su discurso en el Salón Delia Parodi de la Cámara de Diputados. Lo recibieron Boudou, el presidente de ese cuerpo, Julián Domínguez, y un grupo de diputados y senadores de la comisión bicameral de amistad con China.
La presidenta Kirchner había considerado la “asociación estratégica integral” firmada anteayer como “una política de Estado”, pese a que no la consultó con los partidos políticos de la oposición.
La mandataria y Xi Jinping suscribieron anteayer en la Casa Rosada préstamos chinos por 7500 millones de dólares y tecnología de ese país para represas hidroeléctricas y renovación ferroviaria.
Además, presentaron un intercambio de monedas o swap por US$ 11.000 millones entre ambos bancos centrales para prevenir crisis financieras especulativas y para mejorar el comercio bilateral.
Luego de firmar el libro de visitas ilustres en el Salón Azul del Senado, Xi se manifestó “dispuesto a hacer más esfuerzos para permitir el ingreso [en su país] de más productos argentinos”. Y estimó esa suba en US$ 10.000 millones.
Por la tarde, en la Cancillería se celebró la primera reunión del Diálogo Estratégico para la Cooperación Económica entre la Argentina y China, compuesto por los gabinetes de ministros de ambos países. Participaron todos los ministros y principales secretarios de Estado y directores de empresas estatales de ambos países. El ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que las dos naciones “están viviendo la etapa de mayor crecimiento de toda la historia del comercio bilateral y deben continuar trabajando para fortalecer este vínculo”.

“Hemos acordado condiciones financieras muy convenientes para el desarrollo de obras de infraestructura indispensables”, subrayó.

Los créditos de bancos chinos por US$ 4714 millones para las represas Cepernic y Kirchner y los US$ 2100 millones para el Ferrocarril Belgrano Cargas serán a 15 años con cinco y medio de gracia, a una tasa de 3,5 más Libor, un 4,75 en total.
Una parte de esos recursos serán para comprar equipamiento, turbinas y vagones chinos.
“Las represas generarán más de 5000 puestos de trabajo”, destacó el ministro Kicillof.
En el Congreso, Xi Jinping había recibido un combo de regalos. Boudou le obsequió una camiseta de la selección argentina de fútbol con el número 10 y su nombre. El mandatario celebró el subcampeonato en la Copa Mundial de Brasil y dijo que

“se podrá mejorar el fútbol en China con ayuda de ustedes”.

El vicepresidente completó su agasajo con una bandeja, un mate y el libro Néstor por Todos.
En tanto, Julián Domínguez le dio un bandoneón y dos libros: el Martín Fierro y otro con fotografías de la Argentina. Xi Jinping los retribuyó con una vasija de porcelana.
Domínguez aseguró que la relación bilateral “se encuentra en su mejor momento histórico”.
Boudou, que presidió una vez más un acto público tras haber sido procesado por el caso Ciccone, señaló que “en sólo diez años hemos logrado convertir esta asociación estratégica en una asociación estratégica integral” y agradeció “el acompañamiento de la República Popular China en el tema Malvinas”.
Entre las actividades de su agenda, el presidente chino rindió ayer un homenaje al general José de San Martín, acompañado por el canciller Héctor Timerman, en la plaza que lleva el nombre del prócer en el barrio de Retiro.
Tras su visita al Congreso, Domínguez invitó a Xi Jinping a comer un asado criollo en Luján, en la estancia La República, propiedad del ex banquero Raúl Moneta.
En tanto, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, le entregó las llaves de la ciudad al visitante, quien elogió Buenos Aires “porque es una ciudad próspera”. Macri dijo que “hay mucho para construir”..

Leé otras notas de Mariano Obarrio en La Nación

20140719-095820-35900316.jpg

Programa emitido el 19 de julio

Holdouts y default, amenaza y coqueteo. La restitución de Campagnoli. Retenciones y presión sobre  el campo. Acuerdos “chinos”, el nuevo alineamiento.  Misterios detrás del atentado al avión de Malaysia.

Escuchá los audios de Unas Cuantas Verdades haciendo click en los títulos o entrando en:  yourlisten.com

Apertura: Editorial de  Mariano Obarrio 

José Antonio Diaz y Mariano Obarrio: China, Rusia y el nuevo alineamiento 

Presidentes3

Entrevista a Ignacio Irigaray, abogado de Campagnoli: el futuro del fiscal

“… era un mensaje […],  era cuestión de que todos los demás fiscales se dieran cuenta de que era por Baez”

campagnoli

Entrevista a José Luis Etchevehere, Presidente de la Sociedad Rural Argentina.

“El gobierno ya es parte del pasado”

etchevehere

Entrevista a Guillermo Nielsen, ex negociador de la deuda

“Nos tenemos que olvidar de los holdouts porque tenemos del otro lado el sistema judicial estadounidense”

nielsen

Mariano Obarrio y José Antonio Diaz: Rusia, Ucrania y la caída del avión de Malaysia. 

mariano-19-7-14
Escuchá Unas Cuantas Verdades todos los  sábados de 9 a 11 en radio El Mundo AM 1070

Cristina y Xi Jinping acordaron inversiones por US$ 7500 millones

La Nación, sábado 19 de julio

La presidenta Cristina Kirchner firmó ayer con su par de China, Xi Jinping, veinte convenios que implicarán inversiones chinas por US$ 7500 millones en represas hidroeléctricas y en infraestructura ferroviaria en nuestro país. Además, suscribieron una operación de pase de monedas o swap entre el Banco Popular Chino y el Banco Central de la República Argentina, de US$ 11.000 millones, dirigido a fortalecer el nivel de reservas del BCRA y promover el intercambio comercial bilateral.
Además, el gobierno de China construirá, financiará y dará equipamiento para el proyecto de la cuarta central nuclear eléctrica en el país, Atucha III, de 700 megavatios, de agua pesada y uranio natural.
Uno de los acuerdos estipula que el banco chino ICBC financiará con US$ 4714 millones la construcción de las represas hidroeléctricas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, en la provincia de Santa Cruz. El país asiático invertirá, además, US$ 2099 millones para renovar el Ferrocarril Belgrano Cargas, con una contraparte de US$ 370 millones del Tesoro nacional.
El gobierno de Xi Jinping se comprometió a financiar la compra de 11 barcos para dragado por US$ 423 millones en una primera etapa.
Los dos mandatarios firmaron una declaración conjunta para establecer una “asociación estratégica integral”, que eleva la jerarquía de la relación bilateral y comercial.
Con el acto de ayer, la Presidenta terminó una semana en la que concretó un apreciable giro en su política exterior. Hizo fuertes gestos y discursos de distanciamiento al polo geopolítico que lideran los Estados Unidos y la Unión Europea, en medio del conflicto abierto por la deuda con los fondos buitre y la justicia norteamericana.
En cambio, expresó un fuerte acercamiento a Rusia, cuyo presidente, Vladimir Putin, visitó la Argentina el sábado pasado, y manifestó su alineamiento al Grupo Brics, al asistir el miércoles a una cumbre de ese bloque en Brasilia. La visita de Xi Jinping se produce en medio del acercamiento de Rusia y China.
En su discurso, Cristina Kirchner envió también ayer un mensaje a Washington. “Es hora de valorar la magnífica oportunidad que tenemos en este mundo que vuelve a ser multipolar”, dijo, al encabezar la comida de agasajo a Xi Jinping, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.
“El surgimiento de economías como la de China permite alternativas frente a un mundo que se creía agotado”, añadió la mandataria. Y pronosticó que “en poco tiempo China se convertirá en la primera economía del mundo”.
Entre tantas muestras de sintonía, la Presidenta le regaló dos caballos a Xi Jinping. “Le regalamos para su esposa un caballo de silla. Sabemos que a ambos les gusta cabalgar y, a usted, un típico caballo de polo argentino, ambos son reproductores, sementales y están en perfectas condiciones para cabalgar”, le dijo.
Antes de brindar, ella recordó que “este año es el año del caballo de madera en China” y le confesó que, en el Horóscopo Chino, su hija Florencia Kirchner “es caballo”. Risueña, agregó: “Yo soy serpiente, [Néstor] Kirchner era tigre y mi hijo Máximo es dragón”.

“Mire, usted, la pléyade de animales que tiene la familia y qué importantes, diferentes y complementarios somos”,

comentó.

Las represas hidroeléctricas Kirchner-Cepernic, que se ubicarán sobre el río Santa Cruz, estarán a cargo de un consorcio binacional liderado por la constructora Electroingeniería, de Gerardo Ferreyra, un empresario allegado al secretario legal y técnico, Carlos Zannini.
En esa licitación participó Austral Construcciones, del kirchnerista Lázaro Báez, pero se retiró tras un escándalo por supuesto lavado de dinero.
Las inversiones chinas actuales no tienen vinculación con las que se anunciaron en 2004 cuando visitó el país el ex presidente Hu Jintao. En aquella oportunidad, el Gobierno anunció la llegada de 20.000 millones de dólares de empresas que el gobierno chino no reconoció.
La renovación del Belgrano Cargas consistirá en 1500 kilómetros de vías nuevas, 100 locomotoras, 3000 vagones, y la reconstrucción de 2000 vagones en talleres nacionales, con insumos chinos.
Otros acuerdos firmados fueron de cooperación entre la Comisión de Comunicaciones y su par china, un proyecto de acceso de banda ancha nacional, colaboración entre YPF y la Corporación del Banco de Desarrollo de China y un compromiso entre Entre Ríos y la Corporación Estatal China para proyectos de riego y la construcción de tubos de presión de agua pesada, entre otros.

Leé otras notas de Mariano Obarrio en La Nación

20140719-095820-35900316.jpg

La Presidenta dijo que pagará las deudas, pero advirtió sobre un default

La Nación, jueves 17 de julio 

BRASILIA.- La presidenta Cristina Kirchner aprovechó ayer su intervención en la cumbre conjunta del grupo Brics y la Unasur para advertir que, si bien no dejará de pagar sus deudas, la Argentina podría entrar en un default no deseado por culpa de los fondos buitre y de la justicia de Estados Unidos.brics-unasur
Además, endureció su posición en la negociación con los holdouts al insistir en “invitarlos a que entren al canje”, con una quita de 65% de la deuda, con lo cual, según dijo, “ganarían el 300% desde 2008”.
En esta ciudad, la Presidenta blandió la idea (que circula dentro del Gobierno) de que el 30 de julio podría haber un default técnico, cuando venza el plazo de gracia para pagarles a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010. Pero aclaró que no se llegará a esta situación porque su gobierno les haya dejado de pagar, algo que hizo en el primer vencimiento el 30 de junio pasado, sino por culpa de los holdouts.
“Se deberán hacer responsables los que no les dejan percibir su dinero a los legítimos tenedores”, advirtió la Presidenta ante 15 mandatarios de la Unasur y del grupo Brics (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica). Se refería a los fondos NML Capital y Aurelius, y al juez federal de Nueva York Thomas Griesa, que dispuso pagarles a los fondos buitre los 1330 millones de dólares que reclamaban, es decir, el 100% de su valor nominal, sin quita alguna.
Esta advertencia provocó ayer incertidumbre en los mercados, lo que derivó en una baja de los títulos y bonos argentinos.
“Es importante también aclarar que la Argentina, pese a las amenazas, pese a lo que hoy se considera prácticamente un chantaje por parte de estos sectores, ha pagado su deuda”, afirmo Cristina Kirchner.
La Presidenta estuvo acompañada por sus ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi; el canciller, Héctor Timerman; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; su vocero Alfredo Scoccimarro; el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y el embajador argentino en Brasil, Luis Kreckler, además de legisladores, entre los cuales estaba el macrista Diego Santilli.
En una nueva vuelta de tuerca a la negociación con los holdouts que se lleva adelante en Nueva York -y que se reanudará el martes próximo-, Cristina Kirchner insistió en “invitarlos a que entren al canje”, pero advirtió que ello implicaría una quita del 65% de la deuda. “Ganarían el 300% desde 2008”, señaló. Ese fue el año en que compraron sus bonos en default y a bajo valor.
“La Argentina no va a entrar en default porque va a pagar su deuda. Les ofrecemos a los fondos buitre entrar al canje, porque el canje está abierto. Es pagarle en las condiciones justas, equitativas y legales”, manifestó la jefa del Estado.
Esa oferta es inaceptable para quienes tienen un fallo por el 100% del valor de los bonos. Se especula en medios oficiales que esto puede ser un principio de negociación. Si ofrece más dinero, el resto de los bonistas podría reclamar igual oferta en virtud de la cláusula RUFO, que vencerá en diciembre próximo. Desde enero de 2015, la Argentina podría quedar liberada y pagar el resto del valor en bonos, a largo plazo y en varios pagos.
Cristina advirtió que si los holdouts no aceptan ingresar en el canje es porque “quieren tirar abajo la reestructuración”, no ya con un fin jurídico, económico o financiero, denunció, sino que “vienen por eso, por un interés geopolítico” sobre “nuestras riquezas” en petróleo, gas y alimentos. “Vienen nuevamente para querer imponer un sobreendeudamiento en una Argentina muy rica, octavo país en territorio, tiene apenas 40 millones de habitantes, segunda reserva de gas y cuarta de petróleo”, dijo.
Al salir del recinto, ante los periodistas, la Presidenta, de buen humor, pero reticente a contestar preguntas -temía que le preguntaran por el reemplazo de Amado Boudou, ayer a cargo del Poder Ejecutivo (ver aparte)- también aseguró que la Argentina recibió el apoyo de los países del Brics y la Unasur por el conflicto con los fondos buitre.
Sin embargo, contra lo que esperaba el Gobierno, la cumbre de los Brics no firmó ningún documento oficial que dejara sentado ese respaldo como un pronunciamiento formal. Sólo hubo menciones en los discursos.
“La Argentina se vio gratificada con un amplio apoyo de los países del Brics respecto de la situación de los fondos buitre y su intento de tirar abajo la reestructuracion de la deuda que trabajosamente hizo la Argentina de 2005 a 2010”, dijo. Y reiteró allí la nueva propuesta de que ingresen en el canje.
Y reclamó: “Convocamos a todos los países a generar bienestar, a aunar esfuerzos en esta verdadera cruzada para una nueva organización global en materia política, económica y financiera”.
Cuando se retiraba, Cristina se acercó nuevamente a los periodistas y dijo: “Me olvidé de decir algo importante. La presidenta Dilma Rousseff hizo al final una propuesta que llevará al G-20 el tema de la reestructuración de la deuda soberana, porque no es un tema de la Argentina sino puede afectar a todos los países. De hecho afectó a Brasil durante 20 años, así que la propuso como tema a discutir en el próximo G-20 en Australia”.
Un funcionario argentino aseguró a LA NACION que “Dilma salió con los botines de punta y dijo que los Brics respaldarán su propuesta en el G-20”.
En otro sector, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo a los periodistas que “el caso de Argentina es irracional e insólito. Todos los países manifestaron su apoyo a la Argentina y la necesidad de una solución práctica”.
Tampoco el tema fue tocado en el documento emitido anteayer por los Brics en su cumbre de Fortaleza, tal como había especulado el gobierno argentino.
“No estamos confundidos en absoluto, hicimos, precisamente, lo que teníamos que hacer: el 30 de junio, pagamos, porque tal vez, lo que pretendían era que no pagáramos y entonces sí, constituirnos en mora”, dijo Cristina en su discurso de 26 minutos.
Durante la reunión de ayer en Itamaraty con los mandatarios de la región, China, Rusia, India y Sudáfrica, no se abordó la posibilidad de permitir el acceso a los Brics a nuevos países, una aspiración que tiene la Argentina en el largo plazo..

Leé esta y otras notas de Mariano Obarrio en La Nación

Fondos buitre: Cristina Kirchner dijo que consiguió apoyo del BRICS

La Nación, 16 de julio de 2014

BRASILIA.- La presidenta Cristina Kirchner aseguró que la Argentina recibió el apoyo de los países del Brics por el tema de los fondos buitrecris
“La Argentina se vio gratificada con un amplio apoyo de los paises del Brics respecto de la situación de los fondos buitres y su intento de tirar abajo la reestructuracion de la deuda que trabajosamente hizo la Argentina de 2005 a 2010”
Cristina dedicó el tiempo que tenía pautado para hablar ante el Grupo Brics y de la Unasura la pelea de la Argentina con los fondos buitre y denunció “un ataque especulativo” al manifestar que “vienen por las riquezas del país”.

“La Argentina no va a entrar en default porque va a pagar su deuda. Les ofrecemos a los fondos buitre entrar al canje, porque el canje está abierto. Es pagarle en las condiciones justas, equitativas y legales”, manifestó la jefa de Estado.

Y reclamó: “Convocamos a todos los países de generar bienestar, a aunar esfuerzos en esta verdadera cruzada para una nueva organización global en materia política, económica y financiera”.
Luego de su participación en la cumbre, Cristina se acercó a los periodistas y dijo “Me olvidé de decir algo importante. La presidenta Dilma Rousseff hizo al final una propuesta que llevará al G20 tema de la reestructuración de la deuda soberana, porque no es un tema de la Argentina sino puede afectar a todos los países, de hecho afectó a Brasil durante 20 años, así que la propuso como tema a discutir en el próximo G20 en Australia”
Al mismo tiempo, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, salió del plenario y ante los periodistas dijo que “el caso de Argentina es irracional e insólito. Todos los países manifestaron su apoyo a la Argentina y la necesidad de una solución práctica”. Sin embargo, en la comitiva argentina nadie informó el tenor de ese respaldo ni hubo documento oficial al respecto.
Tampoco el tema fue tocado en el documento emitido anteayer por los Brics en su cumbre de Fortaleza, tal como había especulado el gobierno argentino. Una fuente gubernamental, consultada por LA NACION acerca de si hubo un pronunciamiento de los países señaló: “Nada”.

SIN PRONUNCIAMIENTO
A pesar de la intención de Cristina, por ahora, ninguno de los otros 15 jefes de Estado de esta cumbre conjunta se refirió a este conflicto que enfrenta a la Argentina con la Justicia de los Estados Unidos. “La única que habló de los fondos buitres fue la presidenta de la Argentina, pero no escuché a ninguno de los restantes referirse a ese tema ni habrá un pronunciamiento conjunto de ambos bloques”, dijo a LA NACION un portavoz de Itamaraty, la cancillería brasileña.
La Presidenta había obtenido el apoyo reciente del G-77 en la ONU, asi como de la OEA, y de otros organismos internacionales.

“No se habló nada de eso, no habrá pronunciamiento de los bloques y no hay un documento conjunto. Hubo discursos de los presidentes, pero no se habló de eso, el tema principal fue el desarrollo de los paises”, agregó a un grupo de periodistas un funcionario calificado del gobierno de Dilma Rousseff .

SIN AYUDA FINANCIERA
Tal como informó LA NACION en su edición de hoy, el máximo objetivo de la Presidenta era conseguir un respaldo regional y de los Brics en su disputa contra los fondos NML Capital y Aurelius, que reclaman el urgente pago de 1330 millones de dólares tal como dispuso un fallo del juez de Nueva York, Thomas Griesa .
Cristina no se llevará de esta cumbre una promesa de utilización de fondos del Nuevo Banco de Desarrollo para líneas de crédito para asistir a las reservas del Banco Central de la República Argentina ni para auxiliar a nuestro país en proyectos de desarrollo o infraestructura. La expectativa del gobierno argentino era de obtener un préstamo de 5000 millones de dólares para el BCRA, pero ese objetivo deberá esperar.
“No se habló nada de eso porque el banco de fomento estará listo recién en 2016. En la reunión de ayer en Fortaleza recién se constituyó pero falta la implementación de todos los detalles y la conformación de los fondos, definir las autoridades y las estructuras administrativas, que va a llevar mucho tiempo”, señalaron las fuentes de Itamaraty.
“No se habló de financiar todavía a países externos al Brics ni que accedan al fondo de contingencia aquellos países que no pertenecen al bloque”, dijo el portavoz brasileño ante una pregunta de un periodista acerca de si países ajenos al Grupo podían acceder.
“En el caso del Banco de Desarrollo, solo financiará en una primera etapa a los países miembros del Brics y luego se abrirá la posibilidad de asistir a otros países”, agregó el vocero de la diplomacia de Brasil. La propia presidenta de ese país, Dilma Rousseff, había anticipado ayer ante periodistas brasileños que los préstamos serán debidamente otorgados a los países que cumplan puntillosos requisitos de garantías.

ANTE LOS MILITANTES
Antes de partir hacia el palacio de Itamaraty, donde sesiona la cumbre entre el Grupo Brics y la Unasur, la presidenta Cristina Kirchner, arengó a un grupo de militantes del PT y de otros partidos aliados al gobierno brasileno con una fuerte advertencia contra los fondos buitres y manifestó que “se debe terminar en esta suerte de pillaje internacional en materia financiera como hoy pretenden hacerlo contra la Argentina y como lo van a pretender hacer seguramente contra otros países del planeta”.

Encontrá todas las notas  de Mariano Obarrio en La Nación. 

En Brasil, Cristina Kirchner pidió “terminar con el pillaje internacional en materia financiera”

La Nación, miércoles 16 de julio

fotito-bricsBRASILIA.-La presidenta Cristina Kirchner participa hoy en Brasil de la primera cumbre de los Brics, que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, con la Unasur.

Antes de partir hacia el palacio de Itamaraty, donde sesiona la cumbre, la Presidenta arengó a un grupo de militantes del PT y de otros partidos aliados al gobierno brasileño con una fuerte advertencia contra los fondos buitres y manifestó que “se debe terminar en esta suerte de pillaje internacional en materia financiera como hoy pretenden hacerlo contra la Argentina y como lo van a pretender hacer contra otros países del planeta”.
La mandataria expone ante los 16 presidentes y jefes de Estados reunidos en la sede de la cancillería brasileña sobre el conflicto que mantiene con los fondos NML Capital y Aurelius con los que negocia la forma de pago de 1330 millones de dólares tal como ordenó un fallo del juez de Nueva York, Thomas Griesa.
En el cronograma de discursos, Cristina Kirchner aparece en segundo lugar, luego de Rousseff. Luego habrá un cuarto intermedio para el almuerzo. Las sesiones continuarán durante la tarde hasta cerrar la serie de oradores.
La cumbre de los Brics comenzó ayer. Cristina viajó anoche a Brasilia El vicepresidente Amado Boudou , procesado por cohecho y negociaciones incompatibles en el caso Ciccone, quedó a cargo del Poder Ejecutivo.

BÚSQUEDA DE APOYO
El gobierno argentino se encuentra al borde de caer en default si antes del 30 de julio no encuentra una fórmula para destrabar el pago de 900 millones de dólares a los bonistas que entraron al canje 2005 y 2010.
Precisamente, Cristina Kirchner tratará hoy de buscar aquí el apoyo de los presidentes del Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y de toda América del Sur (Unasur) con un fuerte pronunciamiento que podría incluso traducirse en algún tipo de intermediación ante la justicia norteamericana.
Además, la Presidenta procura obtener apoyo financiero del Nuevo Banco de Desarrollo del Brics (para obras de infraestructura), conformado ayer en la cumbre de Fortaleza. La expectativa es una línea de crédito que rondaría los 5000 millones de dólares, o la cifra que resulte posible.

CON LOS MILITANTES
Al salir del hotel Melia, la Presidenta se encontró con un grupo nutrido de militantes del PT y les dirigió unas palabras, teñidas de contenido ideológico americanista. “Muchas Gracias. La verdad que no me esperaba tan cálido recibimiento de los jóvenes de Brasil”, comenzó Cristina.

La jefa del Estado precisó que “es muy importante, sobre todo ustedes que son los jóvenes y que son presente y futuro, y los que no pueden permitir que les hipotequen las esperanzas, las ilusiones y los sueños de un Brasil mejor, de una América del Sur mejor y de un mundo mejor”.
También incursionó en los conflictos políticos internacionales y se lamentó de “un mundo atravesado por la violencia. Hacemos un llamamiento a la paz, a que cese el fuego en Medio Oriente y se acabe con tantas muertes de tantos civiles, de tantos chicos, porque la guerra es algo terrible”.

MECANISMOS FINANCIEROS
Sobre los intereses de la Argentina en el Nuevo Banco de Desarrollo de Brics, que contará con un aporte inicial de 50.000 millones de dolares, la Presidenta dejó traslucir: “Hoy vamos a dar un paso muy importante”.
Respecto del nuevo fondo de contingencias financieras de 100.000 millones de dólares también afirmó que “van surgiendo cada vez instituciones que cuestionan precisamente este funcionamiento de los organismos multilaterales”.
Precisamente este organismo que creó el Brics buscará establecer mecanismos financieros alternativos a los constituidos luego de la Segunda Guerra Mundial en el acuerdo de Bretton Woods, donde nacieron al Banco Mundial para atender el desarrollo de infraestructura, y al Fondo Monetario Internacional para prevenir crisis de deudas de los países o maniobras especulativas contra las monedas locales.

Leé todas las notas de Mariano Obarrio en La Nación 

 

 

 

Cristina Kirchner busca el respaldo de los Brics en la disputa con los fondos buitre

La Nación, miércoles 16 de julio

BRASILIA.- La presidenta Cristina Kirchner llegó a última hora de anoche a esta capital con dos objetivos urgentes, mientras dejó a cargo del Poder Ejecutivo al vicepresidente Amado Boudou, procesado por el caso Ciccone. Participará de la cumbre de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y la Unasur para conseguir un crédito de 5000 millones de dólares del nuevo Banco de Desarrollo del bloquey buscará que todos los presidentes respalden su negociación con los fondos buitre, que reclaman el pago de 1330 millones por el fallo del juez Thomas Griesa, con el fantasma de un segundo default del país.
La cumbre de presidentes comenzará hoy a las 11, en Itamaraty, y a las 13.30 habrá un almuerzo, tras lo cual podrían continuar las sesiones. Por la tarde, Cristina Kirchner regresará a Buenos Aires.
Pero antes buscará el apoyo económico de potencias mundiales que pretenden conformar un polo geopolítico alternativo y hasta antagónico al de los Estados Unidos y la Unión Europea. Y la Presidenta ya dio muestras de que quiere estar en ese eje.Tras un vuelo de más de cinco horas en el avión Tango 01, la jefa del Estado llegó anoche al lujoso hotel Meliá, procedente de Santa Cruz donde había festejado el cumpleaños de su nieto, Néstor Iván. Se retiró directamente a descansar, sin dialogar con la prensa.En el nuevo Tango 04, llegaron desde Buenos Aires los ministros de Economía, Axel Kicillof; de Industria, Débora Giorgi; el canciller Héctor Timerman, y el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, entre otros.La Presidenta quiere que su generosidad con Rusia y con China comience a ver resultados. Así, busca negociar líneas de crédito por 5000 millones de dólares del nuevo Banco de Desarrollo del Brics, que se constituyó ayer en la sexta cumbre del grupo, en Fortaleza, entre los cinco presidentes de los países miembros.
De esta manera, la Presidenta buscará fortalecer las golpeadas reservas del Banco Central en un contexto de fuerte recesión y alta inflación, confiaron a LA NACION fuentes oficiales de la comitiva. Pero será una larga gestión, en el mejor de los casos. Nadie puede prever los tiempos.
Por otro carril, ella hará un enérgico pedido de apoyo de los Brics en la negociación con los holdouts para evitar otro default. Los Brics le darán un fuerte respaldo, pero aún está por verse si será declamativo o mediante un mecanismo de intermediación para destrabar el conflicto con los fondos NML Capital y Aurelius y con el juez Griesa.
En la cumbre de Fortaleza, ayer, no hubo mención del tema, pese a que Cristina Kirchner lo esperaba como una bienvenida a Brasilia. Pero hoy ella intentará lograr ese espaldarazo de los Brics, según lo dejaron trascender los funcionarios de la comitiva oficial.
Originalmente el gobierno ruso de Vladimir Putin había invitado a Cristina Kirchner para ir ayer a Fortaleza. Lo anunció Timerman con bombos y platillos cuando se reunió hace dos meses en Moscú con su par ruso, Sergei Lavrov. Pero posteriormente la administración brasileña de Dilma Rousseff le cambió discretamente la invitación a Cristina Kirchner a Brasilia para sumar a todos los países que integran la Unasur a la cumbre con los referentes de los Brics.
Sin embargo, la Presidenta aprovechará el gran escenario junto a los presidentes del Brics -que representa el 21% del PBI mundial- y todos sus pares de la Unasur. La noticia de ayer desde Fortaleza era la creación del nuevo Banco de Desarrollo del Brics, para proyectos de infraestructura, que contará con 50.000 millones de dólares iniciales aportados por los cinco países en partes iguales.

LOS RECURSOS
Además, se conformaron el Acuerdo de Reservas de Contingencias financieras, de 100.000 millones, para asistir en crisis especulativas y monetarias, y un sistema de transacciones en monedas locales para evitar el dólar. “Pero los recursos no estarán hasta el año que viene”, dijo a LA NACION un funcionario oficial.
La creación de ambos organismos supone un desafío al acuerdo de hace siete décadas en Bretton Woods, cuando en 1944 nacieron el FMI y el Banco Mundial (BM).
“Es un miniacuerdo Bretton Woods, y para buscar una alternativa al FMI y al Banco Mundial como banco de desarrollo y para tener una posición de fuerza frente a los Estados Unidos y la Unión Europea”, agregó entusiasmado otro miembro del gobierno de Cristina Kirchner.
Sin embargo, en un primer momento el banco del Brics les prestará fondos sólo a empresas que pertenezcan a los países de ese bloque. La Casa Rosada no sabe aún si el dinero llegará a las arcas del Tesoro, del Banco Central o a las empresas rusas, chinas o brasileñas que inviertan en la Argentina. Detalles por pulir.
¿Por qué el Brics abriría la mano? La Argentina les dio a Rusia y a China buenos negocios en materia nuclear, energética, ferroviaria y comercial, entre otras cosas.
Si la Argentina quiere ser país adherente del grupo Brics y del nuevo Banco de Desarrollo, seguramente será inducida a poner recursos. Esa parte aún no se conversó.
El ingreso pleno en el bloque de los Brics no ocurrirá a corto plazo. De hecho, tanto los presidentes de Rusia como de China y Brasil descartaron de plano que el número de miembros de los Brics se vaya a ampliar. Por ahora, al Gobierno le alcanza con su asociación comercial con esos países..

Leé otras notas de Mariano Obarrio en La Nación.

El rincón donde podés escuchar nuestro programa de radio e informarte