Archivo de la etiqueta: Sergio Berni

El Gobierno reclama celeridad a jueces y fiscales ante el fantasma de saqueos

 LA NACION, Jueves 27 de noviembre de 2014

544fe8fc1e0d8La preocupación oficial del gobierno de Cristina Kirchner por una posible crisis social en diciembre próximo sumó ayer otro capítulo. El secretario de Seguridad, Sergio Berni, y su par bonaerense, Alejandro Granados, se reunieron en un gran almuerzo con 180 jueces federales, jueces ordinarios y fiscales para acordar un mecanismo de “acompañamiento y celeridad” si se producen saqueos a comercios y supermercados o cualquier tipo de agitación social.

El encuentro se produjo desde el mediodía y se extendió hasta pasadas las 16, y tuvo lugar en la Escuela de la Gendarmería, en el municipio de La Matanza. “Eran 180 jueces federales, jueces ordinarios y fiscales de la provincia”, confirmó a LA NACION un allegado a Granados.

granados“La idea era hacer un cierre de año, informal y cordial, y mostrar el trabajo conjunto en materia de seguridad ciudadana y también ante posibles hechos de violencia social en diciembre”, confiaron otras fuentes oficiales, tanto en la Casa Rosada como en el gobierno bonaerense, que dirige Daniel Scioli.

El relato oficial indica que “no existen hipótesis de conflicto concretas” de posibles saqueos. Niegan que la pobreza y la inflación generen clima de pobreza y malhumor social para que se produzcan este tipo de episodios. En Balcarce 50 lo atribuyen exclusivamente a información de inteligencia sobre la supuesta actividad de 150 punteros y organizaciones sociales que quieren desestabilizar al Gobierno.

0001770373Sin embargo, los saqueos reaparecieron sólo en diciembre 2012 en San Carlos de Bariloche y se reiteraron en 2013 en Córdoba. En ambos casos, se propagaron a otras provincias y municipios.

El único elemento nuevo, luego de 11 años en que no hubo saqueos, es el contexto de deterioro social por la pérdida de poder adquisitivo real debido a la inflación. Previo a ello, no había habido episodios de violencia social desde diciembre de 2001, cuando debió renunciar el gobierno de Fernando de la Rúa.

Entre los presentes en Gendarmería estuvieron los jueces Alberto Santamarina, Juan Pablo Salas, Jorge Rodríguez, César Melazo, Noberto Occhipinti y Federico Atencio.

“Ante cualquier saqueo o hecho de agitación, Berni pidió que la respuesta de los jueces sea rápida para que acompañen a las fuerzas de seguridad, que harán un despliegue rápido. Pero los fiscales y los jueces son los que deben dar las órdenes para que las fuerzas puedan actuar”, dijo un funcionario provincial.

“Tienen que actuar con toda la celeridad y la rigurosidad porque Berni dice que a veces los fiscales llegan horas después de los conflictos”, agregó otra fuente.

51e04d8d2fab2_cropHace dos semanas, tal como adelantó LA NACION, Berni comenzó a pulir un plan antisaqueos con la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y los fiscales. Además, dispuso que todas las fuerzas de seguridad, Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria, suspenderán las vacaciones por el mes de diciembre para evitar posibles desbordes.

En ese caso, todas estarán en apresto para hacer operativos de despliegue rápido a cualquier provincia donde se presenten los disturbios.

“Se habló de la posibilidad de saqueos a fin de año”, confirmó una fuente de la Casa Rosada.

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio El Mundo AM1070 

MafaldaAllumeRadio

El Gobierno reunió al Consejo de Seguridad para prevenir saqueos

 LA NACION, Jueves 20 de noviembre de 2014

En medio de los reclamos sindicales y sociales por un bono de fin de año, y por bolsones de alimentos a los supermercados, el gobierno de Cristina Kirchner reunió ayer al Consejo de Seguridad Interior, que agrupa a todas las fuerzas federales de seguridad y ministros de seguridad de cada provincia, para unificar criterios y operativos contra el delito común y contra posibles estallidos sociales con saqueos a supermercados a fin de año.

Si bien también se habló de inseguridad ciudadana, el Gobierno incluyó un matiz conspirativo: “Defender a la democracia” de un peligro de “desestabilización”.

Según dejaron trascender fuentes oficiales consultadas por LA NACION, la reunión sirvió para coordinar unidades regionales de cooperación entre las fuerzas de seguridad nacionales, las policías provinciales, el Gobierno y el Poder Judicial ante eventuales episodios de violencia social.

La ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, advirtió al cerrar el encuentro en la localidad de Pilar que “dentro de este paradigma de seguridad democrática, la democracia no se vulnera y estaremos atentos a cualquier circunstancia que atente contra la democracia que estamos construyendo y consolidando”.

El secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad, Gonzalo Ruanova, fue más allá. “Cualquiera que busque desestabilizar en nuestro territorio federal se va a encontrar con una respuesta unificada de las fuerzas provinciales, federales y el Poder Judicial, con la conducción política de este ministerio”.

Tal como informó LA NACION el domingo pasado, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, prepara un plan antisaqueos para prevenir estallidos sociales y robos a supermercados en diciembre. Para ello suspendió las vacaciones durante ese mes a las fuerzas federales de seguridad: Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Además, coordinó con los fiscales y los jueces medidas de desplazamiento rápido de esas fuerzas y el encuadre jurídico para juzgar y condenar a los eventuales cabecillas por los delitos de robo en poblado y en banda y asociación ilícita, que no son excarcelables.

La agrupación Barrios de Pie, que coordina Daniel Menéndez, reclamó anteayer a 20 supermercados del conurbano bonaerense y Capital Federal la “donación solidaria” de bolsones de mercadería para unas 8000 familias.El jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, la descalificó ayer y dijo que

“Barrios de Pie no es un movimiento social; es una agrupación política que en el orden nacional es liderada por Hermes Binner”, ex gobernador de Santa Fe y precandidato presidencial de UNEN. “Por lo tanto Binner debe clarificar cual es la posición, que constituye una acción de oposición sistemática”, dijo.

Consultado Menéndez, dijo a LA NACION que seguirán reclamando alimentos y un bono de fin de año de 2000 pesos para trabajadores formales, informales y jubilados, y que si en diciembre no tiene respuesta harán una jornada de cortes de ruta en todo el país.

En la reunión del Consejo de Seguridad, Berni señaló que “la experiencia que tuvimos en diciembre pasado demostró que en muchos lugares la policía es parte del problema y no de la solución”.

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio El Mundo AM1070 

MafaldaAllumeRadio

Política antidrogas: el Gobierno ante una encrucijada

LA NACIÓN, sábado 11 de octubre de 2014

El gobierno de Cristina Kirchner está ante una encrucijada por la política antidrogas. Sus funcionarios más cercanos al área están a favor de la despenalización del consumo para tenencia personal, aunque la Presidenta nunca se pronunció y sabe que abrir esa puerta la enfrentaría a la Iglesia, que se opone a esa posibilidad.

En los últimos tiempos, el secretario de Seguridad, Sergio Berni; el jefe de la Sedronar, Juan Carlos Molina, y la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, se pronunciaron claramente a favor de habilitar el consumo de drogas, pese al crecimiento de delitos en que se comprueba el uso de estupefacientes.

En el caso de Molina, su opinión en favor de la despenalización sorprendió por su pertenencia a la Iglesia, que condena esa política.

El presidente de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado y obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, señaló ayer en un artículo publicado en LA NACION que previo a pensar en la despenalización se deben atender los problemas de la inclusión social y fortalecer la igualdad de oportunidades.

Admitió el impacto positivo de la Asignación Universal por Hijo, pero afirmó que aún “persisten núcleos duros de pobreza a los que cuesta llegar”.

Monseñor Lozano consideró prioritario, antes de debatir sobre la despenalización, garantizar el acceso a la educación y la asistencia de los adictos en una velada crítica al cura Molina. “La Sedronar está desarrollando un programa para instalar en el país 150 centros preventivos locales de las adicciones y 60 casas educativas terapéuticas. ¿No habría que terminar de escribir este capítulo, apenas iniciado, antes de despenalizar?”, preguntó el obispo.

En tanto, en una carta enviada a Cristina Kirchner, los curas villeros dijeron hace un mes que la discusión por la despenalización “corresponde a los últimos capítulos del libro y no a los primeros”.

Lozano, además, fue crítico al advertir que hace falta revertir “la lentitud de las causas por narcotráfico, que está vinculada a falta de herramientas adecuadas y artilugios legales inmorales”. Pidió, además, dotar de instrumentos de control y transparencia a las fuerzas de seguridad, desmontar “la pata política de la corrupción”, y avanzar en las leyes contra el lavado de dinero y precursores químicos, entre otras prioridades. En diciembre último, varios dirigentes políticos firmaron un compromiso en ese sentido.

A contramano de la Iglesia y de los curas villeros, el sacerdote Molina dijo hace una semana que él habilitaría el “consumo de todo” para no criminalizar al consumidor.

“Yo habilitaría el consumo de todo y abriría centros [de contención y asistencia para adictos], pero estamos hablando de la no criminalización. Hay que legalizar lo que hoy es ley, una ley de hecho”, dijo el titular de la Sedronar, designado luego de que la Iglesia denunciara que el organismo se encontraba acéfalo.

Sin embargo, ese argumento se contrapone a quienes aseguran que muchas veces los delincuentes consumen drogas para delinquir porque con ello eliminan la noción del mal y terminan causando desastres.

Berni dijo en julio último que hay que buscar “nuevos paradigmas” para combatir el narcotráfico y “discutir una nueva forma de regular no solamente el consumo, sino la cadena de producción y la comercialización de las drogas”.

En febrero último, citó a un histórico jefe del narcotráfico colombiano y señaló: “Como dijo Pablo Escobar Gaviria no hay posibilidades matemáticas de que la policía le gane al narcotráfico y es verdad”.

“Yo estaría de acuerdo si se despenaliza toda la cadena, desde la producción hasta el consumo. Despenalizar sólo el consumo no termina de ser efectivo”, dijo Berni.

Hace dos meses, la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, había salido de su bajo perfil para señalar que hay que “dejar de ser hipócritas” y “ver por dónde pasa la cosa”. Y aseguró: “Si eso disminuye la violencia y evita muertes, estoy a favor de despenalizar” la tenencia para consumo personal..

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 8 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio El Mundo AM 1070 

radd

Tras el episodio del “Comandante Carancho” CFK ordenó a Berni reducir su exposición

LA NACIÓN, sábado 6 de septiembre de 2014

El polémico secretario de Seguridad, Sergio Berni, quedó en el ojo de la tormenta. Tras defender al comandante de Gendarmería Juan Alberto López Torales, que se arrojó arriba de un automóvil para justificar la detención de un manifestante, Cristina Kirchner le envió al funcionario un mensaje para ponerle límites: la orden fue que baje el nivel de exposición debido a la queja de sectores progresistas en el Gobierno.
“Lo mandaron a bajar el nivel de exhibición”,  confió a LA NACIÓN un funcionario cercano a la Presidenta. Los voceros de Berni dijeron no saber si había existido esa comunicación.
En cambio, confirmaron que Berni habló ayer con Cristina Kirchner para encaminar una solución al conflicto con el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, por el retiro de 5000 efectivos de la Policía Federal de la ciudad de Buenos Aires.
En medio del conflicto, trascendió que el gobernador bonaerense y precandidato presidencial, Daniel Scioli, comenzó a medir a Berni como candidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, luego de dar como confirmado el pase del diputado Martín Insaurralde a las filas de Sergio Massa, del Frente Renovador.
En ese sentido, mientras Berni recibía críticas opositoras y kirchneristas por defender al llamado “gendarme carancho”, los sciolistas difundieron una encuesta de Federico Aurelio, que le otorga al funcionario más intención de voto en la provincia que Insaurralde o Darío Giustozzi.

“Berni sería un buen candidato nuestro”, aseguró un dirigente cercano a Scioli.

El escándalo se desató en las últimas horas por un video en las redes sociales que demostró que durante una manifestación en julio último frente a la autopartista Lear, en la Panamericana, el comandante López Torales simuló un accidente para detener a un automovilista y armarle una causa judicial.

Semanas atrás, la agrupación La Cámpora también evaluaba a Berni como posible candidato en la provincia, aunque ahora hay sectores de esa corriente que lo cuestionan porque, consideran, contradijo toda la política de derechos humanos que pregona Cristina Kirchner.
Pese al malestar presidencial, un ministro aseguró a la nacion que la jefa del Estado “va a bancar” a Berni, aunque le pondrá límites. Cristina está conforme con su pelea contra los piquetes y con la instalación en los medios de la imagen de rigurosidad para combatir el delito más allá de si es eficiente en los resultados. “No hay motivos para cambiarlo”, dijo el informante.
Cerca de Berni reconocieron el golpe interno de sectores del Gobierno. “Es un episodio que no es grato”, dijo un funcionario de Seguridad. “Nos distrae de la tarea de aplicación de políticas de seguridad”, agregó.
El propio Berni admitió ayer que el gendarme “carancho” se arrojó arriba del auto, pese a que anteayer lo había puesto en duda. Ayer admitió que fue una estrategia para detener al automovilista.
En una entrevista con la radio Vorterix, Berni admitió:

“Nadie dice que lo atropelló, lo que hizo fue cesar un delito”, dijo.

Al ser consultado sobre si fue una estrategia, aseveró:

“No tengo ninguna duda. Técnicamente lo que hizo el gendarme fue cumplir con su deber y hacer cesar el delito. No fingió, se le cruzó y lo paró directamente”.

El conductor Christian Romero fue sacado violentamente del vehículo y golpeado durante su detención, que se prolongó por diez horas. Fue procesado por lesiones, atentado y resistencia a la autoridad. El PTS denunció a Berni por “armar causas”.
El titular del CELS, Horacio Verbitsky, denunció en Página 12 que participó de la escena el coronel retirado del Ejército Roberto Ángel Galeano, un comando de 55 años, ex jefe de Inteligencia en Córdoba, retirado y reincorporado por Berni.
También el programa 6,7,8 criticó duramente a Berni, lo cual fue visto como una señal de La Cámpora.
Christian Romero dijo ayer:

es “indignante y peligroso que alguien con poder como Berni, y siendo ex militar, les mienta a 40 millones de argentinos”.

En tanto, el diputado por la UCR Héctor “Cachi” Gutierrez repudió el episodio y presentó un pedido de informes para que la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, responda ante el Congreso “por la penosa actitud del gendarme”.

Escuchá a Mariano Obarrio en “Unas Cuantas Verdades” todos los sábados de 9 a 11  por radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá) 

radd

Fuertes operativos para evitar los cortes

La Nación, jueves 28 de agosto de 2014

El gobierno de Cristina Kirchner podría movilizar hoy las fuerzas federales de seguridad a cualquiera de los puntos del país en donde se registren piquetes o cortes de rutas para intimar a los manifestantes a desalojar la ruta, deponer los bloqueos y liberar el paso de quienes quieran desplazarse.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, analizó ayer la estrategia de los operativos que realizará, principalmente con la Policía Federal y con la Gendarmería, que se distribuirán respectivamente en la Capital Federal y el conurbano bonaerense, y en otros puntos del interior del país.

La reunión se hizo en el Departamento Central de la Policía Federal con altos mandos de todas las fuerzas de seguridad.

El propio Berni no descartó enviar a la policía y a los gendarmes a los piquetes, en el contexto del paro al que convocó el sindicalismo opositor.

“Eso lo vamos a ver mañana [por hoy]. La última vez eran cortes por todos lados. Eso se ve mañana”, dijo ayer Berni ante los medios, en una improvisada rueda de prensa en la que fue consultado sobre si el Gobierno intervendrá en los piquetes.

El secretario de Seguridad evitó así avanzar en detalles y mayores explicaciones. Fue consultado frente a la autopartista Lear, sobre la Panamericana, montado sobre una importante moto luego de desalojar la ruta. Durante el resto del día mantuvo reuniones con los altos mandos de las fuerzas en la sede central de la Policía Federal.

Fuentes del Ministerio de Seguridad aseguraron a LA NACION que los operativos serán similares a los que comandó personalmente ayer Berni frente a Lear, hacia donde el funcionario se dirigió primero en helicóptero y luego en motocicleta.

“Se los intimará a que despejen la ruta en 10 minutos y tras ese plazo las fuerzas avanzarán con camiones hidrantes y gases para desalojar la ruta pacíficamente”, dijo un allegado a Berni.

El Gobierno descuenta que la Policía Metropolitana actuará en la Ciudad de Buenos Aires bajo las órdenes de Mauricio Macri.

Esto último parece una chicana política. La Metropolitana no está equipada aún con el personal y las herramientas necesarias para desalojar cortes. Además, Berni lo sabe, la Federal tiene todavía jurisdicción sobre el territorio porteño. Además, la mayoría de los piquetes se da en las afueras del conurbano.

Otra incertidumbre es la cantidad de cortes y si las fuerzas del orden podrán atacar simultáneamente tantos focos. En la Secretaría estimaron que no serán más de media docena en el Gran Buenos Aires.

Para el Ministerio y el Gobierno,

los grupos piqueteros que actuarán hoy “no tienen como objetivo la violencia sino la visibilidad” y organizan sus cortes y bloqueos “en sintonía con el canal de noticias TN”, del Grupo Clarín, para ser vistos por una gran audiencia televisiva.

“La estrategia de Moyano y Barrionuevo es dejar flotando la alarma de piquetes y violencia para disuadir a la gente y que no vaya a trabajar”, señaló un vocero del Gobierno.

“Buscan que el paro tenga impacto por la ausencia de gente en las calles. Como saben que ya no movilizan apelan a esta forma de impedir que la gente vaya a trabajar”, indicó ante LA NACION un allegado a Berni.

El secretario de Seguridad dijo que

“la huelga es un derecho constitucional, así como el derecho del resto a ir a sus trabajos, que lo quieren hacer en paz y no quieren que le corten ese derecho con piquetes, amenazas y coacciones”.

 

SCIOLI PIDIÓ “PACIENCIA”

En la antesala del paro, y mientras había manifestaciones y bloqueos en la Capital y el conurbano, Daniel Scioli dijo ayer que las autoridades “están buscando que la vida de las personas se altere lo menos posible”, y pidió “tranquilidad y un poco de paciencia”. Fiel a su férreo optimismo, añadió que “las cosas se van a ir superando”.

 

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades todos los sábados de 9 a 11 por radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá) 

El ejercito encabeza los aumentos presupuestarios para tareas de inteligencia

LA NACIÓN, lunes 25 de agosto de 2014

El reparto presupuestario para las tareas de inteligencia muestra al teniente general César Milani como un claro ganador. En los últimos cuatro años la presidenta Cristina Kirchner le otorgó una cuota creciente de poder a la Dirección General de Inteligencia del Ejército (DIE), controlada por el jefe de esa fuerza, que no administra hipótesis de conflicto externas, y, en cambio, relegó a la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE), que dirige Héctor Icazuriaga.
Desde 2010, el presupuesto de la DIE creció 156%, en un país sin guerras ni conflictos graves, en tanto que el de la SI sólo se elevó 34%.

IMG_1972
Fuente: LA NACIÓN en base a datos del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos (CIEE)

La paradoja consiste en que la ley de inteligencia 25.520 ordena a la SI investigar como auxiliar de la Justicia temas de seguridad ciudadana, una demanda social urgente: narcotráfico, lavado de dinero, terrorismo, crimen organizado y otros delitos.
Pero el jefe del Ejército logró la confianza de la Presidenta. Pese a que la Justicia lo investiga por supuestas violaciones de los derechos humanos en la dictadura, Milani ascendió a subjefe del Ejército en 2010 y desde entonces el presupuesto para la DIE pasó de $ 168,2 millones a 431,1 millones en 2014.
Más aún, desde que ascendió a jefe del Ejército, el 3 de julio de 2013, la partida de inteligencia militar saltó casi 100 millones, de 332,9 millones a los 431,1 millones de este año.
En cambio, la SI pasó de 514,7 millones a 689,3 millones en ese lapso: sólo creció 33,93%. Un tercio de la inflación acumulada en cuatro años. Aunque es casi un ministerio: tiene 1850 agentes (en 2003 tenía 2083).
Así lo consignó un informe para LA NACION del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos (CIEE), que dirige el ex diputado justicialista Miguel Ángel Toma, ex secretario de Seguridad y de Inteligencia.
Con esos 431 millones, la DIE supera hoy ampliamente a cualquier cuerpo de inteligencia del Ministerio de Seguridad de los que controla el secretario Sergio Berni. En 2014, el de Policía Federal tiene asignados 203,8 millones; Gendarmería, 244,7 millones; Prefectura, 76,4 millones, y PSA, 45,3 millones de pesos.

IMG_1973
Fuente: LA NACIÓN en base a datos del Centro de Investigaciones y Estudios Estratégicos (CIEE)

La Dirección de Inteligencia Criminal, que coordina a todas éstas, sólo contará con 41 millones, diez veces menos que la DIE.
Todas las direcciones de inteligencia de Defensa (DIE, Fuerza Aérea, Armada y Estado Mayor Conjunto) gastarán $ 626,9 millones este año, las de Seguridad suman 611 millones.
Y de esos 626,9 millones, 431 son de la Inteligencia de Ejército: 68,7%. El 31,3% restante se reparte entre las inteligencias de Fuerza Aérea, Armada y Estado Mayor Conjunto.
“El Ejército y Defensa hacen inteligencia en un país sin hipótesis de conflicto. En cambio, la SI y el Ministerio de Seguridad deben ocuparse de amenazas estratégicas como el terrorismo y el narcotráfico, entre otras”, señaló Toma a LA NACION.

“Se le otorgó a la inteligencia militar la capacidad y los medios para controlar y perseguir a dirigentes políticos, sindicales, sociales, empresarios, periodistas y toda persona sospechada de ser una amenaza para los intereses de la facción gobernante”, denunció el ex legislador.

“Es un mecanismo intimidatorio de coacción”, afirmó. Y agregó: “Este dato es ilustrativo del desinterés del Gobierno frente al reclamo de seguridad”.

El diputado Julio Martínez (UCR-La Rioja) coincidió:

“Usan la inteligencia militar para hacer inteligencia interna a todos los opositores y también a los oficialistas para saber cuándo los pueden traicionar”.

Como miembro de la Comisión de Defensa de Diputados, Martínez dijo que pidió informes sobre el destino de los recursos crecientes de la DIE y citó al ministro de Defensa, Agustín Rossi, pero no obtuvo respuestas.
La diputada Patricia Bullrich (Unión Por Todos) recordó que en 2010 Milani expuso en el Regimiento de Patricios las nuevas inversiones en inteligencia militar: drones, visores nocturnos, equipamiento para intercepción de comunicaciones militares y materiales de entrenamiento. “Todo se usaba, según él, para hacer inteligencia externa”, dijo la diputada.
“Pero luego se acercó y me dijo de manera intimidatoria que sabía quién era mi asesor en inteligencia. Yo le contesté que sabía muy bien quien era él y que hiciera lo que se le cante con su información. Tras su exposición, me hizo ver que la información real, interna, la tenía él”, recordó Bullrich.
La oficina de prensa de Defensa confirmó a LA NACION el salto presupuestario de la DIE, pero indicó que fue mayor, de 168%. Explicaron que el conjunto del presupuesto de Defensa creció 181%, por lo que la suba de la DIE fue menor. “Dentro del presupuesto de Ejército, la DIE representaba un 4% en 2010 y ahora un 3,8%. Y en Defensa antes era de 1,3% y ahora de 1,2%”, dijo la vocera de Rossi.
Según Toma, esa comparación “no es válida porque el presupuesto de Defensa incluye sueldos de todas las Fuerzas Armadas, que no están incluidos en la partida de la DIE”.
Además, agregó, “es diferente equiparse en armamento, uniformes, transportes o municiones, que había un retraso, que hacerlo en equipamiento y tecnología de inteligencia”.
Respecto del destino de los recursos y actividades de la DIE, Defensa consignó que no puede informar porque la ley de inteligencia 25.520 resguarda el secreto de ese organismo.
Pero la misma ley ordena que la SI debe dirigir el Sistema Nacional de Inteligencia, compuesto por la inteligencia militar (Defensa) y la criminal (Seguridad). Hoy la DIE está por encima de todas.

51e83f9a7a23e_576_!

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 por radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá)