Cristina y Xi Jinping acordaron inversiones por US$ 7500 millones

La Nación, sábado 19 de julio

La presidenta Cristina Kirchner firmó ayer con su par de China, Xi Jinping, veinte convenios que implicarán inversiones chinas por US$ 7500 millones en represas hidroeléctricas y en infraestructura ferroviaria en nuestro país. Además, suscribieron una operación de pase de monedas o swap entre el Banco Popular Chino y el Banco Central de la República Argentina, de US$ 11.000 millones, dirigido a fortalecer el nivel de reservas del BCRA y promover el intercambio comercial bilateral.
Además, el gobierno de China construirá, financiará y dará equipamiento para el proyecto de la cuarta central nuclear eléctrica en el país, Atucha III, de 700 megavatios, de agua pesada y uranio natural.
Uno de los acuerdos estipula que el banco chino ICBC financiará con US$ 4714 millones la construcción de las represas hidroeléctricas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, en la provincia de Santa Cruz. El país asiático invertirá, además, US$ 2099 millones para renovar el Ferrocarril Belgrano Cargas, con una contraparte de US$ 370 millones del Tesoro nacional.
El gobierno de Xi Jinping se comprometió a financiar la compra de 11 barcos para dragado por US$ 423 millones en una primera etapa.
Los dos mandatarios firmaron una declaración conjunta para establecer una “asociación estratégica integral”, que eleva la jerarquía de la relación bilateral y comercial.
Con el acto de ayer, la Presidenta terminó una semana en la que concretó un apreciable giro en su política exterior. Hizo fuertes gestos y discursos de distanciamiento al polo geopolítico que lideran los Estados Unidos y la Unión Europea, en medio del conflicto abierto por la deuda con los fondos buitre y la justicia norteamericana.
En cambio, expresó un fuerte acercamiento a Rusia, cuyo presidente, Vladimir Putin, visitó la Argentina el sábado pasado, y manifestó su alineamiento al Grupo Brics, al asistir el miércoles a una cumbre de ese bloque en Brasilia. La visita de Xi Jinping se produce en medio del acercamiento de Rusia y China.
En su discurso, Cristina Kirchner envió también ayer un mensaje a Washington. “Es hora de valorar la magnífica oportunidad que tenemos en este mundo que vuelve a ser multipolar”, dijo, al encabezar la comida de agasajo a Xi Jinping, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.
“El surgimiento de economías como la de China permite alternativas frente a un mundo que se creía agotado”, añadió la mandataria. Y pronosticó que “en poco tiempo China se convertirá en la primera economía del mundo”.
Entre tantas muestras de sintonía, la Presidenta le regaló dos caballos a Xi Jinping. “Le regalamos para su esposa un caballo de silla. Sabemos que a ambos les gusta cabalgar y, a usted, un típico caballo de polo argentino, ambos son reproductores, sementales y están en perfectas condiciones para cabalgar”, le dijo.
Antes de brindar, ella recordó que “este año es el año del caballo de madera en China” y le confesó que, en el Horóscopo Chino, su hija Florencia Kirchner “es caballo”. Risueña, agregó: “Yo soy serpiente, [Néstor] Kirchner era tigre y mi hijo Máximo es dragón”.

“Mire, usted, la pléyade de animales que tiene la familia y qué importantes, diferentes y complementarios somos”,

comentó.

Las represas hidroeléctricas Kirchner-Cepernic, que se ubicarán sobre el río Santa Cruz, estarán a cargo de un consorcio binacional liderado por la constructora Electroingeniería, de Gerardo Ferreyra, un empresario allegado al secretario legal y técnico, Carlos Zannini.
En esa licitación participó Austral Construcciones, del kirchnerista Lázaro Báez, pero se retiró tras un escándalo por supuesto lavado de dinero.
Las inversiones chinas actuales no tienen vinculación con las que se anunciaron en 2004 cuando visitó el país el ex presidente Hu Jintao. En aquella oportunidad, el Gobierno anunció la llegada de 20.000 millones de dólares de empresas que el gobierno chino no reconoció.
La renovación del Belgrano Cargas consistirá en 1500 kilómetros de vías nuevas, 100 locomotoras, 3000 vagones, y la reconstrucción de 2000 vagones en talleres nacionales, con insumos chinos.
Otros acuerdos firmados fueron de cooperación entre la Comisión de Comunicaciones y su par china, un proyecto de acceso de banda ancha nacional, colaboración entre YPF y la Corporación del Banco de Desarrollo de China y un compromiso entre Entre Ríos y la Corporación Estatal China para proyectos de riego y la construcción de tubos de presión de agua pesada, entre otros.

Leé otras notas de Mariano Obarrio en La Nación

20140719-095820-35900316.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s