Las mentiras de la Doctora metieron al país en un laberinto

Seguramente, si Axel Kicillof logra un stay o una garantía con el juez Griesa, el Gobierno celebrará un acuerdo con los fondos buitres como si fuera la Copa Mundial de Futbol porque habrá evitado el default a último momento. Dirán que es otro triunfo de Cristina y harán alarde de haber vencido a los buitres de afuera y de adentro, a los especuladores, y a todo el maléfico sistema financiero internacional. Evitarán así,  señalar que ellos mismos, o al menos la Doctora y su gobierno, nos habían encerrado, entrampado en este conflicto de manera inncesesaria, por inoperancia, demagogia, corrupción y falta de profesionalismo.

La propia Doctora dijo ayer ante el Mercosur, lo más campante, que ella le pondría a su próximo perro macho el nombre de RUFO en un irónico homenaje a la cláusula que la tiene a maltraer a la Argentina.

Pero al mismo tiempo recordó que ella misma había respaldado la imposición de esa cláusula en los contratos con los bonistas para incentivarlos a ingresar en el los canjes 2005 y 2010. Así se les demostraba que nunca el Estado iba a hacer mejores ofertas que la de una quita del 65%.
Ahora, la Doctora y los suyos se lamentan de tener que respetar la cláusula RUFO porque un juez ordenó pagar el 100% de la vieja deuda a los fondos NML Elliott y a Aurelius. ¿No era mejor pensar antes si convenía la inclusión de la cláusula RUFO o la Doctora ya estaba pensando en su perro RUFO? ¿Le estaba metiendo el perro a la Argentina y los gobiernos siguientes lo sufrirían?
La Doctora también dijo ante el Mercosur que los buitres pueden entrar al canje, o sea cobrar sus bonos con quita del 65%, y encima ganar el 300% en dólares. Pero lo que no les contó a los presidentes que la escuchaban en Caracas es que ella misma como legisladora en 2005, junto con su esposo como presidente, habían impulsado y sancionado la Ley Cerrojo, que impediría en el futuro a ingresar a todos los que se quedaban afuera del canje. Era otro incentivo. O entran o se quedan afuera para siempre y cerramos todo con un cerrojo. Y tiramos la llave. Como sólo obtuvo el 76% de adhesión, la Ley Cerrojo fue suspendida en 2010 para que ingresara un 17 por ciento más, hasta completar el 93%. Y ahí sí: el Gobierno salió a venderle humo a la sociedad diciendo que había resuelto para siempre el problema de la deuda. Fue el relato del Desendeudamiento. Y arrojó la llave al mar.
Paralelamente, en las tribunas y en los actos institucionales la Doctora decía

“no vamos a pagarle nunca más a los buitres”, ni siquiera un dólar.

Mientras que por otra parte aseguraba que la Argentina crecía a tasas chinas y anunciaba records de recaudación, gastos desmedidos para su militancia, el Estado y sus empresas como Aerolíneas contrataban personal de La Cámpora, y todo en la Argentina era una fiesta. Como era de esperar, el juez Griesa, los buitres y luego la Cámara de Apelaciónes de NY, tomaron esta actitud como la de un gobierno que manifestaba una falta total de voluntad de pago, pero que era solvente por sus propias confesiones públicas, que se pasaba de vivo, y fue así como embocaron a la Argentina.
Si la Doctora no hubiera usado políticamente el desendeudamiento, hubiera recurrido a la prudencia y hubiera manifestado desde el origen la voluntad de pago a los buitres en las mismas condiciones que los que habian entrado al canje, o algo peores tal vez, la justicia norteamericana hubiera considerado que la Argentina era un país con voluntad de pago y que debía pagar conforme a sus posibilidades de país pobre y en emergencia luego de la famosa crisis de 2001. Sin embargo, éramos mejores que Canadá y Australia. Quizás el juez hubiera dictaminado un pago en las mismas condiciones que a los bonistas reestructurados. Pero de haber sido así,  la Doctora hubiera perdido la oportunidad de mojarle la oreja a los Buitres, a los EE. UU. a los jueces y a todos los Enemigos de la Patria.
Otra trampa en la que cayó el gobierno -otro incentivo más- fue el del Cupón PBI. Mediante ese instrumento, la Argentina pagó y compensó mucho de lo que por otro lado quitaba. Luego al truchar los números del Indec, Argentina pagó en 2008 unos 2200 millones de dólares de más porque en realidad no había crecido por encima del piso del 3,25% del PBI que disparaba el pago del cupón. Pero había que decir que el modelo era exitoso, que estaba blindado a los avatares del mundo, y que por eso pagábamos. Ese cupon nos salió más caro que los 1500 millones ordena pagar Griesa. Y lo pagamos. ¿Fue impericia, negligencia o corrupción? Lo cierto es que muchos hoy vendepatrias dijeron todo esto durante todo este tiempo, lo denunciaron, y la Doctora los trataba como si estuvieran en contra del éxito argentino mientras ella misma se metía en este laberinto y se encerraba con su propio cerrojo. Ahora si el juez Griesa acepta el stay, o liberar los fondos, algo que sería sensato, Cristina saldrá a decir que todos esos que la criticaron siempre no entienden nada y que ella es la única que garantiza defender los intereses de la Patria.

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades, radio El Mundo AM 1070, o haciendo click aquí.

3 comentarios en “Las mentiras de la Doctora metieron al país en un laberinto”

  1. Indudablemente este es el gobierno mas inepto, mentiroso y corrupto de que se tiene memoria en la Republica Argentina. Muy bien articulo. Un abrazo

    Me gusta

  2. El cupon del PBI recuerdo que lo festejaban ruidosamente toda la claque que la aplaudía , Estoy segura que muchos de los .integrantes del gobierno tienen bonos de deuda. Según dicen Capitanich atesora muchísimos. Pero ahora provocan el default de los hold-out para victimizarse y aprovechar los problemas que se van a crear cubriendo con ello los desastres económicos en que nos han metido y de los que no encuentran salida.

    Me gusta

  3. Las maniobras de la “Exitosa Abogada” nos harán pagar con creces sudor y lágrimas su “Década Ganada” a los que solo conocemos la transparencia, el trabajo, el sacrificio, la honorabilidad. Pobre Patria Mía!!! Mientras tanto el mundo entero nos ridiculiza y menosprecian. En tanto nuestro “iluminado” Kicillof grita a los cuatro vientos que el defaul es una pavada atómica. 😦

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s