Tensan la interna del FPV Randazzo y el sciolismo

LA NACIÓN, domingo 26 de octubre de 2014

En los últimos días habían circulado versiones de que Daniel Scioli podría encabezar una lista de unidad para las elecciones presidenciales de 2015 bendecida por la presidenta Cristina Kirchner. Pero su principal rival interno, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo , demostró que está dispuesto a enfrentarlo al criticarlo por “su falta de gestión”. Desde el sciolismo lo acusaron de “querer sembrar el miedo”.

Así se enrareció el clima electoral en el oficialismo después de varios días en los que Randazzo había moderado su campaña y en los que ciertos sectores de la Casa Rosada habían dejado trascender que la jefa del Estado podría apoyar a Scioli y negociar la mayor cantidad de espacios en las listas legislativas para La Cámpora . Esos trascendidos consignaban presiones a Randazzo para que se baje de la pelea presidencial y sea candidato a gobernador bonaerense, pero sus voceros niegan tajantemente que haya recibido insinuaciones y mucho menos que las vaya a aceptar.

En el oficialismo muchos vieron su ofensiva contra Scioli como una señal de pelea a pie firme. En un reportaje a MDZ Online, criticó la supuesta “falta de gestión de Scioli” y opinó que “es muy permeable a los factores de poder económico y mediático”.

Con probable venia de Scioli, el presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, le contestó ayer que “no puede plantear su propuesta respecto de la descalificación y sembrar el miedo en los otros”. En declaraciones a Radio Continental, Marangoni, uno de los voceros de Scioli que más distancia toman del Gobierno, planteó que “hay un camino que es el de proponerle a la sociedad la trayectoria de cada uno, las ideas de cada uno, la actitud de cada uno y la gente va a terminar eligiendo a los que contribuyan a la paz”. Los voceros de Randazzo aclararon ayer que “lo de Florencio no fue un ataque a nadie, simplemente le preguntaron cuáles son las diferencias entre uno y otro”.

Pero sus declaraciones no parecieron inocentes. Dijo que “la falta de gestión de Scioli no le pasa solamente con los documentos de identidad, sino que la tienen en educación, en seguridad, en salud. En todos los ámbitos”. Randazzo dio así muestras de no estar dispuesto a bajarse de su candidatura.

“Me diferencia fundamentalmente el origen”, dijo. El ministro se presentó como “un militante desde 1983”, mientras que “Scioli emerge en los 90”. Y agregó “otra diferencia, yo creo en la gestión: Daniel Scioli no cree en eso”.

Marangoni manifestó que “la descalificación de los dirigentes” provoca “más desánimo que confianza” en el electorado.

Otro frente de conflicto del ministro es la presión de la oposición para que renuncie a su cartera si mantiene su candidatura. Es que Interior administra el presupuesto electoral, distribuye los fondos de los partidos políticos, sortea los espacios publicitarios gratuitos, organiza el escrutinio provisional y licita el proveedor del conteo.

En Interior aseguran que esas facultades son del director nacional electoral, Alejandro Tullio, y que sólo se atiene a la ley electoral. Atribuyen esa presión a la Cámara Nacional Electoral, que históricamente reclama esas competencias.

Pero Randazzo no renunciaría ni pediría licencia, al menos hasta tener certeza del escenario electoral. Sus voceros dijeron ayer a LA NACION que “para las primarias faltan 10 meses y algunos pretenden hacerlo renunciar porque saben que quedan muchos logros de gestión”..

El plan de retirada de la Doctora: cubrir la retaguardia con un Caballo de Troya

La Doctora comenzó a diseñar su plan de retirada. Es fundamental cubrir la retaguardia para el regreso al llano. Su objetivo es evitar que avancen las investigaciones judiciales que están en marcha y las que comenzaron a circular a gran velocidad en los Estados Unidos, con la “ruta del dinero K” de Lázaro y Cristobal, descubierta por los Fondos Buitres, que quieren presionar por el pago de la deuda y, si es necesario, cobrarsela de los dineros mal habidos, si los hubiera. La estrategia se compone de varios pasos, si se cumple o no depende de varios factores, entre ellos de cómo actúe la sociedad:
1-Sancionar un proyecto de Codigo de Procedimientos Penales, que es un gran Caballo de Troya: la líder le regala al pueblo “la mano dura” que tanto reclama en las encuestas. Pero escondido adentro del proyecto desembarcarán decenas de fiscales K y una gran delegación de poder para Alejandra Gils Carbó. Sus fiscales investigarán y dejarán de hacerlo según los deseos de Justicia Legítima.
2-La Doctora se guarda en la manga la carta de elegír uno o dos miembros de la Corte Suprema si los necesita. Leon Arslanian es el más probable reemplazante de Zaffaroni. Los radicales no podrían objetarlo y podrían darles a Ricardo Gil Lavedra a cambio. O la Presidenta se reservaría otro nombre. Pero tiene que tener aprobación radical.
3-La decisión de adecuar de oficio al Grupo Clarin es un golpe destinado a negociar suavidad en el trato informativo. Cristina está convencida de que Clarin tiene vinculos investigativos con los fondos buitres, que siguen las pistas del dinero de Lázaro y Cristobal. Muchos fondos y bancos de inversión tienen contacto con el Grupo, sospecha.
4-El joven Kicillof prepara un acuerdo con los buitres para enero, vencida la RUFO, para tener mejor panorama economico, con financiamiento a tasas razonables, y para evitar que sigan con las investigaciones.
5-Estrategia electoral con apoyo del peronismo, con los goberandores e intendentes del PJ. Para eso es indispensable acordar con Daniel Scioli la candidatura presidencial. Florencio Randazzo quedaría como candidato a gobernador de la provincia, pero él se niega a resignar su lugar y comenzó a atacar a Scioli: descubrió que “su gestión es mala” porque “es permeable a los empresarios”, aunque la Doctora ya repara tanto en eso.
6-Negociar con Scioli las listas del Frente para la Victoria de candidatos a senadores, diputados, legisladores y concejales, todas compuestas por los iluminados de Lá Cámpora. Cristina quiere conformar bloques K que condicionen a los futuros gobiernos, con bancadas de entre 60 y 100 diputados propios. Si el gobierno es de Scioli negociará políticas y tranquilidad. Si es de Massa o Macri será la gran jefa de la oposición. Eso cree. Fiscales y legisladores, además de ñoquis en el Estado. Es la fórmula para retener la llave de la gobernabilidad.
7-Analizar la candidatura de Cristina tanto para diputada nacional por Buenos Aires como para legisladora por el Mercosur. Se elegirían 44 diputados del Mercosur en todo el país y de ese modo Cristina irìa en la boleta en todo el país con la de Scioli el mismo día de octubre en que se elija el nuevo presidente (en la primera vuelta). Con eso tendría fueros, espacio institucional y dirigiría el bloque K.
8-No se descarta que se pueda postular como candidata a secretaria general de la Unasur, cargo que se renueva a mediados de 2016 en reemplazo del colombiano Ernesto Samper.
Este es el plan hoy, si se cumple o no depende de muchas cosas y factores. Entre ellos, de cómo se desempeñe la oposición y la sociedad..