El Gobierno reunió al Consejo de Seguridad para prevenir saqueos

 LA NACION, Jueves 20 de noviembre de 2014

En medio de los reclamos sindicales y sociales por un bono de fin de año, y por bolsones de alimentos a los supermercados, el gobierno de Cristina Kirchner reunió ayer al Consejo de Seguridad Interior, que agrupa a todas las fuerzas federales de seguridad y ministros de seguridad de cada provincia, para unificar criterios y operativos contra el delito común y contra posibles estallidos sociales con saqueos a supermercados a fin de año.

Si bien también se habló de inseguridad ciudadana, el Gobierno incluyó un matiz conspirativo: “Defender a la democracia” de un peligro de “desestabilización”.

Según dejaron trascender fuentes oficiales consultadas por LA NACION, la reunión sirvió para coordinar unidades regionales de cooperación entre las fuerzas de seguridad nacionales, las policías provinciales, el Gobierno y el Poder Judicial ante eventuales episodios de violencia social.

La ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, advirtió al cerrar el encuentro en la localidad de Pilar que “dentro de este paradigma de seguridad democrática, la democracia no se vulnera y estaremos atentos a cualquier circunstancia que atente contra la democracia que estamos construyendo y consolidando”.

El secretario ejecutivo del Consejo de Seguridad, Gonzalo Ruanova, fue más allá. “Cualquiera que busque desestabilizar en nuestro territorio federal se va a encontrar con una respuesta unificada de las fuerzas provinciales, federales y el Poder Judicial, con la conducción política de este ministerio”.

Tal como informó LA NACION el domingo pasado, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, prepara un plan antisaqueos para prevenir estallidos sociales y robos a supermercados en diciembre. Para ello suspendió las vacaciones durante ese mes a las fuerzas federales de seguridad: Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Además, coordinó con los fiscales y los jueces medidas de desplazamiento rápido de esas fuerzas y el encuadre jurídico para juzgar y condenar a los eventuales cabecillas por los delitos de robo en poblado y en banda y asociación ilícita, que no son excarcelables.

La agrupación Barrios de Pie, que coordina Daniel Menéndez, reclamó anteayer a 20 supermercados del conurbano bonaerense y Capital Federal la “donación solidaria” de bolsones de mercadería para unas 8000 familias.El jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, la descalificó ayer y dijo que

“Barrios de Pie no es un movimiento social; es una agrupación política que en el orden nacional es liderada por Hermes Binner”, ex gobernador de Santa Fe y precandidato presidencial de UNEN. “Por lo tanto Binner debe clarificar cual es la posición, que constituye una acción de oposición sistemática”, dijo.

Consultado Menéndez, dijo a LA NACION que seguirán reclamando alimentos y un bono de fin de año de 2000 pesos para trabajadores formales, informales y jubilados, y que si en diciembre no tiene respuesta harán una jornada de cortes de ruta en todo el país.

En la reunión del Consejo de Seguridad, Berni señaló que “la experiencia que tuvimos en diciembre pasado demostró que en muchos lugares la policía es parte del problema y no de la solución”.

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio El Mundo AM1070 

MafaldaAllumeRadio

CASTELLS, EN HUELGA DE HAMBRE PORQUE LE NIEGAN PASAPORTE PARA VER AL PAPA Y HABLARLE DE POBREZA

Luego de las 22, la recova de la Catedral metropolitana es un albergue de hombres y mujeres pobres, sin techo, que duermen como pueden. Cuando pasaba hace minutos entre ellos advertí que un hombre de aspecto indigente, dormido y recostado sobre su brazo derecho, era Raúl Castells. El jefe del Movimiento Independiente Justicia y Dignidad MIJD está haciendo huelga de hambre seca porque el gobierno de Cristina Kirchner no le habilita los tres pasaportes de quienes fueron invitados a ir a ver al papa Francisco para visitarlo en El Vaticano.

Hay carteles de cartulina amarilla escritos con marcador negro que explican el problema. “¿Perdón, el señor es Raúl Castells?”, pregunto sorprendido. Me responde una compañera del líder piquetero que “sí”.

Marcela Soza relatando el insólito motivo de la huelga de hambre
Marcela Soza, activista del MIJD relatando el insólito motivo de la huelga de hambre

“Queremos ir a ver al Papa para mostrarle la pobreza y la miseria del Norte para que el Papa pueda verla e interceda ante el Gobierno. Queremos conversar con Francisco y contarle todo lo que está pasando en la Argentina”, dijo Marcela Sosa, una activista del MIJD de Tucumán que vela al lado de Castells.

Están allí desde el lunes 17 de noviembre. La invitación del Papa se las dio en mano, dicen ella y sus amigos, monseñor Alfredo Dus, arzobispo de Resistencia. Fue hace un mes, en la mismísima Catedral de la capital de Chaco. Era para tres personas: Castells, Ramona Rajoy, campesina algodonera, y Paulo Aranda, un miembro de la comunidad Qom del impenetrable chaqueño. “Me dijeron que este DNI no es válido. Yo no existo y por lo tanto no me pueden dar el pasaporte”, comentó Aranda, risueño e incrédulo.

¿Qué reclaman ahora Castells y sus socios?

1-Quieren el pasaporte para los tres viajeros, que les denegaron sin motivo, dicen, en el centro de documentación de Saenz Peña, Chaco. Jorge Capitanich, por ser gobernador de la provincia en uso de licencia, o Florencio Randazzo, ministro del Interior, podrían solucionar el problema con un golpe de teléfono. Después de todo es el Papa, amigo de la Doctora, quien los está invitando.

2-Piden el reconocimiento de la Universidad Popular del MIJD en Chaco.

3-Reclaman alimentos para todas las provincias “para que no haya saqueos en diciembre”.

Dicen que hasta ayer estaban alojados dentro de la Catedral, pero que monseñor Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires, ordenó que los sacaran y los envió afuera. Aseguran que le pidieron a Poli que interceda para que el Gobierno les dé sus pasaportes para poder salir del país.

Y afirman que “Poli dijo que no podía hacer nada”.

Me comentan que Castells fue visitado hoy por médicos porque no se sentía bien por la huelga de hambre seca desde el lunes. Como si fuera un sueño absurdo, me voy pensando en que hubo una invitación del papa, entregada por un obispo, una denegación de pasaporte de un gobierno nacional y popular para responder a esa invitación, y que otro obispo no puede interceder ante el Gobierno a favor de los invitados del Papa, a los que invita a retirarse de la Casa de Dios. Solo en la Argentina pasa. Todavía Castells sigue durmiendo.

Escuchá a Mariano Obarrio  los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá) 

MafaldaAllumeRadio