Advierten que el Gobierno intenta legitimar el espionaje ilegal

La Nación, jueves 9 de julio  de 2015

Los principales especialistas en inteligencia aseguraron ayer que el decreto 1311, por el cual el gobierno de Cristina Kirchner habilitó el espionaje sobre el sector privado para evitar “golpes de mercado”, contradice las propias leyes de inteligencia que reglamenta: permite el espionaje sobre actividades lícitas, algo expresamente prohibido, y legaliza una práctica que “se venía haciendo en forma ilegal”.

Para bajar la controversia, el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE), Oscar Parrilli, negó ayer una intervención sobre las empresas. “No vamos a ir a las calles a ver quién compra o vende dólares”, sostuvo. “El artículo 3, inciso 1 (de la ley 27.126), prohíbe que realicemos tareas represivas, de investigación criminal o funciones policiales”, aclaró el funcionario.

Sin embargo, en forma contradictoria, el Anexo I del decreto que firmó la presidenta Cristina Kirchner tipifica la “Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional” y permite el espionaje sobre “grupos económicos y/o financieros, bancos, empresas y compañías financieras” que impulsen “terrorismo” o una “desestabilización de gobiernos democráticos” mediante “corridas bancarias y cambiarias, desabastecimiento, golpes de mercado, etcétera”.

El polémico decreto 1311 reglamentó la ley de inteligencia, la número 27.126, que había modificado, en forma parcial, la antigua ley, la 25.520. Pero mantuvo en pie artículos como el 4 inciso 2, que prohíbe expresamente a los organismos de inteligencia “producir inteligencia” sobre “la actividad lícita” que “se desarrolle en cualquier esfera de acción”.

El especialista en seguridad e inteligencia del Frente Renovador Diego Gorgal dijo a LA NACION que “el decreto abre la puerta a intervenciones sobre la actividad privada como si fuera delictiva cuando es legal”.

El asesor del candidato presidencial Sergio Massa agregó que “el problema es anterior; es la consecuencia práctica de confundir inteligencia, que debe reunir información para que las autoridades políticas tomen las decisiones, con investigación de delitos penales, y ésa es una frontera peligrosa”, observó.

Horacio Jaunarena, ex ministro de Defensa, señaló que este avance “es un rasgo más de la democracia autoritaria que ha construido el Gobierno”. Dijo que “es todo parte del montaje de inteligencia, con la nueva agencia y el Ejército” y que se intenta “legitimar y dar respaldo legal a las cosas que ya se hacían”.

Advirtió que “no sólo la ex SIDE y el Ejército” realizan escuchas a sectores empresarios y bancarios, sino que “también la UIF y la AFIP utilizan esa vía de información ilegal”.

Los organismos de control naturales de las empresas, bancos y compañías financieras son en la actualidad el Banco Central (BCRA), la Comisión Nacional de Valores (CNV), la AFIP, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y la Unidad de Información Financiera (UIF). Con el nuevo decreto se agregaría la AFI a una confusa actividad de supervisión estatal.

Fuentes militares, en tanto, estimaron que el decreto es “ilegal y arbitrario” y constituye “un paso más para hacer espionajes y acusaciones sin límites”.

SIMPLE INTUICIÓN

Un oficial retirado señaló que aun con la ley anterior “se vulneraba la exigencia de recurrir a un juez para fundamentar las escuchas y los seguimientos”. Frente al nuevo decreto, advirtió que “por una simple intuición ahora un funcionario se arrogará atribuciones para escuchar y acusar a cualquier ciudadano que quiera comprar dólares” y pronosticó que “afectará gravemente la libertad de los particulares”.

En el gobierno porteño de Mauricio Macri se excusaron de responder a LA NACION. Cercano al macrismo, el ex secretario de Inteligencia Miguel Ángel Toma advirtió que “hacer inteligencia sobre cualquier actividad lícita está expresamente prohibido por el artículo 4 inciso 2 de la ley 25.520, e investigar a cualquier entidad a partir de la arbitraria presunción de un funcionario de la AFI sin que medie la intervención de un juez es absolutamente violatorio de la ley y de la Constitución nacional”. Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, buscó desactivar estos resquemores expresados por los especialistas. Aseguró que “el empresario que no tiene nada que ver con las corridas cambiarias no tiene por qué preocuparse”.

PARRILLI INTENTARÁ CALMAR A LA UIA

  • Oscar Parrilli, director de la Agencia Federal de Inteligencia, irá el martes, a las 10.45, a la Unión Industrial Argentina (UIA) para explicar los alcances y atribuciones que le otorga la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional, que incluye las corridas cambiarias, el desabastecimiento y los “golpes de mercado” entre los delitos sujetos a espionaje.
  • El propio Parrilli propuso a la UIA la visita, luego de que proliferaron en la entidad cuestionamientos y temores al decreto 1311/2015. Daniel Funes de Rioja, Cristiano Rattazzi, Carlos de la Vega, Luis Etchevehere y Jaime Campos, entre otros, habían rechazado lo que consideran una facultad peligrosa del Poder Ejecutivo.
Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 10 a 12 en FM Concepto 95.5 (o hace click acá)

concepto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s