La comunicación oficial parece torpe, pero en realidad oculta un arma secreta y superpoderosa

El secreto del éxito de la política de comunicación de Jaime Duran Barba y de Marcos Peña es hacerle creer a todos que ellos mismos son imprudentes para cuidar la imagen de Mauricio Macri. Y todos caímos en la trampa. En realidad confían en un arma secreta y superpoderosa. Nadie lo sabía hasta ahora: existe una máquina con tecnología de última generación que emite unas ondas electromagnéticas hacia el cerebro de quienes ellos necesitan perturbar. Por eso dicen que aplican las nuevas tecnologías a la política.

Cuando el Presidente está contra las cuerdas, o ellos se meten en problemas, muy tranquilos aprietan un botón que dice “Cristina Kirchner”. Y en el acto la nueva Premio Nobel de Economía sale a decir que Macri es como De la Rúa, que Hugo Chávez era un estadista como Néstor, o que el macrismo montó un “estado policial”. Entonces Macri recupera terreno de inmediato y su imagen queda intacta. Prodigiosa.

Así de simple y así de increíble. La maravillosa Máquina tiene otra función que dice “Guillermo Moreno”: al activarla Moreno en persona filma un spot diciendo que Macri le saca la comida de la boca a los pobres, que él nunca tuvo nada que ver con las patotas y que el peronismo es amor. Ese botón, de color rojo, sirve para recordar a todos que desde que Moreno llegó a Comercio hubo 700% de inflación y que fue el máximo responsable de que en la Argentina nadie invirtiera. Ese tema es muy delicado.

El botón de Moreno hay que usarlo poco: puede ser letal para Cristina y no conviene que ella desaparezca, caiga en picada su imagen, y menos que algún juez incauto la detenga. Se terminaría la adversaria más conveniente para Macri y la que le garantiza chances de ganar en 2017. Duran Barba y Marcos Peña son maquiavélicos pero no son suicidas, ni mucho menos.

Otro botón es el de “Hebe de Bonafini”. Cuando lo aprietan, sale Hebe como catapultada a comparar a Macri con Hitler y a decir que es un dictador de m… y un hijo de remil p… Ese botón es clave para mantener a Macri con un 60% de imagen positiva. Pero no hay que abusar de la máquina secreta -algunos ya están sospechando que algo pasa-: podría ser descubierta y secuestrada por cualquier juez de Justicia Legítima y ello podría darle muchos dolores de cabeza al asesor de campaña ecuatoriano.

Por eso, mejor no confiarse de ella y en cambio reemplazarla por un minuto de reflexión política y de prudencia antes de mover cualquier ficha. Para no tener siempre que pedir ayuda a las nuevas tecnologías. Cristina, algún día, se va a dar cuenta y va a descubrirlo todo…Y los va a denunciar por haberla obligado a decir todas esas pavadas para dañar su imagen. Sería la prueba más evidente de que es una perseguida política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s