Los detalles del pacto fiscal sobre cómo se reparten la torta: un juego de suma positiva, en el que todos cedieron pero ganaron

El pacto fiscal entre Nación y provincias fue un empate en el que todos ganaron porque se comenzaron a corregir distorsiones de la estructura fiscal que son insostenibles y que llevaban mucho años.

La base de todo el acuerdo es la siguiente:

1-Toda la recaudación del impuesto a las ganancias va a la coparticipación, o sea a la Nación y a las provincias. Son 640.000 millones. Antes se coparticipaba pero el artículo 104 de la ley de ganancias fijaba que el 36%, 230.000 millones, iban a:

-20% a la Anses (130.000 millones)

-10% al Fondo del Conurbano Bonaerense (FCB, 65.000 millones)

-4% a las provincias con necesidades básicas insatisfechas (NBI, 26.000 millones)

-2% a los aportes del tesoro nacional (ATN, 13.000 millones).

2-Toda la recaudación del impuesto al cheque va a la Anses. Son 194.000 millones. Antes solo iba a la anses el 70% y el 30% se coparticipaba (60.000 millones, de los cuales 35.000 de provincias y 25.000 de Nación).

La Nacion y provincias salieron hechos, con resultado neutro en el reparto de fondos. Las provincias obtendrán en forma neta $ 44.000 millones más por coparticipación de ganancias pero perderán los 35.000 millones que le venían del impuesto al cheque. El resultado es prácticamente neutro.

Esto es así porque la eliminación del artículo 104 de la ley de impuesto a las ganancias determinó que habrá 230.000 millones que antes iban a la Anses (130.000 millones), al Fondo de Conurbano (65.000), a los ATN (26.000) y las provincias con necesidades básicas insatisfechas (NBI, 13.000), que ahora se volcarán enteramente a la coparticipación, entre la Nación y las provincias.

De toda esa masa, la Nacion suma 82.000 millones de pesos de lo que le corresponde por la coparticipación. Las provincias retienen unos 148.000 millones, de los cuales antes recibían indirectamente 104.000 millones (65.000 por el Fondo del Conurbano, 26.000 por NBI y 13.000 por ATN) y entonces sumarán en forma neta 44.000 millones.

Pero a su vez las provincias pierden 35.000 millones de lo que les dejaba antes la coparticipación del impuesto al cheque (por lo que no salen ganando ni perdiendo, es neutro el cambio para ellas).

También la Nacion pierde 25.000 millones que recibía del impuesto cheque. Es que toda la masa del impuesto al cheque, unos 194.000 millones, se volcará enteramente a la Anses: antes solo recibía 134.000 millones por el cheque y ahora sumará 60.000 millones, que antes se coparticipaban: 25.000 millones a Nacion y 35.000 millones a las provincias.

Por su parte, la Anses (Nacion) resignará 130.000 millones que hasta hoy recibía del impuesto a las ganancias que antes cobraba por el artículo 104 y pasa a percibir 60.000 millones del cheque (que antes recibían provincias y Nacion). Pero de los 82.000 millones más que la Nación recibirá de ganancias le compensará a la Anses 60.000 millones más y 20.000 millones para la provincia de Buenos Aires en 2018.

La provincia tendrá además un mejor coeficiente de coparticipación tras la eliminación del FCB: recibirá 20.000 millones a cambio de eliminar el tope de 650 millones que le imponía el FCB. Y sumará otros 20.000 millones de asignaciones específicas del Tesoro Nacional, con lo cual podrá contar con 40.000 millones adicionales en 2018 y 65.000 millones en 2019 (se agregarán asignaciones del Tesoro por 25.000 millones más). Así la provincia desiste de su demanda ante la Corte Suprema por 400.000 millones.

Además, la Anses debería ahorrar unos 50/70 mil millones por el nuevo cálculo de aumentos jubilatorios para compensar parte de la pérdida de Anses por la quita de ganancias. Y las provincias deberían bajar impuestos y a la vez ahorrar en gasto público para no requerir más fondos a la Nacion a futuro.

Por otra parte, las provincias desisten de los juicios por 340.000 millones, unos 56 pleitos a cobrar (no se sabe cuándo), pero a cambio recibirán contante y sonante un bono de 80.000 millones de pesos a once años y tasa del 6%, distribuido por coparticipación entre las que desistan. Cambian juicios por dinero en efectivo, lo cual fue el factor determinante para el acuerdo.

Fue clave la intervención de Dujovne para idear el nuevo bono y de Frigerio para combatir el argumento de todas las provincias de que no iban a resignar reclamos para que a la provincia de Buenos Aires (PBA) “se le de todo”. O a cambio pedían parte de los 65.000 millones de la PBA. Frigerio los contraatacó: “No hay una provincia que gana por sobre el resto que pierde. Sino una provincia que deja de ser perjudicada durante años y las otras quedan igual”. Eso fue más convincente cuando llego el bono de 80.000 millones.

Hasta ese momento, todos los gobernadores agitaban el fantasma de que no iban a firmar el pacto fiscal, lo cual llevó a Frigerio a trasladarse el miércoles a la tarde al CFI para contener la fiebre de los mandatarios provinciales.

 

 

COMO IMPACTA CADA MEDIDA EN PBA, PROVINCIAS Y NACION

 

PROVINCIA BUENOS AIRES

GANO

-Porque recibió 40.000 millones adicionales en 2018 y 65.000 millones en 2019. En 2018 recibirá 20.000 millones más por coeficiente de coparticipación y 20.000 millones por asignaciones específicas de la Nacion. Y en 2019 los 20.000 millones de la coparticipación más 45.000 millones de asignaciones.

-Por la suba del impuesto inmobiliario.

PERDIO

-Porque desiste de un juicio (aún incierto) en la Corte Suprema de 400.000 millones y por otros juicios que resigna contra la Nación por 15% de coparticipación que retenía la Anses.

-Por baja de impuestos a los Ingresos Brutos y sellos; es uno de los que más le pega.

 

 

LAS PROVINCIAS

NO GANAN NI PIERDEN POR LA SUBA A PBA

GANANARON

-Recursos en efectivo por 80.000 millones a tasa de 6% por 11 años: 5000 millones en 2018 y 12.000 millones desde 2019 por diez años (desisten juicios por 340.000 millones).

-Evitaron una sentencia adversa de la Corte Suprema por el flujo y el stock del Fondo del Conurbano, por 400.000 millones. Muchas temían quedar en situación de quebranto. Fue un incentivo fuerte para aceptar la suba a PBA y la eliminación del FCB.

-Subas del impuesto inmobiliario.

-El impuesto al revalúo de los bienes de capital de las empresas será coparticipable, son unos 25.000 millones (estimado).

PERDIERON

-Resignan juicios por 340.000 millones (a cambio de 80.000 millones).

-Aceptan contener el gasto por la ley de responsabilidad fiscal, que fija un gasto real constante (sin superar la inflación) por 5 años. Eso las obliga a ahorrar 300.000 millones hacia 2023.

-Baja de impuestos. Deben resignar 150.000 millones en baja de ingresos brutos y sellos en 5 años, que son parte de los 300.000 millones que ahorran en gasto.

 

 

LA NACION

GANA

-Por el desistimiento de un juicio de 400.000 millones de Buenos Aires.

-Por el desistimiento de 56 juicios pendientes de todas las provincias por 340.000 millones (a cambio de 80.000 millones de deuda).

-Porque las provincias se obligan a no iniciar nuevos juicios por temas anteriores a la firma.

-Por las modificaciones en el cálculo del aumento de haberes jubilatorios: 50/70 mil millones que ahorrará. Se hará por inflación y otras variables como suba de PBI o de salarios que determinan los aportes.

-Se aseguró que el Banco Nación transfiera al Tesoro 20.000 millones y un 20% de utilidades a futuro, para cubrir parte del déficit. Esto no estaba contemplado en la negociación pero estaba en el Presupuesto 2018 y era resistido por las provincias y por el peronismo. Queda firme.

-Reordena las cuentas fiscales. La redistribución de recursos no tiene impacto fiscal. No modifica la meta del déficit de 3,2% del PBI, ni el presupuesto 2018.

-Por la nueva ley de responsabilidad fiscal los gobernadores ahorrarán 300.000 millones hacia 2023, de los cuales 150.000 millones van a la baja de impuestos. Y otros 150.000 millones mejoran el superávit. El gobierno cree que tendrán en conjunto un 2,5% de superávit fiscal consolidado. Esto es favorable para la Nacion como objetivo de política económica y para evitar asistir el rojo de las provincias a futuro.

-En 2013 podría haber bajado impuestos por 5% del PBI, unos 500.000 millones; 2% del PBI (200.000) bajó en 2016 y 2017 por la baja de ganancias y de retenciones; en cinco años bajará 1,5% (150.000) por la reforma tributaria nacional, y otro 1,5% (150.000) por la baja de impuestos provinciales.

-Resuelve el problema del FCB que desaparece y por ello se derivan 65.000 millones a PBA (20.000 millones por coeficiente) y elimina el tope de 650 millones anuales. A la Ciudad de Buenos Aires le tocaban 7000 millones opr coeficiente al eliminar el 104, más pero quedó anulado en Consenso Fiscal en una clausula por pedido de las provincias.

-Obtendrá 82.000 millones más de coparticipación de ganancias, pero eso lo destinará (60.000 millones) a financiar a la Anses y (20.000 millones) a la provincia de BA.

-Saca a la Justicia de la discusión por la coparticipación fiscal y así sienta las bases para la discusión de un nuevo proyecto de coparticipación fiscal (con los impuestos de ganancias y cheque más ordenados).

PIERDE

-Por el aporte especial a PBA de 40.000 millones en 2018 y 65.000 millones, que ya lo venía aportando con otras transferencias discrecionales. Ahora es automático.

-Emite un bono de 80.000 millones en diez años. Tuvo que ceder para compensar reclamos de juicios de las provincias. Las provincias querían manotear parte de los 65.000 millones de PBA. No querían desistir de los juicios por 340.000 millones.

-No podrá aumentar los impuestos internos al vino y el impuesto a la electrónica lo bajará gradualmente en cinco años. Por ahora mantiene el de gaseosas (no hay cifras de la recaudación esperada).

-Se compromete a financiar las cajas de jubilación no transferidas, que son 14.000 millones de pesos, pero las provincias piden 3000 millones más.

-San Luis no aceptó desistir sus juicios porque tiene dos juicios con sentencia firme por 18.000 millones de pesos y otros sin sentencia. En total 32.000 millones. Frigerio cree que firmará en las próximas semanas.

-Santa Fe aceptó firmar y recibirá el bono hasta que se acuerde un mecanismo de pago de su deuda en firme de la Corte por 51.000 millones por el 15% de copa. Plazo hasta marzo. El pago del bono sería a cuenta del pago final.

-La Anses pierde 130.000 millones (de ganancias), pero lo recupera con 60.000 de la Nacion y 60.000 del cheque (los 35.000 millones que recibían las provincias y 25.000 millones que recibía la nación).

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s