Ignacio Peña: “Si Macri cree que hay vida humana debe intervenir en el debate para frenar el aborto o vetarlo si hay ley” Programa 30 – 06 – 2018

PRIMERA HORA

 

ignacio pepña

IGNACIO PEÑA, ECONOMISTA, HERMANO DE MARCOS PEÑA

MINUTO 8

“Si el Presidente dice que él cree que la vida comienza en la concepción, yo creo que el tiene la obligación moral de asumir una posición y si él ve que la gente está cometiendo un error él tiene el deber de usar su poder para evitarlo. Si él ve que esta ley va a acabar con personas humanas, con seres humanos él tiene el deber de parar este debate o de influenciar para usar todo su poder para que estas muertes no ocurran”

“Como todos los seres humanos, el Presidente puede cometer un error. El derecho a la vida está por encima del derecho al debate, ahí comienza todo este error.

¿Puede bajarse de dar libertad de conciencia a sus senadores?

“Absolutamente…”

“Cuando yo tenía nueve años y mi madre estaba embarazada de Marcos… Mi madre corría peligro de vida. Y de hecho se le planteó el tema de no tenerlo al bebe. Y pasó nueve meses terribles y luego años con problemas de ciática y todo tipo de problemas. Y decidió seguir adelante con el embarazo. Y Marcos es el resultado de ese coraje”.

 

SEGUNDA HORA

 

Fiore Viñuales , Maria Cristina Del Valle Senadora Nacional

CRISTINA FIORE, SENADORA PARTIDO RENOVADOR DE SALTA

MINUTO 2

“Este proyecto de aborto hay que rechazarlo, no modificarlo, porque es muy malo. Cada vez hay más senadores que están por el rechazo. Este partido no está perdido”

 

peppo

DOMINGO PEPPO, GOBERNADOR DE CHACO (PJ)

Ratificó la voluntad política de respaldar al Gobierno en la reducción del déficit fiscal

MINUTO 25

 

LA NOTA COMPLETA CON IGNACIO PEÑA

Ignacio Peña es el mayor de cinco hermanos, de los cuales el menor es Marcos Peña, el jefe del Gabinete. Quiso fijar su posición, dijo,  “como ciudadano y porque siento que tengo que expresar lo que estoy viendo”. Con permanente valoración y respeto al presidente Mauricio Macri y hacia su hermano, “Nacho” Peña señaló en forma contundente que “si el Presidente cree que hay vida humana desde la concepción debe intervenir en el debate para usar su poder para frenar el aborto o vetarlo si hay ley”.

“Como todos los seres humanos, el Presidente puede cometer un error. El derecho a la vida está por encima del derecho al debate, ahí comienza todo este error”, señaló este economista, consultor de negocios, estrategia e innovación.

“Si el Presidente dice que él cree que la vida comienza en la concepción, yo creo que él tiene la obligación moral de asumir una posición y si él ve que la gente está cometiendo un error él tiene el deber de usar su poder para evitarlo. Si él ve que esta ley va a acabar con personas humanas, con seres humanos él tiene el deber de parar este debate o de influenciar para usar todo su poder para que estas muertes no ocurran”.

¿Puede bajarse de dar libertad de conciencia a sus senadores?, se le pregunta. “Absolutamente…”

Luego desliza una infidencia familiar. “Cuando yo tenía nueve años y mi madre estaba embarazada de Marcos… Mi madre corría peligro de vida. Y de hecho se le planteó el tema de no tenerlo al bebe. Y pasó nueve meses terribles y luego años con problemas de ciática y todo tipo de problemas. Y decidió seguir adelante con el embarazo. Y Marcos es el resultado de ese coraje”.

Y remata: “Yo lo que le diría al Presidente es que cuando lo vea a Marcos y lo estima recuerde que él está ahí por el coraje de una madre y que use ese mismo coraje para dar cierre a este debate y abrir uno nuevo que tenga que ver con la vida”.

Entre las razones que dio para romper el silencio, y dar su verdad, señaló que una de las principales es “tratar de construir un futuro mejor para mis hijos, con innovación, un futuro de abundancia, inclusión, futuro de regeneración, transformar Argentina y América latina en una región innovadora y mostrar a la gente lo más valioso que tenemos”.

“Somos cinco varones. Yo soy el mayor. Marcos es el menor. Hoy vamos a comer un asado celebrar los 80 años de mi padre”, reveló.

-¿Qué siente frente al debate sobre este tema, cómo lo vive?

-Estoy opinando como un ciudadano y lo estoy haciendo porque charlando con gente próxima comentaban que existía la posibilidad y siento que tengo la obligación más que el deseo de compartir lo que estoy viendo. Hay una pieza del rompecabezas que está faltando y creo que el debate ha derivado en una dinámica de partido de futbol de un lado y del otro. Si me dijiste que ibas a apoyar o no… y no es el centro de la cuestión. Recientemente hiciste una nota respecto al tema de Marcos y de Luchi (Luciana Mantero, la esposa de Marcos) y el papel que tenían en todo este debate. Y yo quería comenzar diciendo que son dos personas extraordinarias, realmente fuera de lo común, pero que también pueden equivocarse. Digamos, Luchi tiene la postura que tiene porque tiene una fuerte conciencia social. Está pensando en el bien de la mujer. Pero hay una pieza que está faltando en todo este debate. Y Marcos es un funcionario muy importante pero al fin del día todo esto es anecdótico, porque nosotros elegimos al presidente Macri para representarnos, fue el presidente Macri quien inició el debate y es el presidente Macri el único argentino que tiene el poder de veto, que nosotros le dimos, en caso de que esta ley se sancione. Pero además es el líder del PRO y tiene la responsabilidad de tomar una posición con respecto a este tema. Digo esto con profundo respeto por el presidente y convicción de que está haciendo lo que está haciendo en términos de su entrada a la política y ser Presidente, no por ansias de poder, sino por quererle hacerle un bien a los argentinos. Pero creo que como todo ser humano puede estar equivocándose. Yo quiero aportar mi perspectiva sobre esto.

-¿Cómo se planta usted en este debate?

-Me planto en la visión de que acá hay una vida humana y que está en juego la vida de cientos de miles de argentinos y de argentinas y que debemos protegerlos. Para entender cómo llegamos hasta acá y donde está la solución y la pieza que está faltando hay que remontarse al comienzo del debate cuando el Presidente plantea que el está a favor de la vida, pero también está a favor del derecho a un debate respetuoso. Yo creo que ahí es donde se comete un error importante que aparte explica el resto de la conducta del presidente y del gobierno a partir de ese momento. Y la naturaleza y la forma en que se está dando el debate. Y el error es que se está poniendo el derecho a la vida al mismo nivel que el derecho al debate. Y ahí hay un error muy fundamental: el derecho a la vida está por encima del derecho al debate. Cualquier argentino tiene que poner por encima el derecho a la vida y es una lección que hemos aprendido con mucho dolor. Nos ha dividido mucho este tema y no podemos cometer de nuevo este error. Entonces el derecho a la vida es el comienzo de todos los derechos humanos. Y entonces si acá hay una vida humana, no tenemos el derecho de debatir si acá hay una vida humana. Ese derecho tiene que ser sagrado y tiene que ser respetado. Y si el Presidente dice que él cree que la vida comienza en la concepción, yo creo que él tiene la obligación moral de asumir una posición y si el ve que la gente está cometiendo un error él tiene el deber de usar su poder para evitarlo. Si el ve que esta ley va a acabar con personas humanas, con seres humanos él tiene el deber de parar este debate o de influenciar para usar todo su poder para que estas muertes no ocurran.

-¿Cómo sería la utilización ese poder, tratar de influir, conversar, convencer a los diputados y senadores indecisos que voten en contra de la ley, tomar una posición más pública, cómo se podría instrumentar esa decisión?

-Hay un montón de cosas que se pueden hacer. En última instancia esta siempre el poder de veto. Y creo que tiene que ser usado con decisión, así como se usó con el tema de las tarifas cuando el vio que la ley que había votado el Congreso le iba a hacer mal a los argentinos. Si esto le va a hacer mal a los argentinos él tiene que usar su poder de veto. Pero antes de llegar a eso, él puede usar su poder como líder del partido, sentarse con los senadores de su partido y de la coalición de Cambiemos y expresar este punto de vista. En caso de que él coincida de que la vida comienza en la concepción, que esta ley es una ley inhumana, y voy a usar una palabra fuerte esta ley es genocida. La realidad es que va a resultar en la muerte de una cantidad de argentinos. Y por eso el Papa está diciendo esto es parecido a lo que pasó con los nazis. Porque estamos entrando en una dinámica que creo que después con el tiempo nos vamos a arrepentir seriamente de haberla aceptado.

-¿Usted está de acuerdo con lo que dijo el papa Francisco?

-Yo estoy de acuerdo. ¡Estoy de acuerdo! Creo que es duro pero la realidad es que si alguien dijera en medio de la masacre de Ruanda o en medio del nazismo que lo que estaba pasado era un genocidio también hubiera parecido duro o exagerado. Y seguramente esa persona seria atacada. Y bueno, que vengan las consecuencias pero si uno proyecta las tasas de aborto de Uruguay esto resultaría en 100 mil abortos por año en la Argentina. Y si coincidimos en que son vidas humanas, son cien mil argentinos que son matados todos los años.

-Claro y además el papa Francisco se refiere también a otro aspecto de la ley que se refiere al descarte de vidas humanas según su malformación física, como el Síndrome de Down.

-El otro día tuve la suerte de ir a comer a la casa de una persona en Estados Unidos y tenía una chica con Síndrome de Down. Era un sol, pura sonrisa. ¡Era divina! Creo que tienen mucho para darnos y mucho para enseñarnos los chicos con Síndrome de Down. Es super emocionante… son puro amor. Son escuelas de amor, porque nos enseñan. Pero no hablemos de la Iglesia, hablemos como seres humanos, con sentido común. Usemos la lógica. La pregunta es si lo que está en la panza de una mujer de 8 meses es igual a lo que está afuera de la panza, lo que salió del vientre, sea por parto inducido, natural  o por un aborto. Entonces si no creemos que ahí hay un milagro, una transformación, y lo que estaba adentro se transformó en una forma metafísica o algo diferente…

-Claro no era persona antes y ahora si es persona… (irónicamente)

-Correcto. Correcto… si no hay una transformación y es la misma criatura, lo que hay de lo que registramos como el nacimiento es la misma persona que estaba antes. Algunos hablan de feto, pero es un ser humano. Es equivalente a decir que cualquier otra etapa del desarrollo humano, como el adolescente que está en la edad del pavo, no es un ser humano. El anciano no es humano porque no tiene todas las funciones porque las ha perdido. O si es de Boca, no es humano, es un bostero. Es importante que el embrión o el feto tienen el mismo ADN y el mismo corazón, el mismo sexo, cerebro, huella digital, sistema nervioso, que van a tener cuando salen de la panza. Cuando nosotros escuchamos el latido de un bebe en el ultrasonido y nos emocionamos y le ponemos un nombre, no le ponemos un nombre a una vaca o un cordero, sino a nuestro hijo o hija. La misma personas que luego va a salir de la panza. Perdimos de vista el norte, invertimos la escala de valores. Ponemos el derecho al debate por encima del derecho a la vida. Y cuando haces eso el precio es inmediato.

-¿Cómo familiares del jefe del gabinete han tenido la oportunidad de sentarse alguna vez con el Presidente o equipos de gobierno?

-Diversas veces he ayudado. Me pase seis años trabajando gratis y en esos años hice un par de proyectos para ayudar al gobierno y siempre que puedo trato de ayudar. No siempre se me escucha, vengo diciendo cosas que yo siento que no se escuchan pero es secundario en relación a esto. Este tema es mucho más importante.

-¿Qué le diría si hoy tuviera una conversación con el presidente en su casa o en la residencia de Olivos?

-Primero que lo respeto y que le digo esto con todo respeto. El segundo punto es que el vino acá para hacer el bien. Y Que si el cree que la vida comienza en la concepción, él tiene el deber de tomar el timón nuevamente y de mostrar el camino y de mostrar de que no podemos consentir con una ley se le quite el derecho a la vida a cientos de miles de argentinos. Y que hay una opción mejor. Una es usar su poder político para parar cualquier iniciativa que tienda a la muete de chicos. El segundo camino, que creo que es mejor, es dejar que la madre lleve el embarazo a su conclusión  natural, el parto, y que adoptemos esos bebes, y si hay un bebe que no es deseado, hay una opción que es respetar el derecho que si la madre no quiere al hijo se lo done y hacer todo un trabajo de apoyo cuando una madre no quiere a su hijo para tratar de restablecer ese vínculo y tratar de curar ese problema. Pero si no hubiera ese deseo hay que tratar de respetarlo y después dar la opción de una adopción facilitada porque además se ha planteado que este es un tema de salud. Pero la realidad es que los datos de muerte en la Argentina son confiables e indican que mueren 31 mujeres por año por aborto y esto representa a menos del 0,01% de las muertes, entonces es un tema tan importante como otros.

-Por otros factores de embarazo o cáncer de mama hay muchos más.

-Cada vida es un universo pero si lo encaramos desde el punto de vista de salud pública no es un tema que afecta al mayor número de muertes, todo lo contrario. Pero además la mortalidad por aborto viene cayendo. Era 100 en el 2000 y hoy es 31. Pero además puede seguir cayendo. En el caso de Chile se pasó a una ley de antiaborto y después la mortalidad por aborto cayó y es prácticamente cero. El parto natural es menos arriesgado que el aborto, la probabilidad de muerte en el caso de un aborto es más alta que en el parto natural. Ahí viene el tema de salvar las dos vidas, si queremos salvar a la madre la mejor forma es decir NO al aborto. Y desde el punto de vista de la salud pública hay otro punto a considerar. Que con el aborto libre, van a poder venir a hacerse aborto extranjeros, esto va a implicar un número probablemente de extranjeras a venir a hacer esa operación. Y eso va a implicar que la salud de los argentinos, que ya es bastante pobre, se va a tornar peor. Entonces desde el punto de vista de la salud pública no hay un caso fuerte. Si lo tomamos desde el punto de vista del derecho a la mujer, definitivamente hay que tenerlo en cuenta, pero también hay que tener en cuenta el derecho a nacer del bebe. El derecho de la mujer sobre su cuerpo no es absoluto de la misma forma que nosotros podemos en nuestra casa. No cualquier cosa. No podemos matar a alguien.

-El derecho sobre el cuerpo de la mujer está subordinado al derecho humano fundamental, que prevalece, que es el derecho a l vida.

-Exacto, entonces cuando se produce un aborto avanzado y el medico usa un instrumento para cortar los brazos, las piernas del bebe, y luego aplastar su cabeza, está destruyendo el cuerpo de una persona que no es la madre. Y esa persona tiene derecho a la vida, no se le puede hacer eso porque ese chico siente, sabemos que nos escuchan, sabemos que sienten dolor, pensemos lo que es el dolor de que le corten las piernas y los brazos a un bebe…

-No sabe el valor de lo que está diciendo… ¿Por qué cree que el gobierno lanzo este debate?

-No lo sé. Hay veces que cualquier ser humano se puede equivocar. Y creo que tenemos que estar abiertos a eso. Yo escuchaba gente que decía al comienzo del mandato que los ministros no se pueden equivocar. ¿Pero cómo? Solo podemos tener ministros que se equivocan, solo podemos tener presidentes que se equivocan…tenemos que darnos cuenta de que son seres humanos. Es posible que se equivoquen. Pero ahí está la respuesta. El presidente tuvo la sabiduría de llamar a un debate respetuoso. Y creo que en el debate puede surgir un elemento que él no estuviera viendo hasta ese momento, como por ejemplo este: el derecho a la vida está por encima del derecho del debate. Y si eso es verdad él puede cambiar su actitud frente a esta nueva información y puede dar por cerradas esta discusión. Y por lo menos asumir una posición firme en defensa de la vida. Más allá de cómo empezó esto lo importante es que termine.

-Asumir una posición firme implicaría dar una directiva a sus bloques en primera instancia y en segunda instancia un veto presidencial…

-Correcto. Y además usar esto para el bien. ¿En qué sentido? No puede quedar solo ahí. Creo que tenemos que pensar como mejoramos el sistema de salud para las madres embarazadas, en como educamos, como generamos conciencia de lo que significa ser padres y madres con nuestra juventud, y crear mecanismos para que cuando una madre no desea a su hijo por equis motivos, para adoptar ese bebé, para tomarlo como sociedad, como pueblo, cuidarlo.

-Pero él se pronunció y dijo que iba a dar libertad de conciencia. ¿El puede bajarse de esa posición?

-Absolutamente. Mirá, yo aprendo sobre la maravilla, el milagro de lo que ocurre en el vientre de una madre, cuando esta gestando un hijo cuando tengo nueve años y mi madre estaba embarazada de Marcos… Mi madre corría peligro de vida. Y de hecho se le planteó el tema de no tenerlo al bebe. Y pasó nueve meses terribles y luego años con problemas de ciática y todo tipo de problemas. Y decidió seguir adelante. Y Marcos es el resultado de ese coraje. Entonces yo creo que el Presidente debería tener el mismo coraje y defender a los otros argentinos que pueden morir… (se quiebra)

-Impresionante lo que cuenta, la verdad que nos deja helados. Bueno todos tenemos en nuestra familia tenemos alguna historia vinculada con eso. Yo por ejemplo llegué siete años después de mi primer hermano, mi hermano mayor, porque en el medio hubo una pérdida de otro, que a lo mejor podría haber sido yo … pero finalmente llegue tres años después. Bueno historias familiares que a uno lo tocan de cerca y lo ayudan a pensar en este tipo de cosas. Porque en realidad lo que nos convoca a este debate es la vida y la vida nos emociona por todo lo que implica la vida y es muy lindo poder expresarlo y decirlo.

-Correcto y entonces yo lo que le diría al presidente es que cuando lo vea a Marcos y lo estima recuerde que él está ahí por el coraje de una madre y que use ese mismo coraje para dar cierre a este debate y abrir uno nuevo que tenga que ver con la vida.

-¿Qué le va a decir hoy a Marcos cuando lo vea mirando el partido de Argentina – Francia?

-Vamos disfrutar el partido, vamos a disfrutar el asado y después vamos a tener una charla tranquilos.

-Le mando un gran abrazo Ignacio, muchas gracias por este testimonio. Una última pregunta. ¿Por qué quiso hablar?

-Porque así como creo que el presidente tiene obligación de proteger la vida yo también la tengo y todos nosotros la tenemos como ciudadano. No podemos callar, decir ahhh… que los especialistas opinen, que los políticos opinen. La evidencia más clara de eso es lo que paso en la última noche que se discutió el proyecto de ley. Me sorprendía que demoraran tanto para decidir porque esto es algo que se analiza y se estudia pero no podes decidirla la última noche sin dormir, es muy raro. Pero después que se hayan levantado hipótesis de que esto tenía que ver con temas de plata o qué es lo que dijo alguien, lo que no dijo alguien, realmente es una evidencia muy clara de que los ciudadanos tenemos que intervenir también y tenemos que ayudar porque nuestros políticos están perdiendo un poco el rumbo y están teniendo consideraciones que no tienen nada que ver con una cuestión tan importante como esta. Entonces yo siento que tengo la obligación de hablar por esos bebes que no pueden hablar.

-Y no sabe lo bien que hace… Le mando un gran abrazo Ignacio Peña, gracias y felicitaciones por el coraje.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s