Archivo de la etiqueta: Héctor Timerman

La Doctora reposará más de 10 días y manda a Kicillof y a Timerman al G20

LA NACIÓN, jueves 6 de noviembre de 2014 

Por orden de sus médicos, la presidenta Cristina Kirchner, que padece un cuadro de sigmoiditis, deberá mantener reposo absoluto por al menos diez días, por lo cual suspendió ayer su viaje a Australia para participar de la cumbre del G-20, el 15 y 16 de este mes. Designó para representarla al ministro de Economía, Axel Kicillof, y al canciller, Héctor Timerman, con lo cual evitó exponer al vicepresidente Amado Boudou, desgastado por su delicada situación judicial.

Así las cosas, Kicillof y Timerman serán los encargados de defender la postura del Gobierno en el conflicto con los fondos buitre, algo para lo cual se preparaba la propia mandataria, que aspiraba a mantener en alto su protagonismo en ese diferendo.

El G-20 se presenta complicado. La mayoría de sus países miembros, incluso Australia, el anfitrión, no aceptan discutir el caso argentino en la reunión de Brisbane, porque consideran que se debe hacer en el FMI.

En el parte médico oficial difundido ayer por la Casa Rosada se informó que la jefa del Estado deberá guardar reposo absoluto, “sin desplazamientos”, por “al menos diez días”, a partir del alta médica, la que no se informó cuándo se otorgará. Cristina tenía previsto partir el jueves próximo, pese a que el viaje de 48 horas resultaba muy desgastante. El parte médico dio por tierra con ello.

Pese al largo reposo, la Presidenta no realizó hasta ayer el traspaso del mando a Boudou, como lo ordena la Constitución en su artículo 88.”No quieren exponer a Boudou”, aseguró a LA NACION una alta fuente oficial.

El secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, entregó anoche el parte médico oficial en la Sala de Periodistas, tras lo cual informó que “la Presidenta no viajará a Australia y la delegación será encabezada por Kicillof, quien será acompañado por Timerman”.

El comunicado de prensa, firmado por los médicos Marcelo Ballesteros y Daniel Fernández, de la Unidad Médica Presidencial, consignó que Cristina Kirchner “cursa el tercer día de internación por un cuadro de sigmoiditis”, que “se encuentra estable, cumpliendo tratamiento sintomático y con antibióticos por vía endovenosa” y que sigue “internada para completar tratamiento, y con control evolutivo”.

También puso de relieve que “posterior al alta de internación, que se otorgará oportunamente, la Presidenta deberá mantener reposo con control evolutivo en la residencia presidencial de Olivos, contraindicándose la realización de desplazamientos, inicialmente y como mínimo, por diez días”.

Cristina Kirchner tenía previsto poner sobre el tapete ante el G-20 el conflicto con los fondos buitre y el fallo del juez de Nueva York que la obligó a pagar US$ 1700 millones. Sin embargo, Australia, los Estados Unidos, Alemania y otros países de la Unión Europea, menos Francia, no querían esa discusión por considerar que debe ser tratada en el FMI.

La Argentina impulsaría en la cumbre de Brisbane la adhesión a la resolución de la ONU para regular las reestructuraciones mediante una convención que tuvo el apoyo del G-77 y del Grupo Brics. En cambio, el otro bloque de países quiere apoyar las recomendaciones del FMI de la última reunión de octubre, que nació como respuesta a la ONU, con reformas en las cláusulas de “acción colectiva” y “pari passu” para evitar fallos como el de Griesa.

En la primera propone que si el 75% de los acreedores acepta una reestructuración, el resto debe adherir a ella. En la segunda, el FMI interpreta que no se debe impedir el cobro a ciertos acreedores si existe conflicto con otros, aunque sí deben tener el mismo tratamiento legal.

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio El Mundo AM 1070 (o haciendo click acá)

radd

Cristina cree que Washington “juega en contra” de Argentina

LA NACIÓN, sábado 27 de septiembre de 2014

La presidenta Cristina Kirchner consideró dos datos para extremar la tensión con el gobierno de Barack Obama en sus discursos ante la ONU. Por un lado, se convenció de que los Estados Unidos “juegan decididamente en contra de la Argentina” en la pelea con los fondos buitre y no quiere aceptar que Washington diga que el país está en default.

Por otro lado, el papa Francisco le hizo sentir un fuerte apoyo el sábado último, cuando almorzaron en la residencia de Santa Marta. El Santo Padre expresó sus coincidencias con ella en la condena a la especulación de los capitales financieros.

Pero el conflicto con los holdouts llevó a Cristina a ir un paso más y condenar al gobierno de Obama por su guerra contra el terrorismo internacional. Según allegados a ambos, el Pontífice también es crítico de la estrategia bélica norteamericana.

“Es posible que la Presidenta extreme la tensión hasta el límite para luego llegar a algún tipo de acuerdo con el gobierno de Obama”,

confió un funcionario a LA NACION.

Pese a todas las tensiones, el canciller Héctor Timerman, aseguró que “la Argentina no está enojada” con los Estados Unidos, y dijo que lo que hace “es defender los intereses de la República Argentina”.

Dentro del Gobierno aseguran que ahora Cristina Kirchner, en medio de la crisis del tipo de cambio y la falta de dólares, estaría dispuesta a llegar a un acuerdo con los fondos NML Capital y Aurelius para pagar los 1600 millones de dólares por el fallo del juez de Nueva York Thomas Griesa luego del 1° de enero de 2015, cuando caduque la cláusula RUFO.

Esa cláusula dispone que los bonistas de los canjes 2005 y 2010 podrían reclamar igualdad de trato si la Argentina mejora la oferta a los acreedores holdouts, que no entraron en aquellos canjes. Podría haber demandas por hasta 110.000 millones de dólares al país.

El jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, desmintió ayer ese posible acuerdo con los holdouts, que le permitiría a Cristina pensar en préstamos internacionales para asegurar un buen final de su mandato y apostar a un candidato propio en las elecciones presidenciales de 2015.

La resolución de ayer de Griesa, que liberó el pago del Citibank a los bonos con jurisdicción argentina podría descomprimir la tensión con los EE.UU. si se extiende al resto de los bonos. Sin embargo, Griesa analiza un pedido de los buitres para declarar al país en desacato por cambiar el lugar de pago mediante una ley. Sobre eso resolverá pasado mañana.

“Cristina necesita llegar al 1° de enero y pagar 1600 millones de dólares; si paga antes debería pagar ese monto más 110.000 millones por la cláusula RUFO”,

dijo un funcionario.

La novedad es que la Presidenta evalúa un pago total del fallo de Griesa a los buitres, siempre que antes no haya un acuerdo entre privados, mientras que hasta hace unos días sólo les reconocía una suma equivalente a la que perciben los bonistas que aceptaron la quita del 65%.

“Ahora la Presidenta ve que faltan dólares y quiere terminar bien 2015. Ese acuerdo podría también mejorar la relación con los Estados Unidos”, señalaron a LA NACION dentro del gobierno argentino.

Cristina estalló de furia cuando el encargado de negocios de la embajada de ese país, Kevin Sullivan, dijo hace 10 días que “es importante que el país salga del default”. La Presidenta considera que la Argentina no está en default porque siempre pagó a los bonistas. “Sospecha que todos los sectores norteamericanos quieren dejarnos en default y no lo va a aceptar”, comentó un funcionario. Presiente un complot de sectores financieros y de Obama para asfixiar a la Argentina con la deuda.

 

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio el Mundo AM 1070 (o haciendo click acá)

radd