Archivo de la etiqueta: Jorge. bergoglio

Fancisco, obligado a cambiar el rumbo por el malestar causado por las fotos con la Doctora

El papa Francisco quiere comenzar a distanciarse de la imagen de Cristina Kirchner. Obispos y cardenales de Roma y de Argnetina expresaron discretamente su malestar con esas fotos. El Papa busca también revertir el desgaste que esas imágenes le generaron en los sectores medios de la Argentina, que vieron con malos ojos la sobreactuación de La Doctora y la estudiantina embanderada de La Cámpora en los solemnes salones del Vaticano. También escuchó a la secretaría de Estado vaticana que dirige Pietro Parolin.
Hay indignación en los obispos argentinos y en los de la curia vaticana por el uso y abuso que hizo la Presidenta y su séquito de jóvenes radicalizados de las fotos con el Santo Padre. Esas autoridades eclesiásticas consideran que los pibes cristinistas se aprovecharon de la generosidad del Papa.
La consecuencia de ese uso y abuso de las fotos con el Santo Padre se resumieron en la nota del último domingo de Joaquín Morales Solá, que fue a Roma a entrevistarlo http://www.lanacion.com.ar/1733084-poder-politica-y-reforma-a-solas-con-francisco
La buena noticia es que el Santo Padre escucha. No tenía margen para otra cosa: también es cierto que en esas jerarquías cuestionaron el excesivo buen trato por parte de Francisco a Cristina Kirchner y sus 33 acompañantes de la última visita.
El número de la comitiva molestó a muchos cardenales. También disgustó que Cristina Kirchner, una jefa de Estado, haya ido 3 veces a reunirse a solas con el Papa en un año y medio: ningún presidente del mundo lo visitó más de una vez.
Aunque no sea su intención, eso en cualquier país se traduce como favoritismo por el país en el cual nació el Pontífice.
Hay algunas explicaciones domésticas a la generosidad de Francisco con Cristina:
1-Quiere enviar un mensaje a todos los sectores sociales argentinos para que no perjudiquen a Cristina más de lo que ella misma se boicotea y que preserven la gobernabilidad. El ceremoniero papal, Guillermo Karcher, no mentía cuando decía que a Francisco le preocupa la gobernabilidad en el país, aunque Cristina lo desmintió luego.
2-Quiere que el populismo se consuma en su propia salsa: que dure todo su mandato institucional para que luego de un estrepitoso fracaso no tenga margen para resucitar y nadie lo quiera rescatar nunca más. La Guerra de las Malvinas sepultó para siempre los golpes militares. El populismo sepultaría para siempre al mismo populismo.
3-Quiere que el peronismo esté unido y que Cristina apoye al candidato con más chances para que no haya guerras sangrientas dentro del peronismo, las que él conoce. De paso, Scioli tendría allanado su camino a ser candidato y polarízaría con Macri, el otro al que Bergoglio considera como afín a las ideas de la Iglesia. Con eso dejaría afuera a Massa, a quien todos dicen que el ex cardenal argentino le hizo una cruz.
Los fines del Papa pueden ser loables, pacifistas, integradores y ecuménicos. Pero los medios elegidos fueron muy criticados por los propios fieles de la Iglesia tanto en los templos como en las redes sociales. Tambien los obispos, y más los argentinos, conocen muy de cerca a los Larroque, Otavis y De Pedro y saben de las segundas intenciones de su conversión al “Francisquismo”. Ahora luego de los mensajes internos que le llegaron de la curia romana, de que cuide el protocolo, Francisco parece que diversificará sus mensajes hacia otros sectores.
radd

Verdades más allá de las diferencias por las atribuciones que se tomó La Doctora en NY

Se ha desatado una sorda discusión entre el Gobierno y la Iglesia. Los funcionarios que acompañaron a La Doctora a Roma a ver al Papa aseguran que el Pontífice bendijo todo lo que la Presidenta iba a decir, y finalmente dijo, en la ONU. Todas sus diatribas contra los Estados Unidos, según ellos, eran parte del mensaje papal, ya que Francisco condena la especulación financiera global y está preocupado por las once guerras actuales y por una eventual tercera guerra mundial.
Según ellos, Cristina vendría a ser la mensajera de lo que el Papa no puede decir en estos dos trascendentales conflictos.
Sin embargo, altísimas fuentes eclesiásticas aseguran que la Doctora sobreactuó, que se arrogó un papel de mensajera que Francisco no le dio, que ello generó inquietud y que existe malestar por las formas en que la Señora atacó a Barack Obama, algo que no estila hacer el Papa con los jefes de Estado.
Aquí está el matiz clave. Es posible que el Papa haya acordado los términos del discurso de Cristina y al mismo tiempo haya enviado luego a sus obispos más allegados a tomar distancia para preservar la figura papal del barro de la política. A esta altura sería un error desconocer que Francisco es un experto operador político de la Iglesia y parece que lo está demostrando. No por ser el carismático jefe del catolicismo habría de dedicarse sólo a ser Pastor sin pretender influir sobre la política nacional o internacional, como, por otra parte, lo hizo durante toda su carrera.
En la Rosada dicen que Francisco entonó a la Doctora y ésta, cebada en su entusiasmo, transmitió crudamente lo que, según amigos de ambos, se habló a solas entre cuatro paredes: la teoría difundida en algunos círculos de un país que financia al terrorismo y luego lo combate para impulsar la industria para la defensa, la venta de armas, motor del crecimiento de su economía estancada.
Por eso, luego de las repercusiones del discurso en la ONU, Francisco pudo haber negado ante los obispos su supuesto aval al tono agresivo y crispado de la Señora contra Obama. El Papa no desmintió a la Doctora que se pesentó como la mensajera. Lo hicieron sus amigos obispos, y al igual que los funcionarios que invocan el apoyo papal, lo hicieron sin exponerse sino mediante trascendidos. En el Gobierno y en la Iglesia existen, como diría Amado Boudou, los “machos del off”. Gracias a Dios. Sin ellos no fluiría la información profusa que circula.
El Papa comenzó a sentir las primeras críticas dentro del Vaticano y de algunos fieles por darle tanto escenario a la Presidenta y a La Campora. Y por tratar darles entidad en Santa Marta a hombres K como Guillermo Moreno o el sindicalista Omar Suarez, del SOMU, que protagonizó un escándalo en su sindicato en estos días .
Algunos empiezan a mirar debajo de la sotana y suponen que Bergoglio podría estar mimando a Cristina como paso previo para que ella le dé apoyo, y no perturbe, la candidatura presidencial de Daniel Scioli. Una misión de paz dentro del peronismo para darle efectos prácticos a la “cultura del encuentro”. Hay viejos nexos entre el gobernador bonaerense y el Pontífice desde cuando este era cardenal primado de la Argentina. Se reunían periódicamente a escondidas de los Kirchner con un histórico dirigente del PJ como intermediario, cuando Bergoglio era para el Gobierno una mala palabra.
Según fuentes del peronismo y de la Iglesia, Scioli sería la alternativa del justicialismo, con chances ciertas de triunfo, que mejor interpretaría los deseos de la Iglesia en la Argentina y del papa Francisco para el futuro: un componedor que evita el conflicto y que busca siempre el punto de encuentro, un estilo antagónico al de Cristina.
No es nuevo este fenómeno en el que los representantes de Dios se involucran en las cuestiones del César aunque siempre lo negarán con culpa. Dirigentes del PRO recuerdan que Bergoglio telefoneaba a ministros de la Ciudad para pedir que determinados dirigentes, bien vistos por la Iglesia, fueran incluidos en las listas de candidatos a cargos legislativos. Hoy siendo Papa, dicen que el ex cardenal primado suele leer los diarios argentinos por internet de 4 a 6 de la mañana, para luego dedicarse a la misión papal. Y tiene informantes propios. Sabe todo lo que pasa en Buenos Aires.
Luego de la gira de la Doctora, Axel Kicillof fue a acompañar a Scioli a obras del arroyo El Gato en La Plata, donde un ministro de Economía no tiene nada que hacer ni opinar. Sorprendió que Kicillof le dijera al gobernador, sonriente y de buen humor, que Cristina lo “había instruido para que en el futuro acompañe más seguido a Scioli en sus recorridas”. ¿Kicillof vice de Scioli? ¿Scioli es el caballo del comisario? No se puede decir eso ni mucho menos. Algunos lo suponen. Aunque también se sabe que el Papa tiene una excelente relación con hombres del macrismo, con el propio Mauricio Macri y con Gabriela Michetti. Es posible que Francisco vea con buenos ojos que se ordene y unifique el PJ para evitar en el peronismo los enfrentamientos estériles y violentos de otras épocas, desatados por falsas ideologías. Y luego que gane el mejor. Para eso sirve el mandato “cuiden a Cristina”.Quizás Bergoglio vea con buenos ojos una contienda final entre Scioli y Macri, un peronista y un conservador, ambos con buenas relaciones con la Iglesia. En este contexto, la Doctora le hizo otros gestos al Papa: ordenó la pronta sanción del nuevo Código Civil que enterrará el aborto y los excesos en la fertilización asistida y convocó al Observatorio Social de la UCA para dialogar sobre los preocupantes índices de la pobreza y la indigencia que denuncia, los que contradicen a los más benignos y adulterados del Indec y los que ponen nerviosos a los K, que más de una vez salieron a desmentirlos. También allí, tras el almuerzo en Santa Marta, la Doctora habría llevado un “mensaje de paz”.

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en Unas Cuantas Verdades por Radio el Mundo AM 1070

radd

Añorando a Discepolo. El Papa Junto a Moreno son la Biblia y el Calefón

El papa Francisco convocó para el lunes pasado a un Partido Interreligioso por la Paz en el Estadio Olímpico. La idea no podía ser mejor dado que el fútbol es un factor de unión entre los pueblos y llega por la televisión a todas los continentes y las clases sociales, máxime cuando se convoca a las grandes estrellas presentes y pasadas.
IMG_2018Desentonaba, sin embargo, la presencia de Guillermo Moreno en la foto junto al Santo Padre. ¿Cómo es posible que semejante personaje haya participado en primera fila de la celebración de un valor tan elevado como es la Paz?

Moreno es un reconocido patotero, un barra brava de la política argentina, que incluso fue exiliado por su mentora que no lo podía sostener en el gobierno por su fuerte desgaste. Descabezó el Indec y echó de pésima manera a todos los funcionarios técnicos de carrera y experimentados, entre ellos Cinthya Pok, directora de IPC, con las más violentas amenazas y extorsiones. Vueltas de la vida: ahora en Roma es recibido por el Papa en un evento mundial por la Paz.

Como secretario de Comercio Interior, encabezaba marchas junto con el ex boxeador Acero Calí, y un grupo de barras bravas en actitud desafiante. Amenazaba a empresarios, los invitaba a pelear y maltrató a varias mujeres cobardemente por pensar diferente: la despachante de Aduana Paula De Conto se animó a contar cómo intervenía Guillermo Moreno en la Aduana y lo denunció por abuso de autoridad. El Secretario la echó a los gritos de su despacho.

Sandra González, presidente de Adecua, también sufrió sus malos tratos y fue expulsada de una reunión por el energúmeno funcionario de La Doctora. Debió dejar esa reunión tomada a la fuerza del brazo por dos matones de Moreno. También luego lo denunció por amenazas y abuso de autoridad.

No solo eso. Moreno fue procesado por abuso de autoridad por una denuncia de Jorge Todesca, dueño de una de las consultoras privadas que medían la inflación real y sufrieron por ello multas de 500 mil pesos. Moreno pretendió imponerle al país y al mundo los índices adulterados del Indec, que le valieron a la Argentina memorables papelones internacionales, entre ellos la prohibición al FMI para acceder a monitorear las éstadísticas nacionales como lo hace con cualquier pais miembro. La mentira de Moreno aún es examinada por el Fondo que tiene pendiente una moción de censura por la mala calidad de los números argentinos.

El tristemente célebre ex funcionario, y actual agregado económico en la embajada en Italia, debería estar preso y no disfrutando de un exilio dorado en Roma. Y mucho menos al lado del Papa.

Moreno agudizó un absurdo control de precios que no hizo más que esconder el origen del problema de la inflación y con ello la llevó a niveles intolerables para los pobres. También presionó a los supermercados para que no publicaran publicidad de ofertas en la prensa, en una actitud abiertamente contraria a todas las libertades más esenciales, económicas, políticas y de expresión, y en contradicción con el derecho a la información.

Muchos cristianos, católicos, practicantes o no, estarán hoy absortos en la incredulidad por ver a ese lamentable funcionario-pseudodiplomático argentino al lado de la mayor autoridad moral de la Iglesia. Una foto que hace ruido por donde se la mire.

“Soy claro y contundente. Nosotros, empezando por el Secretaio de Estado Guillermo Moreno, más toda su gente, se banca lo que se tenga que banca pero acá no se vota”

¿No tenía el Vaticano otras figuras que más representativas de los valores de la Paz, la Misericordia, el Amor al otro, la Tolerancia, la Verdad, la Transparencia y la No Violencia? ¿Quién le elige las fotos al Papa?

Moreno es un individuo que representa todo lo contrario a los valores que debería promover nuestra Iglesia. Aunque se le conocen dos méritos hacia Francisco. Por un lado fue él quien convenció a La Doctora, luego de ungido Papa el cardenal Jorge Bergoglio, de que el nuevo Pontífice era peronista y por ende no había que atacarlo sino apropiárselo apara el PJ. Eso cambió la actitud de Ella, que había sido beligerante en las primeras horas del papado de Francisco en marzo de 2013. El Santo Padre devolvió las gentilezas con infinitas muestras de amistad hacia la Presidenta.

La segunda obra de bien de Moreno fue gestionar por medio del abogado Victor Stinfale la presencia de Diego Armando Maradona en el partido que se jugó en el Estadio Olímpico. Así fue como también en la foto apareció Maradona, otra figura que no entra en el mundo de los buenos valores que debe promover la Iglesia, como el amor a los demás, la vida sana, la educación, el equilibrio, la tolerancia y la diversidad.

¿No importa nada el valor simbólico de las personas para la Iglesia? Acaso habrá que aceptar que los nombres rutilantes justifiquen cualquier sacrificio a los valores en el altar sagrado del márketing político y fotográfico. Ver la figura del Papa junto con Guillermo Moreno es ver llorar la Biblia junto a un calefón

Hoy resulta que es lo mismo,
ser derecho que traidor.
Ignorante, sabio, chorro,
pretensioso estafador.
Todo es igual… Nada es mejor!
Lo mismo un burro,
que un gran profesor.
No hay aplazados, ni escalafón,
los inmorales nos han igualado.
Si uno vive en la impostura,
y otro afana en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón.

Escuchá a Mariano. Obarrio todos los sábados de 9 a 11 en unas Cuantas Verdades por Radio el Mundo AM 1070 (o haciendo click acá)

radd