El gesto de Randazzo fue eje de comentarios

La Nación, 11 de julio de 2014

El gesto de indiferencia y frialdad del ministro del Interior y Transportes, Florencio Randazzo, hacia el vicepresidente Amado Boudou durante el acto del Día de la Independencia en Tucumán, anteayer, fue la comidilla de todos los ministros de Cristina Kirchner durante la jornada de ayer, el día después, durante la que Boudou, además, no pudo presidir la sesión del Senado.

“El Flaco (Randazzo) está en carrera para las elecciones presidenciales de 2015 y buscó evitar el abrazo del oso, con un gesto de diferenciación para posicionarse”,

confió a LA NACION un ministro que admitió la atmósfera de tensión que existe en el Gobierno por ese gesto.

“Fue una actitud de un candidato a presidente. Esto evidencia que Randazzo se ocupa más de su futuro que del presente del Gobierno”, añadió otro funcionario. Muchas llamadas hubo ayer para comentar el video en el cual Randazzo evitó saludar a Boudou cuando éste le dio un beso. El ministro del Interior atinó a saludarlo con un gesto circunspecto y una sonrisa forzada. “El gesto fue lapidario”, dijo otro ministro.

Si bien hubo versiones que indicaban que Randazzo y Boudou tuvieron momentos de tensión en el vuelo de regreso, tres fuentes lo negaron. Otras fuentes dijeron que el ministro se mostró “natural” en ese vuelo.
“El desprecio de Randazzo ante Boudou fue para la tribuna”, dijo otro funcionario con jerga futbolera. Incluso, algunos interpretaron en el Gobierno, en medio de una prolongada ausencia de Cristina Kirchner por una faringolaringitis que no cede, que esa frialdad creó la atmósfera propicia para que Boudou no pudiera presidir el Senado en la sesión de ayer.
“Su ausencia en el Senado fue contradictoria con el acto en Tucumán”, señaló una fuente oficial. Y abre una incógnita sobre el futuro rol del vicepresidente Boudou. En el Gobierno aseguran que actos institucionales, con audiencias controladas como el de anteayer, tienen “cero riesgo” de que se desate un escándalo.
En cambio, sesiones como la del Senado pueden terminar en un acto político de la oposición. “Pero en algún momento tendrá que volver al Senado”, reflexionaban ayer en Balcarce 50. Pronostican que Boudou tendrá muy bajo perfil cuando deba reemplazar a la Presidenta en su viaje a Brasilia, el martes, para la Cumbre de los Brics.

Lea otras notas de Mariano Obarrio en La Nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s