La estrategia del gobierno para convencer al mediador

La Nación, jueves 24 de julio
En medio de las últimas horas de turbulencias, la presidenta Cristina Kirchner definió con su equipo económico que los enviados a la reunión de hoy con el mediador judicial Daniel Pollack se plantarán en la postura de no negociar nada hasta diciembre con los fondos buitre ni con el juez de Nueva York Thomas Griesa hasta que éstos resuelvan el obstáculo de la cláusula RUFO, para lo cual les propondrán que contraten un seguro que cubra el costo, si ésta se dispara.
“Ellos no lo aceptarán, porque saben que es un riesgo. La idea es dejarlos en evidencia de que la cláusula RUFO sí es un problema y no es inocua como dicen ellos. Si no lo aceptan, todo quedará como hasta ahora”, aseguró a LA NACION una fuente oficial de la Casa Rosada.
Así, en Balcarce 50 admiten el escenario de un default -aunque no aceptarán nombrarlo así- a partir del miércoles 30, dentro de seis días. Comenzó la cuenta regresiva.
La cláusula RUFO (rights upon future offers, por sus siglas en inglés) vence en diciembre próximo. Habilita a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010 -el 92,4% de la deuda, que cobra con quita del 65%- a reclamar igual trato si a otros acreedores se les reconoce el 100%. Según el Gobierno, si se disparara esa cláusula, el Estado podría enfrentar reclamos por US$ 120.000 millones.
“Hasta que no se resuelva la RUFO no negociarán nada. Si los bonistas de los canjes 2005 y 2010 no cobran, no habrá default, porque Argentina les pagó, pero fue el juez el que bloqueó el pago”, dijo un funcionario a LA NACION. En línea con ese razonamiento, la Presidenta dijo ayer: “Argentina no va a caer en default, van a tener que inventar un nombre nuevo”. También ella planteó ayer que el principal obstáculo para negociar es la cláusula RUFO (ver en la página 8).
Ésta será la argumentación central en la reunión de hoy en Nueva York, según definió Cristina Kirchner con su equipo económico en la reunión de anteayer en la Casa Rosada. Les ofrecerán a Griesa y a los fondos NML Capital y Aurelius, que reclaman el pago de 1330 millones de dólares, que tomen un seguro que pague esa cifra, si ante una negociación o un pago argentino la cláusula se dispara. Se trata de una oferta imposible de aceptar por los buitres.
En esa reunión, la Presidenta resolvió que el ministro de Economía, Axel Kicillof, no viaje a los Estados Unidos. Anoche partieron los secretarios de Finanzas, Pablo López, y legal y administrativo, Federico Thea, y la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona.
La reunión de hoy será con Pollack, el mediador dispuesto por Griesa. El encuentro estaba previsto para ayer, pero se postergó hasta hoy porque anteanoche no llegaron a tomar el avión. También participarán los abogados del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton.

“Los enviados insistirán en que los buitres tomen un seguro financiero y cubran los riesgos y los costos de una eventual aplicación de la cláusula RUFO”

, dijo una fuente oficial de Balcarce 50. “Si ese riesgo fuera nulo, como ellos afirman, el precio de este seguro debería ser despreciable”, agregó.
En rigor, Cristina tiene poca expectativa de que los buitres acepten contratar ese seguro. Pero pretende obtener otra argumentación para no negociar antes de diciembre próximo. Tiene además la certeza de que NML y Aurelius le tienen pánico a un default argentino, porque les impediría cobrar, su único objetivo. Y ese temor los llevaría a ceder posiciones, pese tener un fallo en firme a favor.
En la Casa Rosada algunos señalan que ello buscaría obtener un compromiso de los fondos para negociar después del 1° de enero de 2015, cuando ya no esté vigente la cláusula RUFO. Pero casi no hay tiempo para hacer un acuerdo escrito en ese sentido.
Para los expertos en temas financieros, la Argentina será considerada en default, porque sólo depositó la plata de los bonistas, pero éstos no la cobraron. Y tras ese default éstos quedarían habilitados a juntar una masa crítica de 25% de los acreedores de cada bono -Par o Discount- y pedir la aceleración del bono: cobrar en 24 horas todo lo que se les debe pagar hasta 2033 o 2038, según cada vencimiento. Ello enturbiaría más el juicio con los bonistas, los buitres y los bancos pagadores.

LOS ENVIADOS DE LA CASA ROSADA A ESTADOS UNIDOS
Pablo López
Secretario de finanzas
Encomendados
Tanto López como el secretario legal y administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea, y la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, fueron designados por la Presidenta para viajar a la reunión con el mediador judicial

El operador
Por decisión de la Presidenta, Kicillof se quedó en Buenos Aires. Pero el ministro es el operador en la distancia de la negociación..

Leé todas las notas de Mariano Obarrio en La Nación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s