Fisuras en el Gobierno por afirmaciones de Berni

La Nación, jueves 30 de octubre de 2014

Las declaraciones del secretario de Seguridad, Sergio Berni , quien aseguró que el país está “infectado de delincuentes extranjeros”, abrieron profundas fisuras dentro del gobierno de Cristina Kirchner. Algunos funcionarios no sólo criticaron sus dichos, sino que parecieron llevar un mensaje a quienes desde el propio oficialismo cuestionan la deportación de extranjeros prevista en el proyecto de reforma del Código Procesal Penal que envió al Congreso la Presidenta.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, defendió a Berni y señaló que no buscó “pregonar la xenofobia”. Pero el jefe de Migraciones, Martín Arias Duval, cuestionó la reforma y consideró que “hacer foco en la nacionalidad del delincuente es un error”. En tanto, el subsecretario de Política Criminal, Juan Martín Mena, que responde al ministro de Justicia, Julio Alak, defendió el proyecto y señaló que “no suma generar ningún tipo de alarma”.

En el macrismo, curiosamente, defendieron al secretario de Seguridad. El subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace, aseguró que entre el 50 y el 60% de los detenidos en el microcentro porteño son extranjeros y se dedican al “punguismo, descuidismo o arrebato”. Aseguró que “en cualquier país al delincuente extranjero le ponen una estampilla en la cola y lo suben al primer avión”. Pero Arias Duval defendió la política migratoria oficial de “brazos abiertos” a ciudadanos de países limítrofes.

En realidad, ni la Presidenta ni Berni explicaron aún las medidas que deberían tomar Migraciones y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, para evitar que ingresen delincuentes extranjeros y hasta para hacer campaña con el otorgamiento a ellos de los DNI.

Capitanich ratificó ayer que el país siempre ha tenido “los brazos abiertos”, pero dijo que ahora quiere diferenciar a los “inmigrantes de bien y trabajo de los que delinquen”. Respaldó el proyecto de ley que ordena la “deportación inmediata a los que delinquen in fraganti”. Contrariamente a lo que dicen Berni o Capitanich, si la banda de colombianos que asaltó al fiscal Carlos Stornelli hubiera cometido un delito grave, con pena superior a tres años de prisión, no podrían ser deportados con el nuevo Código Procesal, que sólo prevé la expulsión para los casos de penas inferiores a 3 años.

Mena aseguró que “no busca generar ningún tipo de estigmatización”, aunque criticó las expresiones de Berni. “Yo no utilizaría ese término, no suma generar ningún tipo de alarma”, dijo. En tanto, en abierta crítica al proyecto que anunció la Presidenta, Arias Duval sostuvo que “si un extranjero ha cometido un delito, tiene que ser juzgado, condenado y tiene que cumplir su pena como cualquier cristiano”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s