Cristina ordenó admitir las modificaciones para acelerar la aprobación

LA NACIÓN, miércoles 13 de noviembre de 2014

La presidenta Cristina Kirchner ordenó firmar el dictamen en el Senado, pero con un sabor agridulce. Si bien no estuvo de acuerdo con las más de cuarenta reformas que le imprimió el propio bloque del Frente para la Victoria (FPV) al proyecto de reforma del Código Procesal Penal, dio la orden de que los senadores firmaran el despacho de comisión para que el recinto lo sancione: consideró que el objetivo esencial, el cambio del sistema inquisitivo por uno acusatorio, no se había alterado.

De todos modos, en la Casa Rosada admitían ayer que tantos cambios al proyecto del Poder Ejecutivo implican que la bancada que dirige Miguel Pichetto ya no responde ciegamente a la Casa Rosada. Y envía señales de diferenciación, como con la ley de telecomunicaciones y con el freno al pliego de Alejandro Vanoli como presidente del Banco Central.

Los hombres de Cristina Kirchner sospechan que en estos cuestionamientos interviene el gobernador y precandidato presidencial del FPV, Daniel Scioli, que respalda a Pichetto como candidato a gobernador de Río Negro.

Así y todo, en el nuevo sistema procesal los fiscales que dependen de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que responde al Gobierno, tendrán el monopolio de la acusación e investigación de las causas y los jueces sólo dictarán las sentencias.

“La orden que bajó la Presidenta fue que el dictamen saliera hoy (por ayer) sí o sí. Quiere tener la ley antes de diciembre. Con algunos cambios está de acuerdo y con otros no, pero el objetivo es que salga el Código Procesal Penal con el cambio del sistema inquisitivo a acusatorio”, dijo a LA NACION una alta fuente oficial.

“No hubo una defensa cerrada del proyecto ni se votó a libro cerrado. Cristina dio luz verde para que el texto fuera enriquecido”, dijo otro funcionario con llegada a la Presidenta.

La mandataria fue informada sobre los cambios a través del secretario legal y técnico, Carlos Zannini; del ministro de Justicia, Julio Alak, y del secretario del área, Julián Álvarez. Los primeros recibieron consultas de los senadores y las transmitieron a Olivos, donde Cristina Kirchner pasó su tercer día de reposo de su cuadro de sigmoiditis.

En su única actividad pública, la mandataria reactivó su cuenta de Twitter luego de su internación en el Sanatorio Otamendi, de la que fue dada de alta el domingo último.

Cerca de algunos ministros, conscientes de que el texto original era mejorable, reconocieron ante LA NACION que los senadores del FPV convocaron a prestigiosos tratadistas y procuradores provinciales para que volcaran sus ideas. Y que la Presidenta no opuso resistencia a esas modificaciones, entre las cuales en la Casa Rosada destacaban las siguientes:

  • Se atenuó la deportación de extranjeros. Ese punto había generado divisiones en el propio oficialismo y Alak lo había relativizado cuando fue a exponer en el Senado. Además, el debate que instaló el secretario de Seguridad, Sergio Berni, terminó en que la propia Dirección de Migraciones, que dirige Martín Arias Duval, debió reforzar los controles para detener a falsos turistas.
  • Se eliminó el concepto de “conmoción social del delito” como parámetro para dictar la prisión preventiva, lo que fue rechazado en el kirchnerismo. “Ideológicamente siempre el Gobierno estuvo en desacuerdo y era muy peligroso, un error”, confiaron en la Casa Rosada.

En Balcarce 50 admitieron que a la Presidenta no le gustó que Gils Carbó perdiera las atribuciones de designar y reasignar fiscales en las causas y se impusiera el criterio de designar fiscales por sorteo. Pero de todos modos la procuradora mantendrá un amplio poder sobre los fiscales y la mandataria ordenó firmar el dictamen, aunque esta vez no pudo ir por todo.

SIN CANDIDATA PARA LA HAYA

La presidenta Cristina Kirchner reapareció ayer desde su cuenta en Twitter para anunciar que la Argentina decidió retirar la candidatura de la embajadora Susana Ruiz Cerutti para integrar la Corte Internacional de Justicia, dado que en todas las rondas de votación la candidata argentina obtuvo la mayoría de votos en el Consejo de Seguridad, mientras que Patrick Lipton Robinson, de Jamaica, obtuvo la mayoría absoluta de votos en la Asamblea General.

“La Argentina decidió priorizar el fortalecimiento de la unidad regional y evitar cualquier posibilidad de división entre países hermanos”, escribió Cristina Kirchner en Twitter.

Así, la Argentina se quedó sin candidato en un espacio clave para la política exterior.

Escuchá a Mariano Obarrio los sábados de 9 a 11 en “Unas Cuantas Verdades” por Radio El Mundo AM1070 

old-radio-11436188

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s