Los 40 indicios de que Nisman no se suicidó y de que quieren matar a la Justicia

La sospechosa muerte del fiscal Alberto Nisman dejó más de 40 indicios de que no se suicidó. Crece la hipótesis de que hubo un magnicidio, un crímen político contra la República, la Democracia y a la Justicia.

Muchos de los indicios de la extraña muerte de Nisman se han soslayado o directamente descartado con argumentos pueriles porque, argumentan, mirados individualmente no demostraban nada. Pero todos esos hechos evaluados en conjunto y en un contexto nos acercan claramente el crimen.

Un crimen que puede tener ramificaciones internacionales y conexiones locales. Cuyo esclarecimiento resulta clave para que finalmente no maten a la Justicia.

LA ESCENA

1-Se hizo dos veces la prueba del barrido electrónico de pólvora en las manos de Nisman en distintos laboratorios especializados y las dos dieron negativa: no tenía pólvora en sus manos. No habría disparado entonces el arma. Se dijo que el arma puede no dejar rastros. Esto último es una mentira.

2-La querella pidió entonces hacer un disparo del arma para recrear las condiciones del momento de la muerte y determinar si el arma de Lagomarsino, con la que murió Nisman, dejaba rastros de pólvora. Pero la fiscal Fein se negó porque dijo que no se pueden reproducir iguales condiciones. Otra falsedad.

3-Expertos tiradores hicieron la prueba con armas iguales, de la marca Bersa y calibre 22. Y la experiencia fue inequívoca: deja una enorme cantidad de pólvora en toda la mano.

4-La pistola calibre 22 apareció a la izquierda de su cabeza, al ser encontrado el cuerpo. Pero el orificio de la bala está a la derecha y Nisman era diestro. Como hizo el arma para desplazarse y cruzar al otro lado de su cabeza al caer. El arma debió caer sobre su derecha y quedar agarrada por su mano por el espasmo cadavérico.

5-No hubo espasmo cadavérico según la pericia de la querella y su agonía fue lenta.

6-El ángulo de tiro y la ubicación del orificio, detrás de la oreja derecha, son incompatibles con un suicidio.

7- Su camiseta blanca aparece con sangre en el costado derecho y curiosamente debajo de ella no hay charco de sangre. El charco de sangre está a un metro de distancia. El cuerpo parece haber sido movilizado hasta quedar con los pies sobre el mueble del lavatorio como si hubieran simulado que miraba al espejo mientras se disparaba. Cuidadosamente armada la escena del suicidio.

8- La pericia es clara en cuanto a que su cabeza estaba a la altura del lavatorio al momento de morir porque la sangre del lavatorio revela que hubo un reflujo que cayó sobre la mesada como si hubiera sido ejecutado de rodillas mirando hacia a bañera.

9- Según la primera pericia de la querella la data de la muerte era entre la tarde y la noche del sábado. Tentativamente a las 20.30. La autopsia oficial había dicho a las 15 del domingo. Hubo más tiempo para acondicionar la escena. Aquella hora se acercaba a la que Lagomarsino señaló como la de la entrega de la pistola. Luego, la querella extendió su data de muerte hasta las 8 del domingo como máximo tope.

10- La prueba de “luminol” indica que en sobre la canilla del lavatorio hubo sangre, que a simple vista no se ve porque fue lavada. La marca de la sangre se ve en las fotos con tono fluorescente. Eso es indicio de que alguien se lavo las manos y pudo volcar sangre. La fiscal dice que pudo ser un accidente domestico anterior que hubiera dejado sangre sobre el lavatorio, porque no se puede determinar la data de esa sangre. Una segunda prueba de luminol más, extrañamente, no arrojó ninguna prueba.

11- Las manchas de sangre en su mano derecha, supuestamente la que empuña el arma, no coincide con la de un suicida según las fotos de los peritos forenses. La mano del suicida se cubre de sangre. La mano de Nisman tenía sangre solo en una parte, como si la otra hubiera sido cubierta por alguien que la sostenía.

12- Las manchas de sangre no cubren toda la mesada del lavatorio, solo una parte. El flujo de sangre que debió mancharlo pudo haber encontrado en su camino un segundo cuerpo que detuvo esa sangre. Indicaría la presencia de alguien.

13- No se registraron llamados entrantes ni salientes en sus celulares luego de las 20.30 del sábado, así como tampoco mensajes de textos ni whatsapp, ni correos electrónicos. La última conversación de voz es a las 20.30 y era un obsesivo de las comunicaciones. Es extremadamente extraño que esa noche y durante el domingo no hubiera comunicaciones de ningún tipo especialmente si el lunes tenía una presentación tan importante en el Congreso.

14- La computadora registra actividad –encendido y apagado- a las 8 del domingo, pese a su ausencia de comunicaciones con otros medios. Diego Lagomarsino le había creado e instalado a Nisman todo un sistema de comunicación remota de su computadora y era el único con acceso a él. Podía revisar y hacer funcionar todo el sistema vía remota. No se investigó si el acceso era local o remoto. Lagomarsino sostiene que era local, pero no está claro aún. Luego aparecieron otros ingresos locales en la computadora a las 20.07 del domingo cuando Nisman llevaba horas de muerto. ¿Había alguien en la casa manipulando su computadora, borrando datos y poniendo pendrives, mientras el cuerpo yacía en el baño?

15- Apareció en las fotos de la Policía Federal un cargador tirado en el piso, que era el del arma de Lagomarsino, pero desprendido de la pistola como si alguien la hubiera manipulado al encontrar el cadáver y hubiera sacado el cargador. El arma no presenta huellas digitales. Quien quitó el cargador pudo borrar las huellas. Es un procedimiento irregular en un crimen de esta naturaleza. Dicen que la sangre borraría cualquier rastro, pero igualmente pudo haber sido valiosa la muestra. El video que exhibió PPT en Canal 13 muestra cómo la pistola Bersa fue manipulada de manera imprudente en una investigación. No se mantuvo el rastro ni la prueba sino que se adulteró de manera insólita, limpiándola con un papel higiénico y manchandola con sangre en otras partes. Todo esto se suma a la desprolijidad de las pericias esa misma noche y a la presencia de decenas de personas y del secretario Berni en el lugar del hecho.

16- El fiscal estaba en camiseta y pantalones cortos al momento de morir, se trataba de la ropa que usaba para dormir. Puede ser indicio de que lo sorprendieron entre las 20 del sábado y las 8 de la mañana del domingo, que eran los horarios en los que él vestía de esa manera.

17- Sus allegados indican que es muy extraño que se fuera a suicidar al baño donde es un lugar incómodo.

18- Teniendo en cuenta su preocupación por sus hijas, es totalmente fuera de lo común que no dejara una carta de despedida para ellas.

19- Nisman había preparado todo para regresar a Buenos Aires el día 12 con su hija mayor y luego regresar a Europa. Finalmente su ex mujer Sandra Arroyo Salgado lo convenció de que dejara a la niña en Madrid y él regresó solo con el plan de volver a Europa luego de su denuncia. ¿Iba a traer a su hija a Buenos Aires si hubiera tenido el plan de suicidarse?

20- Las filmaciones de Ezeiza difundidas públicamente son un indicio de que a Nisman se lo venía siguiendo y se seguían sus pasos en Europa y en su regreso.

21- Los diarios debajo de la puerta fueron encontrados el domingo bien entrada la tarde. Era sabido que el fiscal era un obsesivo de lo que se publicaba en los diarios y máxime un día como ese domingo, en que los diarios encabezaban sus portadas con notas y noticias sobre su investigación y sobre su presentación en el Congreso al día siguiente. Nunca hubiera dejado los diarios debajo de la puerta toda la mañana en situaciones normales de un domingo. Los leía apenas se levantaba y a veces madrugaba para hacerlo.

CONTEXTO

22- La fiscal Fein convocó al criminalista Prueger sin ningún fundamento ni explicación y solamente porque lo vio en programas de televisión hablar del suicidio. La designación no fue pedida por las partes y no integra el cuerpo de peritos oficiales, por lo tanto no se comprende el interés de la fiscal en insistir, menos aún luego de que fue impugnado por la querella. Es muy probable que alguien haya promovido sus apariciones en TV y luego Fein debía integrarlo a la investigación y no podía resistirse.

23- Al momento de informar sobre la falta de rastros de pólvora en las manos del fiscal durante el barrido electrónico, la fiscal Fein dijo que “lamentablemente” no se encontraron restos de pólvora. ¿Hubiera deseado encontrarlos? ¿Esperaba que los hubiera y no los hubo?¿Le parecía mejor que se hubiera suicidado a que lo hubieran matado?

24- Es sumamente extraño que Nisman hubiera pedido una pistola a Lagomarsino para defenderse de manera tan urgente y para defender a las hijas cuando ellas ni siquiera estaban en Buenos Aires y él regresaría a Europa a buscarlas en pocos días. La urgencia no se explica tampoco porque él contaba con custodia policial que podía asistirlo en cualquier momento que lo pidiera.

25- El relato de Lagomarsino no puede ser cotejado por el fiscal, que está muerto.

26- No funcionaban las cámaras de seguridad del edificio Le Parc ni las del barrio, lo cual impidió registrar cualquier ingreso o egreso extraño por esas horas. Podría indicar una preparación de zona liberada y un sabotaje del sistema de seguridad.

27- Suena extraño que el fiscal haya pedido a su colaborador una pistola 22 cuando Nisman ya tenía una pistola del mismo calibre registrada en el Renar y guardada en la casa de su madre. Hubiera sido más sencillo haber ido cualquier día a recuperarla. Tenía tiempo hasta que regresaran las hijas o hasta el día en que él volvería a Europa. Incluso podría ir ese mismo domingo.

28- Teniendo una Bersa 22 de su propiedad, registrada en el Renar, Nisman no hubiera necesitado que Lagomarsino le enseñara a usarla, a desarmarla y a armarla, cuando se trataba de una pistola de la misma marca, modelo y calibre de la que ya tenía. Este punto es sumamente extraño porque Lagomarsino dijo apenas ocurrido el hecho que había ido aquel día sábado a “enseñarle” a Nisman a usar el arma. Se supone que Nisman sabría usar ese mismo modelo de arma, que tenía registrada.

29- Hubo una evidente campaña de fotos y difusión de información montada por el Gobierno y la inteligencia para “acusar a la víctima” y exhibir al fiscal como:

a- hombre de una vida disipada, con mujeres y gastos superfluos.

b- que malgastaba recursos públicos

c- que la investigación de la AMIA demostraba ineptitud y que por eso no tuvo resultados. En este punto se lo vincula con el espía Antonio Stiuso para desacreditarlo. Si la investigación de la AMIA no dio resultados, según el relato kirchnerista su denuncia a la Presidenta por encubrimiento a Irán “era para encubrir su propia ineptitud”, luego seguida por un supuesto suicidio.

30-Contrariamente a esto último, durante diez años el Gobierno elogió a Nisman como investigador y pidió durante esos diez años ante la Asamble General de la ONU que los imputados por el fiscal, ex funcionarios de Irán, declararan ante la justicia argentina. Es decir, durante diez años la investigación era apta, tuvo resultados, Stiuso era hombre K, y los recursos estaban bien invertidos. ¿Por qué entonces de buenas a primeras “Nisman no había investigado nada”?

31- Muchos funcionarios embarraron la cancha con infinidad de conjeturas que inculpan a la víctima, Nisman, en lugar de buscar culpables. Hubo una campaña evidente para desprestigiar a Nisman y a su ex esposa Sandra Arroyo Salgado, querellante.

32- La aparición de una cuenta bancaria secreta denunciada por la madre fue aprovechada para instalar la idea de que Nisman pedía la mitad del sueldo a Lagomarsino, sin que Nisman ya pudiera corroborarlo porque ya no está. Ahora se abrió una investigación por el manejo de dinero tendiente a tapar la gravedad de la causa por la extraña muerte. Terminan investigando el dinero de la víctima en lugar de las causas de su extraña muerte.

33- Esa cuenta fue mencionada luego por el Gobierno como posible canal de dinero de los fondos buitres para hacer una campaña, denunciada por la propia Presidenta, contra el Memorandum con Irán. La investigación comenzó a desviarse ya de entonces en las implicancias de la cuenta de Nisman en lugar de su muerte.

34- El Gobierno se ocupó de influir a jueces y fiscales de Justicia Legítima para archivar la denuncia de Nisman en tres meses. Ahora culpa al fiscal de formar parte de una conspiración con los fondos buitre y prepara una ofensiva contra supuestos organizadores de un complot: los buitres, Stiuso y los fiscales de la marcha del 18 F a los que vinculan con Stiuso.

35- Hubo una campaña de agravio contra Nisman y contra la ex esposa Sandra Arroyo Salgado y sus hijas diciendo que querían cobrar los seguros para desprestigiar al fiscal y a su familia. El resarcimiento de ese seguro es una cifra insignificante para la gravedad del caso.

36- No se investigó lo suficiente a Lagomarsino: si era o no un agente de inteligencia que podía responder a uno o más mandos.

37- En una primera versión Lagomarsino dijo que Nisman le pidió el arma por teléfono y luego ante la prensa dijo que el fiscal lo llamó y se la pidió en su casa.

38- Lagomarsino relató que al retirarse de lo de Nisman, luego de tomar un café, vio en el ascensor unos vecinos que estaban bajando y dejó pasar un ascensor. Nunca vecinos corroboraron eso. Nunca la fiscal se ocupó de averiguar la identidad de esas personas e interrogarlas para confirmar la veracidad del relato de Lagomarsino.

39- Ningún familiar ni allegado, ni amigo atestiguó que el fiscal Nisman estuviera deprimido o con un estado de ánimo que hiciera sospechar de una decisión de suicidarse. Todo lo contrario, se mostró con un alto nivel de motivación durante los días y las horas previas a su muerte.

40-El fiscal Nisman había recibido amenazas gravísimas desde hace al menos tres años. Justo cuando se comenzó a gestar el Pacto con Irán, que él mismo denominó luego “encubrimiento”. Por último: si tiene cola, cuatro patas y ladra, ES PERRO.

4 comentarios en “Los 40 indicios de que Nisman no se suicidó y de que quieren matar a la Justicia”

  1. Punto 16: De acuerdo con su prima hermana Grafunkel, que acaba de publicar un libro sobre el crimen, afirma que su primo -de quien conocía muy bien sus costumbres- dormía en pijamas que estaban doblados cuidadosamente en el dormitorio. Afirma que cuando Nisman se despertaba se sacaba el pijama y lo dejaba tirado en el suelo. La mucama lo recogía y lo doblaba más tarde. Ergo, Nisman en camiseta y en shorts indica que no se disponía a irse a la cama. Alguien lo sorprendió mucho antes.

    Me gusta

  2. Demostrar lo sabido, hasta el mas ingenuo sabe que fue un asesinato, pero en un pais donde la justicia no existe, no hay investigacion real ni valedera, es todo hipocresia, sabemos quien mato a NISMAN, pero el poder puede todo hasta matar a la justicia o desterrarla.-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s