El Gobierno gestiona apoyos para Randazzo entre los gobernadores

La Nación sábado 23 de mayo  de 2015

La presidenta Cristina Kirchner le encomendó al secretario legal y técnico, Carlos Zannini, que intente convencer a gobernadores e intendentes de todo el país de que respalden a Florencio Randazzo en las primarias del 9 de agosto próximo. El ministro del Interior y Transporte competirá en ellas como precandidato presidencial dentro del Frente para la Victoria (FPV) contra el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, el favorito en las encuestas.

Por ahora, el resultado de los sondeos fue negativo. La mayoría le contestó que respaldarán a Scioli, porque les garantiza la posibilidad de ganar y retener sus distritos.

Según pudo saber LA NACION, Zannini llamó, entre otros, a los gobernadores José Alperovich, de Tucumán; José Luis Gioja, de San Juan, y Eduardo Fellner, de Jujuy. Pero éstos dieron a entender que el apoyo a Scioli es inamovible.

Scioli quisiera como candidato a vicepresidente a alguno de esos incondicionales, aunque Cristina Kirchner también podría incidir en la selección.

La Presidenta le dio luz verde a Zannini porque necesita equilibrar la pulseada entre Scioli y Randazzo para que sea competitiva y genere expectativas en el electorado. Cristina procura una polarización para que la mayor cantidad de gente posible vote dentro del FPV.

Si bien Cristina no definiría públicamente su preferencia hasta después de las PASO, le gustaría que Scioli sufriera un desgaste para condicionarlo, negociar listas de candidatos y retener cuotas de poder luego de diciembre, cuando deje el Gobierno.

“En esa línea fortalecer al más débil tiene lógica”, dicen en Balcarce 50. Un intendente randazzista confió a LA NACION: “Por ahora, la gran mayoría de los intendentes apoya a Scioli, pero Cristina está enviando señales”.

A uno de los gobernadores, Zannini le confió que “Cristina está evaluando si será candidata a diputada nacional por Buenos Aires o a parlamentaria del Mercosur”. Se evalúa la conveniencia electoral y la calidad de los fueros parlamentarios en cada caso, para obtener inmunidad judicial.

En las últimas horas surgió la versión de que un sector de La Cámpora impulsa a Cristina como candidata a gobernadora bonaerense. El misterio se develará recién el 20 de junio, cuando vence el plazo de inscripción en la Justicia para las candidaturas.

Por otra parte, el secretario legal y técnico, convertido en el máximo operador político de Cristina para apuntalar a Randazzo, intentó incidir sobre intendentes del conurbano. En la Casa Rosada mencionaron a Fernando Espinoza, de La Matanza, y a Hugo Curto, de Tres de Febrero.

El resultado fue el mismo: apoyan a Scioli. Pero las consultas continuarán con otros barones del conurbano.

En realidad, los gobernadores e intendentes se guían por las encuestas. Las que manejan en la Casa Rosada indican que dentro del electorado kirchnerista Scioli tiene 65% de intención de voto y Randazzo, un 35%. Consultoras independientes indican que la relación es de 70 a 30 puntos.

Zannini también sondeará a otros gobernadores como Luis Beder Herrera, de La Rioja; Gildo Insfrán, de Formosa; Maurice Closs, de Misiones; Lucía Corpacci, de Catamarca; Gerardo Zamora, de Santiago del Estero; Oscar Jorge, de La Pampa. Muchas de esas provincias están muy atadas al envío de recursos desde la Nación.

El mendocino Francisco “Paco” Pérez ya se pronunció públicamente por Scioli. El salteño Juan Manuel Urtubey iría en la misma línea, aunque después de ser reelecto envió señales más ambiguas.

Una gran esperanza de Zannini es el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, que hasta hace una semana era precandidato presidencial y renunció.

Cerca de Urribarri aseguraron que no recibió pedidos. Pero admiten que si bien tiene diferencias con Scioli y con Randazzo por igual, sus críticas más fuertes han sido para Scioli. Podría ser el candidato a vicepresidente de alguno de ellos.

Si bien allegados a Gioja negaron los contactos con Zannini, otras fuentes los confirmaron. Alperovich le hizo la semana última un gran acto popular a Scioli, con miles de personas en el hipódromo de la capital tucumana.

Zannini lo llamó a Alperovich y le dijo: “Muy lindo el acto, esperamos que cuando vaya Randazzo le hagas uno igual”.

El operador cristinista le dijo que en Olivos querían respaldo también para Randazzo, pero Alperovich le explicó que en su provincia sólo conocen a Scioli.

Además, Alperovich está lastimado porque el intendente de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya, hombre de Randazzo del PJ tucumano, saltó a una alianza con el candidato a gobernador radical, José Cano, de quien será compañero como vicegobernador.

Dicen que Zannini también presionó para que Espinoza se baje de la candidatura a gobernador bonaerense, pero, ante la insistencia de éste, le condicionó la aceptación de la Casa Rosada a que apoye a Randazzo. Todavía no se resolvió el conflicto.

EL MINISTRO AHORA CRITICÓ A KARINA RABOLINI

El ministro del Interior y precandidato a presidente, Florencio Randazzo, redobló su ataque contra Daniel Scioli. Esta vez cuestionó a la primera dama bonaerense, Karina Rabolini, a la que acusó de victimizarse.

“[Rabolini] se largó a llorar y hace una semana estuvo en lo de Tinelli, donde lo imitaba un manco que le tocaba la cola. Había un imitador manco en lo de Tinelli, lo vio el país, donde supuestamente con la mano ortopédica le tocaba la cola a Karina, y no la vi llorar”, dijo el funcionario.

Hace una semana, ante Carta Abierta, Randazzo habló de un proyecto “manco”, en lo que fue interpretado como una burla directa hacia Scioli. Rabolini, al borde de las lágrimas, le respondió que “no correspondía reírse de la desgracia ajena”. Scioli aceptó las disculpas de Randazzo y dio por terminado el asunto, pero el funcionario volvió a la carga.

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 10 a 12 en FM Concepto 95.5 (o hace click acá)

concepto