Los gobernadores del PJ intentaron frenar las designaciones en la AGN

LA NACIÓN, viernes 6 de noviembre de 2015

Un fuerte malestar despertó entre los gobernadores del PJ la decisión de anteayer de la presidenta Cristina Kirchner de designar a las apuradas a dos funcionarios de La Cámpora como auditores de la Auditoría General de la Nación. La inquietud de los mandatarios es porque falta poco más de un mes para el recambio legislativo y porque se hizo sin consultar al peronismo ni al candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli.

Los gobernadores buscaron frenar los nombramientos, con un llamado al Congreso, para no entorpecer la campaña de Scioli con miras al ballottage. Pero desde el Parlamento rechazaron el pedido por la fuerte presión que se ejerció desde Olivos.

image563c07eeb4b9f5.06475528En forma inesperada, y por orden de Cristina Kirchner, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, les tomó juramento anteayer en sesión especial a los dos funcionarios camporistas Julián Álvarez y Juan Forlón como auditores de la AGN. Tendrán mandato hasta 2023. Para hacerlo, horas antes debieron renunciar al cargo de viceministro de Justicia y a la presidencia del Banco Nación, respectivamente.

Julian-Alvarez-Ignacio-Diputados-Fernando_CLAIMA20151104_0230_28La voz cantante del enojo de los gobernadores, aunque en la más estricta reserva, la llevaron los de Salta, Juan Manuel Urtubey, y de San Juan, José Luis Gioja. Además de ellos, los gobernadores más resistentes eran los de Jujuy, Eduardo Fellner; de Misiones, Maurice Closs; de Entre Ríos, Sergio Urribarri; de Tucumán, Juan Manzur; de Mendoza, Francisco “Paco” Pérez, y de Chubut, Martín Buzzi, entre otros.

Anteayer al mediodía, con aval de sus pares, Urtubey llamó a Domínguez por teléfono para pedirle “frenar la designación” de los camporistas hasta después del ballottage para no seguir desgastando a Scioli, según confiaron a la nacion fuentes cercanas a los gobernadores. Los voceros de Domínguez no confirmaron ni desmintieron el contacto.

Según trascendió, Domínguez le contestó a Urtubey que le resultaba imposible detener el avance de la Presidenta sobre la AGN porque existía una altísima presión política con llamados a cada rato desde la residencia de Olivos.

“Esa decisión le hubiera correspondido a Scioli si ganara el ballottage, porque es una potestad del presidente que asume, no del que se va”, dijo a la nacion un allegado a uno de los gobernadores peronistas.

El mal clima también incluye al equipo de campaña de Scioli, por el costo electoral que puede tener la jugada.

“El mensaje que transmite la Presidenta con estas actitudes es de derrota y de sálvese quien pueda. Todo juega en contra”, agregó otro vocero de un jefe provincial. Desde el sciolismo transmitieron que si gana Scioli revisará los nombramientos y los acordará con la oposición, como hizo con los organismos de control de la provincia de Buenos Aires.

Los mandatarios consideran que Cristina busca con el nombramiento de jóvenes de La Cámpora, que son muy cuestionados en el PJ, blindar su propia gestión ante futuros controles.

Postura común

Cuando el martes trascendió la novedad dentro del justicialismo, comenzaron los cruces de llamados telefónicos cargados de nerviosismo entre varios mandatarios. El objetivo era tomar una posición común. Luego se decidió llamar a Domínguez, que públicamente defendió la decisión.

“La queja es que Cristina nombró a los auditores de La Cámpora, amigos de su hijo Máximo y mano derecha, sin consultar al peronismo. Son cargos que deben definirse según el gobierno entrante y no el saliente”, protestó uno de los gobernadores. “El presidente que viene es Scioli o Macri, no ella”, agregó.

Los gobernadores lamentaron, además, que las designaciones de Álvarez y Forlón no estaban en el temario del orden del día de la sesión extraordinaria de Diputados, lo que hacía entonces necesaria una mayoría especial para habilitar su tratamiento.

También algunos diputados del Frente para la Victoria estaban disconformes porque existe una costumbre de elegir los auditores entre los legisladores salientes y no entre los “ahijados” políticos del presidente.

En el peronismo comenzaron a entrever que Cristina Kirchner teme que el poder se le diluya y que se ha apresurado con la designación para asegurarse los votos, ya que en el futuro cercano no sabe si los tendrá. Sin embargo, Scioli no planteó el conflicto y reaparecerá hoy junto a la Presidenta, a las 12.30, en un acto oficial que ella encabezará en el Polo Científico y Tecnológico.

3 pensamientos en “Los gobernadores del PJ intentaron frenar las designaciones en la AGN”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s