¿Cómo hubiera sido la investigación si la tragedia de Los Alpes hubiera sido en Los Andes?

Las autoridades de Alemania y de Francia informaron en 24 horas que la tragedia de Los Alpes fue producto de un copiloto fuera de sí, abandonado por su novia y en estado de alteración mental total, que rompió su certificado de prohibición para volar y fue a estrellar un avión con 150 pasajeros. Se encontró la caja negra y en pocas horas estaban allanando su domicilio, con lo cual la historia se pudo reconstruir y hasta Lufthansa admitió que el piloto provocó la caída del avión. ¿Qué hubiera pasado si estábamos en la Argentina? Un escuadrón militar de montañistas al mando de César Milani y un grupo de espías camporistas de Oscar Parrilli hubieran ido a la Cordillera de los Andes con la misión expresa de rescatar la caja negra para hacerla desaparecer. La Presidenta hubiera ordenado a la ex SIDE conocer vida y obra de todos los pasajeros del avión, menos la de los pilotos de nuestra “aerolínea de bandera” nac&pop . Seguramente hubieran encontrado algún pasajero, o varios, emparentados con algún empleado del Grupo Clarín y hacia allí hubieran apuntado los cañones. La pista de una relación gay entre dos o tres azafatas hubiera sido deslizada por algún senador disparatado y hubiera distraído a todos en los programas de chimentos de la tarde. Los carpetazos estarían a la orden del día. La fiscal pediría todos los cruces de llamados entre los familiares de los pasajeros, pero desestimaría las grabaciones de las llamadas de la Torre de Control con la aeronave por temor a ser demasiado invasiva. La AFIP hubiera descubierto cuentas secretas de todos los pasajeros. La fiscal del caso hubiera tomado declaración testimonial a todas las familias y parientes hasta en tercer grado de todos los pasajeros. Mariano Recalde le hubiera echado la culpa a la vieja gestión de Marsans en Aerolíneas o a un funcionario de LanChile emparentado con Augusto Pinochet. Una vez tomados los testimonios, tres meses después del hecho, hubieran allanado los domicilios del piloto y copiloto, ante el enésimo pedido de un querellante. Si encontraban una carta de ruptura amorosa con su novia, la defensa del copiloto hubiera impugnado el allanamiento por violar el derecho a la privacidad del copiloto. ¿Cómo vulnerar la intimidad de un copiloto que pudo llevar a la muerte nada más que a 150 personas? El Twitter y el Facebook de la Doctora hubiera estallado con miles de hipótesis, todas dirigidas a culpar a Stiuso, a la prensa, y a los fiscales corporativos de estar en un complot con el Mossad y la CIA para desestabilizarla. Solicitadas en los diarios nacionales e internacionales con la lista de los 150 pasajeros con el título “Estos pudieron ser los culpables”. Si alguien en el CEAMSE descubría el certificado médico roto del copiloto, hubiera dicho que es una prueba inválida, anacrónica o irrelevante. ¿Qué tiene que ver la salud física del copiloto en una conspiración destituyente? Seguramente más de un pasajero hubiera sido encontrado culpable de tener relación íntima con Stiuso y miles de vínculos con viejos oficiales y suboficiales acusados de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. Las 150 víctimas serían sospechosas por su pasado gorila. Diez meses después, se abriría una investigación paralela para encontrar la caja negra extraviada y se denunciaría por encubrimiento a los militares de Milani. Pero cuatro o cinco jueces se excusarían por temor a ser espiados por el jefe militar y finalmente recaería en un juez subrogante de Justicia Legítima que desestimaría la denuncia y luego de la apelación los jueces de la cámara de segunda instancia recibirían las presiones de empresarios y amigos comunes entre ellos y los damnificados. Finalmente desestimarían todas las denuncias. Seguramente desde el Gobierno culparían a los pobladores del lugar de haber robado el artefacto en complicidad con Magnetto. Milani comenzaría a hacer inteligencia sobre todos los pobladores. Anibal Fernández culparía a Clarin y La Nacion de robar la caja negra para extorsionar al Gobierno y reactivaría la causa de Papel Prensa. Recalde aseguraría que todos sus pilotos son inocentes y la Doctora diría en cadena nacional que nunca hubo un gobierno que se ocupó tanto de los derechos humanos, no como ocurre en Francia o Alemania donde tienen fuerzas de seguridad mucho más estrictas y eficaces que se meten en la vida de todos para llegar a la verdad.

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 10 a 12 en Concepto FM – 95.5

concepto

Un comentario en “¿Cómo hubiera sido la investigación si la tragedia de Los Alpes hubiera sido en Los Andes?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s