Cristina se irá del poder sin honrar la “memoria” ni el monumento de Perón

Lo que iba a ser el mayor homenaje al líder del peronismo, no pasó de ser un gran cartel. Con su fotografía histórica, el desgastado letrero dice: “Aquí se erigirá el monumento a la memoria de Juan Perón”. Pero pasaron los años y el monumento no está. El deteriorado cartel es bien visible sobre una esquina del helipuerto y el estacionamiento de la Casa de Gobierno, donde se cruzan las avenidas Juan D. Perón y Madero, en diagonal con el Edificio Guardacostas de la Prefectura Naval Argentina. Invoca la ley 23.452 de 1986 y está firmado por la “Comisión Organizadora” del homenaje. Pero en el gobierno de Cristina Kirchner aseguran que ese proyecto está archivado y que Perón deberá conformarse sólo con el monumento que inauguró el jefe del gobierno porteño y presidente electo, Mauricio Macri, hace varias semanas, el 8 de octubre, frente a la Aduana.
En este punto, el líder de Cambiemos llegó antes que la Presidenta aunque los laderos de ésta luego criticaron a Macri por su “oportunismo político y electoral” al entender que usurpaba así la figura del fundador del justicialismo.
Según se sabe en el peronismo, la última vez que ella habló con alguien del monumento fue en 2011 cuando dejó estupefacto al presidente de aquella Comisión Organizadora, el fallecido Antonio Cafiero, en su despacho de la Casa Rosada.
“No cuentes conmigo, para ese viejo de mierda yo no pongo mi firma”, le dijo.
Cafiero había ido a verla para que apoyara con su firma el monumento que se iba a emplazar a 150 metros de la Casa de Gobierno.
La ley 23.452 del 29 de octubre de 1986 había dispuesto la construcción de ese solar en la Ciudad de Buenos Aires. El proyecto lo había promovido el ex diputado Lorenzo Pepe, peronista histórico y actual director del Instituto Nacional Juan D. Perón.
Pero Cristina Kirchner no privilegia al líder y fundador del peronismo. En cambio, sí suele rendir su homenaje a Eva Perón: puso su rostro en el billete de 100 pesos y le hizo dos murales gigantes en el edificio del Ministerio de Desarrollo Social, cuya réplica en pequeño acompaña a todos los anuncios de la Presidenta en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada. Pero nunca le dio el mismo trato a Perón.
peron
Es que “el general” representa otra cosa para la Presidenta: todavía ella no perdona el enfrentamiento que el líder mantuvo con la agrupación Montoneros y con la JP desde el 1° de mayo de 1974 cuando los echó de la Plaza de Mayo acusándolos de alentar un violento enfrentamiento armado en los años 70 con el antiguo aparato sindical peronista, apadrinado por el propio Perón y José López Rega. La visión del peronismo de la Presidenta está más emparentada con esa ala combativa del PJ revolucionario y con quien la defendió como presidente, Héctor J. Cámpora. Mucho más que con la ortodoxia que promovía Perón.
Eva Perón, que murió en 1952, representa el recuerdo del primer peronismo, el que ninguna de sus facciones puso en duda después. Hoy la agrupación juvenil que proclama la “revolución” en los patios de la Rosada se llama “La Cámpora”.
Dicen en la Casa Rosada que Cristina no quería ver a Perón cada vez que bajaba con su helicóptero en el playón de estacionamiento de la Casa de Gobierno. Sin embargo, el cartel del monumento que no fue, sigue interpelando a la saliente Presidenta, que se irá del poder sin honrar “la memoria de Juan Perón”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s