Cristina acusó a la oposición de “poner en duda” la democracia

LA NACIÓN, domingo 30 de agosto de 2015

La presidenta Cristina Kirchner aprovechó otra vez ayer la cadena nacional, la número 34, para atacar a los candidatos de la oposición como parte de la campaña electoral con miras a las elecciones presidenciales del 25 de octubre próximo. “Que los que agravien, descalifiquen, quieran instalar el desánimo y poner en duda nuestro sistema democrático, eso dejémoselos a ellos”, los acusó.

Bajo el sol templado del mediodía, ante cientos de jóvenes de las agrupaciones kirchneristas La Cámpora, Kolina y la Juventud Peronista, la jefa del Estado inauguró la estación Ciudad Universitaria del Ferrocarril Belgrano Norte, justo frente al estadio de River Plate, con un discurso breve, de poco más de quince minutos.

Sentó a su derecha al gobernador bonaerense y candidato a presidente del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, aunque nunca se refirió a él y sólo intercambió breves diálogos por lo bajo. Pareció así continuar la tensión de varios días, en los que la Presidenta le dio muestras de apoyo, pero le marcó los límites del modelo. Sólo al final del discurso, Scioli alcanzó a darle un beso al levantarse, pero ella se mantuvo indiferente.

Cristina colocó a su izquierda al candidato a gobernador bonaerense del FPV, Aníbal Fernández, a quien, en cambio sí mencionó en tono cómplice. Fue cuando le dijo al intendente de Esteban Echevarría, Fernando Gray, por videoconferencia “acá dice Aníbal que nos invites a comer”. También en ese diálogo cargó contra sus opositores. “Hay políticos a los que les gusta amargarle la vida a la gente, a mí me gusta alegrársela”, le dijo Gray.

Pese a que ella misma presentaba una obra ferroviaria, y elogió la gestión del Gobierno en el área, la Presidenta no hizo ningún reconocimiento personal al ministro del Interior y Transportes, Florencio Randazzo, que se sentó con gesto adusto a un metro de ella, a la izquierda de Aníbal Fernández. Cristina habla con su silencio: Randazzo quedó desgastado políticamente cuando ella le pidió resignar su postulación presidencial y él no aceptó la oferta de la mandataria de ser candidato a gobernador.

“Acá nos ven reunidos, no para criticar ni para amargarle la vida a la gente con mala onda o para criticar a otros, sino para anunciar lo que hemos hecho y lo que vamos a hacer”, contrapuso la Presidenta.

Según confiaron a LA NACION fuentes oficiales, Cristina acusó el impacto del encuentro del miércoles último entre los candidatos presidenciales de la oposición que denunciaron fraude en las escandalosas elecciones en Tucumán: Mauricio Macri, de Cambiemos; Sergio Massa, de UNA, y Margarita Stolbizer, de Progresistas. En la Casa Rosada consideran ese posible acuerdo como un riesgo para un eventual ballottage entre Scioli y Macri o Massa.

“Quiero decirles a todos en esta hermosa mañana de sol que sigamos con la misma fuerza trabajando; que a los que agravien, descalifiquen, quieran instalar el desánimo y quieran poner en duda nuestro sistema democrático, dejémoselos a ellos”, dijo. Previo a ello, Cristina recorrió uno de los vagones del tren Belgrano Norte y recibió una camiseta de River de manos del presidente de ese club, Rodolfo D’Onofrio.

La nueva estación facilitará el acceso de los simpatizantes riverplatenses a su estadio por el nuevo puente Ángel Labruna. Además, los estudiantes de Ciudad Universitaria también se beneficiarán.

La mandataria cruzó un amable diálogo por videoconferencia con el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, para inaugurar la represa hidroeléctrica Punta Negra. Cuando le ordenó al ingeniero de la obra accionar la compuerta también introdujo la política: “Apriete el botón, pero no el que quieren apretar otros para que vuele todo, sino el botón para que entre el agua para regar las hectáreas y producir energía hidroeléctrica”, dijo.

La secundaban varios ministros del Gabinete, entre ellos, el de Economía, Axel Kicillof, además de los secretarios legal y técnico, Carlos Zannini, y general de la Presidencia, Eduardo de Pedro.

Además, envió otro mensaje a Scioli para que no se salga del modelo. Al presentar una inversión de la empresa Premoldeados de Argentina, de durmientes para ferrocarriles, en Los Cardales, le dijo al dueño: “Sigan adelante porque este tren no lo detiene nadie. Hay mucha locomotora que va a tirar”.

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 10 a 12 en FM Concepto 95.5 (o hace click acá)

concepto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s