Raid de actos de Cristina para respaldar la campaña de Scioli

LA NACIÓN,  30 de septiembre de 2015

Cuando faltan 25 días para la elección general, la presidenta Cristina Kirchner se involucrará desde hoy de lleno en la campaña electoral del candidato presidencial del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, y redoblará su actividad pública con actos e inauguraciones, todos ellos orientados a captar el voto delR electorado indeciso.
La primera mandataria encabezará seis actos públicos en los próximos diez días, una frecuencia que sólo se entiende por las necesidades electorales. Comenzará hoy en Santiago del Estero, y durante el resto de las jornadas intercalará tres presentaciones en el conurbano bonaerense y dos en Río Gallegos.

La selección de los lugares es estratégica para lograr impacto en las urnas. Con su recurrente incursión en tierras patagónicas, Cristina pretende, a todas luces, apuntalar la candidatura a gobernadora de Santa Cruz de su cuñada Alicia Krichner, ministra de Desarrollo Social, y la postulación a primer diputado nacional de Máximo Kirchner, su hijo.
Se entiende la preocupación de la jefa del Estado. La suerte de sus dos familiares está comprometida: los frentes Cambiemos y UNA se presentarán unidos en Santa Cruz y podrían vencer al peronismo, que está dividido.

En territorio bonaerense, la Presidenta intentará buscar los votos que le faltaron a Scioli para poder superar la barrera del 40% en las elecciones primarias del 9 de agosto. En especial, porque uno de esos actos será en el partido de La Matanza, el corazón de la maquinaria electoral del PJ.

Es probable que algunos de los discursos sean transmitidos por cadena nacional, con lo que podría así cumplir su cadena número 40, justo en la semana número 40 de 2015. Ello le daría el récord de haber hecho una cadena nacional por semana.

“La Presidenta tendrá centralidad en la campaña, aunque procurará un papel complementario al de Scioli”, dijo a LA NACION un funcionario kirchnerista que se pasó a las filas del gobernador bonaerense, un fenómeno de trasvasamiento que preocupa en la intimidad de Olivos.

La ronda de actos comenzará hoy en Santiago del Estero, donde gobierna Claudia Ledesma Abdala, esposa del ex gobernador y presidente provisional del Senado, Gerardo Zamora. La Presidenta inaugurará, a las 12, en la localidad de La Banda, el Centro Integral de Salud Doctor Ricardo Ledesma, en homenaje al abuelo médico de la gobernadora. Se mostrará allí acompañada por la fórmula presidencial del FPV, Daniel Scioli-Carlos Zannini. Se sumarán el secretario general de la Presidencia y primer candidato a diputado por Buenos Aires, Eduardo “Wado” De Pedro, y el ministro de Salud, Daniel Gollán.

Tras arribar ayer de los Estados Unidos, donde participó de la Asamblea General de la ONU, la Presidenta no tuvo actividad oficial. Según trascendió, visitó a su hija Florencia en su domicilio particular en el barrio porteño de Constitución.

La ronda de actos de campaña continuará pasado mañana, cuando inaugurará en Río Gallegos una sede de la Universidad Tecnológica Nacional. El lunes próximo Cristina recalará en el conurbano para encabezar un acto en Tecnópolis (Villa Martelli, partido de Vicente López). Y el miércoles presidirá otro en Rafael Castillo, La Matanza; el jueves 8 de octubre presentará un centro científico de la petrolera estatal YPF en Berisso, y el viernes 9 regresaría a Río Gallegos, para apuntalar a sus familiares con miras a las elecciones del 25 de octubre.

La “doctrina Carlotto” reavivó un viejo debate en el kirchnerismo

LA NACIÓN, domingo 27 de septiembre de 2015

El sorpresivo pronóstico de Estela de Carlotto, que anticipó que Daniel Scioli será un buen presidente de “transición a la espera del regreso de Cristina (Kirchner)”, abrió una discusión dentro del Gobierno, que dejó al descubierto que hay sectores que juegan a que, en caso de que Scioli gane las elecciones del 25 de octubre, la Presidenta vuelva al poder dentro de cuatro años. Y otros que ya apuestan a que el candidato presidencial del Frente para la Victoria (FPV) gobierne por ocho años.

Esa división, según pudo saber LA NACION, se produjo en la propia agrupación ultrakirchnerista La Cámpora. Entre los que impulsan un “operativo retorno” están el jefe espiritual camporista, Máximo Kirchner, hijo de la mandataria, y los diputados Andrés “Cuervo” Larroque y Juan Cabandié, junto a la mayoría de la militancia juvenil.

“Ellos quieren que vuelva Cristina en 2019, no confían en Scioli”, dicen en el primer piso de Balcarce 50. “Incluso algunos más que Carlotto”, arriesgó una alta fuente oficial.

Sin embargo, otros dirigentes camporistas de primera línea que aún reportan a la Presidenta se alinearon decididamente con Scioli como proyecto a ocho años: son los que impulsan un crecimiento de La Cámpora como una línea interna más dentro del PJ, con el avance sobre más cargos públicos, bancas legislativas, intendencias y gobernaciones. El “ala camporista sciolista” está integrada por dirigentes de peso: Eduardo “Wado” De Pedro, secretario general de la Presidencia; Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas Argentinas, y José Ottavis, senador provincial bonaerense.

“Ellos no dejarán de lado a Cristina, pero quieren que ella se sume a un gobierno de Scioli”, aseguraron a LA NACION altas fuentes de la Casa Rosada. “Todo esto es relativo. Si Scioli es presidente en octubre, y le va muy bien, en 2019 será reelecto. Si le va mal, lo heredarán Macri, Massa o quien surja como líder de la oposición”, estimó un funcionario.

Dentro del gabinete, quienes impulsan el lema “Volveremos” son los “ultras” Carlos Zannini, secretario legal y técnico y candidato a vicepresidente de Scioli; Axel Kicillof, ministro de Economía, y Oscar Parrilli, director de la AFI (ex SIDE). Son un bloque de “kirchnerismo a ultranza no pejotista”. Y profesan la doctrina Carlotto.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo dijo la semana última que “Scioli puede ser una buena transición a la espera del regreso de Cristina”.

Luego le fue a pedir perdón al gobernador bonaerense a Villa La Ñata y éste la bendijo: “No me expliques nada”.

“Su frase fue muy desafortunada. Nadie elige un presidente de transición. Además, Estela es la más sciolista de los derechos humanos. Su hijo Remo Carlotto es secretario de Derechos Humanos de la provincia que gobierna Scioli y podría ser ministro del área si éste llega a presidente. Era una frase más para Hebe de Bonafini”, dijo un ministro nacional, pero que hace meses milita en el sciolismo.

En estos días, el clima en Balcarce 50 es de fuerte nostalgia para los sectores más románticos del kirchnerismo. Añoran la salida y la pérdida del poder. No quieren quedarse con Scioli, en caso de que gane.

Esos fundamentalistas de Cristina son Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella; Kolina, de Alicia Kirchner; los intelectuales de Carta Abierta, que lidera Ricardo Forster, y las agrupaciones de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo, de Hebe de Bonafini; Abuelas de Plaza de Mayo, de Carlotto, y el CELS, de Horacio Verbitsky. Nadie descarta que Cristina Kirchner se presente como candidata a senadora en 2017 y que Zannini se transforme en un vicepresidente “militante” si Scioli traiciona abiertamente el modelo económico K. Sería el preludio de un “operativo retorno” en 2019.

El punto de mayor conflicto con Scioli, anticipan en la Casa Rosada, será su relación con el Grupo Clarín. “Scioli cree en Clarín”, dicen cerca de Olivos. Cristina espera de Scioli que termine de forzar la desinversión del multimedio ordenada por la ley de medios audiovisuales. Pero algunos ministros desestiman que esa norma sea aplicada por Scioli.

En el kirchnerismo sospechan que Scioli aprobaría la compra de Clarín del 49% de Nextel y ello generó nerviosismo en Cristina. “No nos expresamos sobre ningún tema nacional por respeto a la Presidenta”, dijo un funcionario sciolista. Los otros factores de discordia podrían ser una rebaja de retenciones al agro y una suba de tarifas públicas.

El gran conglomerado de Unidos y Organizados, que debía contener a todas las agrupaciones K, está en franca disolución. Los objetivos de ellas se bifurcan: hay militancia (incluso camporista) que comienza a migrar al sciolismo.

Además de De Pedro, Ottavis y Recalde, los que apuestan a un Scioli por ocho años son los sindicatos de la CGT, el Movimiento Evita, de Fernando “Chino” Navarro; el Frente Transversal, de Edgardo Depetri y Oscar Laborde; Miles, de Luis D’Elía; el Partido Comunista, de Patricio Echegaray; el Movimiento de Unidad Popular (MUP), de Federico Martelli; el Movimiento Octubres, de Gastón Harispe, y la Tupac Amaru, de Milagro Sala.

Todos ellos se reunieron con Scioli la semana pasada para manifestarle su respaldo incondicional.

Los ministros de origen peronista apuestan también a Scioli por ocho años. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, negó un regreso de Cristina. Pero, en su caso, aspira a ser gobernador para luego probar suerte con la presidencia de la Nación.

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 10 a 12 en FM Concepto 95.5 (o hace click acá)

concepto

Francisco habla de diálogo y Scioli-Cristina no debaten. Programa emitido el sábado 26 de septiembre de 2015

Programa emitido el sábado 26 de septiembre de 2015

Editorial
Mariano Obarrio
Mariano Obarrio, conductor UCV
Mariano Obarrio, conductor UCV
Verdades Económicas
Mariano Obarrio y José Antonio Diaz

José Antonio Díaz, columnista económico, UCV
José Antonio Díaz, columnista económico, UCV

Entrevista I
Alberto de Fazio, Senador Buenos Aires (FpV)

Alberto de Fazio, Senador de Buenos Aires (FpV)
Alberto de Fazio, Senador de Buenos Aires (FpV)

“El debate no le aporta nada a la sociedad ni a Scioli”.

“El nivel de agresión que ha llegado la campaña, no le aporta nada a Scioli”

“Cuando se plantean temas donde vos de antemano me acusas de fraude, es muy difícil sentarse a hablar”.

“El debate es una competencia, qué necesidad tenemos de ponerlo a Scioli a que se ponga a debatir contra alguien que no tiene nada que perder”.

“Boca no puede jugar contra alguien de la D”

“Hace falta una legislación de fondo, tiene que haber leyes establecidas para la obligatoriedad de debate”.

“Las encuestas son una foto, pero las tendencias indican que no va haber ballotage, hoy está muy claro. Va a terminar en unos 13, 14 puntos de ventaja”.

“Hay mucho entusiasmo en Córdoba y otras provincias, en buenos aires también”

“30 mil millones de dólares es una cifra posible y uno se puede entusiasmar en un futuro con una cifra mayor”.

“Estos doce años lo que tratamos fue volver a la normalidad y es lo que vamos a seguir intentando”

“Lo más importante en donde la Argentina se tiene que poner a trabajar, es hay que ser politica de estado en el tema de uiversion. Politicas a largo plazo”

“Nadie invierte en un pais con inflación, dos dólares diferentes y sin giro de utilidades. Nosotros vamos a solucionarlo”.

“Nosotros somos un movimiento amplio y complejo que tiene una conducción estratégica que es Cristina Kirchner”

“Massa y Macri han perdido el rumbo. Massa hace rato que lo ha perdido y no lo puede encontrar”.

 

Verdades en la Mesa II
Mariano Obarrio y Marina Carbajal

Marina Carbajal, analista político económica
Marina Carbajal, analista político económica
Entrevista II
José María Poirier Lalanne, Director revista “Criterio”

Unknown-1

“El hecho más excepcional fue la invitación al Capitolio. Es el centro del poder americano. Nunca un Papa fue invitado allí”.

“Las dos tareas fundamentales que él ha propuesto son, por un lado cierta reformas importantes dentro de la Iglesia , que está en una posición muy difícil y en algunas cosas desprestigiada, y por otro lado está el tema internacional, la Iglesia tiene que volver a posicionarse como una referencia moral y ética frente a los lideres de las naciones”.

“El va buscando como autoridad máxima espacios complejos para la Iglesia”

“En USA el quiere apoyar a la minoría católica, que son una cuarta parte, es la suma de iglesias independientes”

“Decididamente es su vocación, pastoral y política”

“El acierto de Francisco sobre la pedofilia ha sido aceptarlo y condenarlo”.

Entrevista II
Leandro Costa, candidato a Intendente de escobar (Cambiemos)
derf__668088_tapa_2852015_20447
Leandro Costa y Mauricio Macri

“Las PASO marcaron que el próximo presidente va a ser Mauricio Macri”

“Todos los candidatos del Frente Renovador están más cerca del Frente para la Victoria, porque vienen de allí. Nosotros somos el cambio”

“Todos los dirigentes son los dueños y son los que deciden a donde van los votos”

“Nosotros dejamos bien claro, que si la gente esta contenta con como vive en Escobar, que se mantenga con quien lo dirige y si no nos puede elegir a nosotros que damos propuestas mejoradoras”.

“Nosotros tenemos que comunicar mejor cual es la propuesta real”

“Venimos a cambiar el crecimiento desordenado que hubo en Escobar”.

“Nosotros queremos gobernar bien mas allá de los colores políticos”. 

Ultimas Verdades

IMG_0997

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 10 a 12 en FM Concepto 95.5 (o hace click acá)

concepto

Por el Papa Cristina no hizo cadena

LA NACIÓN, 26 de septiembre de 2015

La presidenta Cristina Kirchner suspendió ayer la cadena nacional número 40 para no interrumpir la transmisión televisiva simultánea en todos los canales de noticias de la misa que el papa Francisco pronunciaba a la misma hora, las 19, en el Madison Square Garden en Nueva York.

“No sea que mañana digan que la Presidenta no le dejó dar misa al Papa en Nueva York”, dijo la mandataria al final de su discurso.

Cristina Kirchner encabezó un acto de inauguración de obras de remodelación de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires, en Barrio Norte, en esta Capital. Luego de las 22, partió con rumbo a Nueva York para participar desde pasado mañana en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), de lo que se informa en esta misma página.

Una hora y media antes del acto, la Dirección de Prensa de la Casa Rosada anunció que la Presidenta hablaría por cadena nacional a las 19. Pero minutos antes de esa hora, por orden del secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, la misma dirección informó que se levantaba la cadena nacional sin dar mayores explicaciones.

El motivo lo dejó al descubierto la misma Cristina Kirchner al finalizar su discurso en el aula magna de la Facultad de Odontología, con un párrafo en el que pareció titubeante.

“Todas estas cosas que estamos diciendo aquí seguramente no van a salir publicadas mañana en ninguna parte”, pronosticó. “Porque además no hice cadena nacional para ceder… no para cederle al Papa el lugar que está dando la misa, no sea que mañana digan que la Presidenta no le dejó dar misa al Papa en Nueva York”, explicó la jefa del Estado.

En cuanto a las obras que inauguró en la casa de estudios, la Presidenta destacó: “Yo sueño con un país donde los 40 millones de argentinos puedan elegir la vida que quieren tener (mediante el acceso a la educación)”. Y terminó su discurso en la sede de la UBA con una sentencia: “Esto no fue magia, pero fue mágico”.

“No quiero una sociedad de pobres y ricos sino una sociedad de iguales; por eso trabajamos y luchamos tanto”, exclamó, al borde del llanto, Cristina Kirchner. “Hemos puesto la educación en un punto central”, aseguró. “La misión que tiene la educación, de abrir cabezas, descolonizar, permitir soberanía intelectual de un país”, señaló la mandataria.

Previamente, por videoconferencias, inauguró el Hospital El Cruce, un centro médico en Florencio Varela; un centro de ingeniería en Santa Fe, el Centro Internacional de Métodos Comput|arizados en Ingeniería (Cimec), en terrenos del Conicet, y la nueva sede de la Facultad de Trabajo Social, en Paraná.

La Casa Rosada avala el plan de Scioli, pero buscará controlarlo

LA NACIÓN, miércoles 23 de septiembre de 2015

El gobierno de Cristina Kirchner aprobó en líneas generales el plan de gobierno que anunció anteayer el candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, aunque persiste la desconfianza hacia el mandatario bonaerense. La Presidenta intentaría auditarlo desde el Congreso y convertir al ministro de Economía, Axel Kicillof, en el futuro presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.
En el Senado, esa comisión podría seguir en manos del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina. “Kicillof sería el hombre de Cristina. Tanto si Scioli es presidente como si lo es Mauricio Macri, de Cambiemos”, dijo a LA NACION un alto funcionario.

En la Casa Rosada y en el Palacio de Hacienda calificaron las propuestas de Scioli de “muy buenas y de acuerdo con los principios y conceptos del modelo económico”. Sin embargo, un funcionario advirtió que “el problema es que Scioli no enamora” en las filas del kircherismo duro y de La Cámpora.

El punto más criticado en Balcarce 50 fue la presencia en el acto del teatro Ópera de Eduardo Buzzi, ex presidente de la Federación Agraria en la época en que Cristina Kirchner enfrentó la “crisis del campo” de 2008.

En ese conflicto, Buzzi fue el dirigente de la Mesa de Enlace más crítico de la Presidenta. Y hasta hace dos meses militaba en el Frente Renovador de Sergio Massa, como precandidato a gobernador de Santa Fe, donde fue derrotado.

“La presencia de Buzzi cayó mal y particularmente no gustaron los guiños de Scioli al campo”, confió a LA NACION un allegado a la Presidenta. El gobernador sugirió una rebaja en las retenciones al agro cuando exclamó: “Les digo a los emprendedores, láncense a sembrar, a producir, que yo les garantizo cada vez mayor rentabilidad”.

Las retenciones son intocables para Cristina Kirchner. Luego del acto Scioli fue a saludar a Buzzi, un eterno adversario de la Casa Rosada.

Pero en el Gobierno rescataron que el candidato refrendó todos los pilares del modelo económico y no apareció rupturista, al menos en el discurso. Muy cerca de Kicillof aseguraron que “todos los anuncios fueron largamente conversados entre Scioli y el ministro” y que el propósito de bajar la inflación a un dígito, sin ajuste, “es el mismo objetivo que el del Gobierno”.

También celebraron que el candidato parafraseara a Kicillof al proclamar “un mundo libre de (fondos) buitres” y dijeron que la intención de pagarles al 100% de los acreedores “pero en condiciones justas, legales, equitativas y sustentables” es lo mismo que pregona el titular de Hacienda. “Estamos en la misma línea”, dijo un vocero del ministro.

La promesa de traer inversiones a la Argentina por 30.000 millones de dólares anuales durante cuatro años también fue considerada “excelente” por el equipo de Kicillof. Aunque saben que es de difícil cumplimiento.

Otra cosa será el kirchnerismo cuando deje el poder. Intentarán que Kicillof y Abal Medina sean dos protagonistas clave en el control presupuestario en el futuro ejercicio, sea Scioli, Macri o Massa el presidente.

Desde las comisiones de Presupuesto de Diputados y del Senado tendrán la llave para controlar la agenda y los tiempos de todos los proyectos que impliquen reformas al presupuesto 2016. “Todo debería pasar por ellos”, dicen en Balcarce 50.

Para ello, Cristina pretende imponer el número de bancas de incondicionales que retendría luego del recambio de gobierno.

El proyecto de ley de Presupuesto 2016 tiene una previsión de gastos e ingresos demasiado optimista. La oposición estima que en la realidad los gastos serán mucho mayores y los ingresos menores. Ello implicaría un ajuste y el kirchnerismo quiere guardarse la llave para cualquier cambio, reducción o aumento de partidas.

Por ello aún se mantiene latente la idea de que luego del 25 de octubre, si gana un opositor, el kirchnerismo podría modificar o derogar la ley de superpoderes, de emergencia económica o el impuesto al cheque, claves para el manejo de los gastos y los recursos.

El kirchnerismo busca potenciar a Massa para desgastar a Macri

La Nación, domingo 20 de septiembre de 2015

En los últimos días, el gobierno de Cristina Kirchner cambió su estrategia electoral. Para lograr que el candidato presidencial del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, gane en la primera vuelta, sin ballottage, lanzó y mantendrá una seguidilla de denuncias y “carpetazos” contra el postulante de Cambiemos, Mauricio Macri, a la vez que comenzó a promover al candidato del Frente Renovador (FR), Sergio Massa.

Así se decidió tras la comprobación de que a Scioli le costará sobrepasar el 45% en las elecciones del 25 de octubre, lo cual lo convertiría en presidente sin ir a ballottage. Apenas supera el 40% en ciertas encuestas y otras lo ubican por debajo.

Entonces debería ganar por más de 10 puntos a su perseguidor -hoy Macri-, la otra manera de ganar y evitar la riesgosa segunda vuelta de noviembre. Por eso busca quitarle votos a Macri y hacer crecer a Massa. Si Scioli obtuviera 40,1% y sus rivales menos de 30, sería presidente en octubre definitivamente.

Hasta hace dos semanas, el Gobierno buscaba polarizar con Macri, al que levantaron como adversario. De ese modo, ambos crecían y Scioli le podía quitar votos peronistas a Massa para que éste se diluyera y el gobernador bonaerense superara el 45%. Ese intento se archivó.

“Ahora la idea es que Macri perfore los 30 puntos y que Massa supere los 20. Así Scioli podría sacar 10 de diferencia”, dijo a LA NACION un alto funcionario del Gobierno.

¿Y si Massa supera a Macri y entra en el ballottage? “Imposible, no llega”, dijo, cortante. ¿Cómo ayudarán a Massa? “Simplemente no lo agrediremos, ni a él ni a Felipe Solá (candidato a gobernador). Por sus errores y por nuestras denuncias, los votos anti K que pierde Macri van a Massa directamente”, dijo otro vocero en el primer piso de Balcarce 50.

El macrismo advirtió el plan y denunció un acuerdo entre Scioli y Massa.

Cristina se entusiasma con los primeros números. Un promedio de encuestas le indicó que Scioli tenía hace dos semanas 41 puntos, Macri 32 y Massa 17. El viernes se movió: 42, 29 y 19. El massismo esgrime un tracking de 3000 casos según el cual Macri bajó de 31 a 27% y Massa subió de 17 a 23. En este contexto, hubo un guiño de Olivos para que medios de comunicación estatales -TV Pública y la agencia de noticias Télam- difundieran declaraciones de Massa en contra de Macri. Y para que medios oficialistas, como el canal C5N, le hicieran reportajes, en los que el ex intendente de Tigre se solidarizó con la emisora por la reprochable clausura de un galpón del canal por parte del gobierno de Macri. Massa estaba antes prohibido en C5N, mientras que el jefe de gobierno porteño electo, Horacio Rodríguez Larreta (Cambiemos), solía ser invitado.

El massismo explica que el empresario Cristóbal López, dueño de C5N, valoró que Massa se opusiera a la compra de Nextel por parte del Grupo Clarín, que Macri y Scioli habrían apoyado. Dicen que López había hecho una oferta a Nextel con David Martínez (Fintech, socio de Clarín en Cablevisión) por pedido de Carlos Zannini, candidato a vicepresidente de Scioli y mano derecha de Cristina. El plan era integrarla, junto con López, en el futuro a Telecom, que fue comprada por Martínez, aunque le falta la aprobación del Gobierno. Esto agrietó la relación de Scioli con Cristina y con Zannini.

La otra pata del plan es denunciar por corrupción al macrismo. La renuncia de Fernando Niembro como primer candidato a diputado bonaerense de Cambiemos fue considerada un “éxito” por el Gobierno. Cristina va por más: la Casa Rosada asegura que habrá denuncias por mal manejo de fondos porteños contra Ramiro Tagliaferro, esposo de la candidata a gobernadora bonarense, María Eugenia Vidal.

El fiscal de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, afín al Gobierno, denunció por lavado de dinero a Hernán Lombardi, ministro de Cultura macrista.

Se anticipan otros “carpetazos” contra “quienes pagaron los contratos de 21 millones de pesos a Niembro” y contra empresas contratistas de publicidad y obras públicas.

Dicen que el director de la AFI (ex SIDE), Oscar Parrilli, y el jefe del Gabinete y candidato a gobernador bonaerense del FPV, Aníbal Fernández, buscan desgastar, luego de Niembro, a su competidora Vidal. Recurren para ello a medios de prensa oficialistas y cuentan con la colaboración de los errores del macrismo.

“El votante de Macri no tolera la corrupción, mientras que nuestro votante no se la cuestiona al PJ”, se sinceró una fuente oficial. “¿Cómo cree que se pagan campañas?”, preguntó.

Massa niega un acuerdo con el Gobierno. “Endurecerá su discurso”, anticipó un allegado. Considera que la Casa Rosada se equivoca si piensa que Massa no puede superar a Macri y llegar al ballottage. “Si sigue el drenaje, Macri se derrumba: 8 de cada 10 de sus votos son sólo anti K”, dijo. “El 40% de sus votantes puede cambiar y sólo el 15% de Massa”, agregó. Creen que Massa le ganaría a Scioli en segunda vuelta y Macri no.

Escuchá a Mariano Obarrio todos los sábados de 10 a 12 por FM Concepto 95.5

escucha-en-vivo

Cristina agita el bidón de nafta en medio de la tensión. Programa emitido el sábado 19 de septiembre de 2015

Programa emitido el sábado 19 de septiembre de 2015

Editorial
Mariano Obarrio
Mariano Obarrio, conductor UCV
Mariano Obarrio, conductor UCV
Verdades Económicas
Mariano Obarrio y José Antonio Diaz
Entrevista I
Gustavo Gomez, Fiscal General de Tucumán
Gustavo Gómez, Fiscal General de Tucumán
Gustavo Gómez, Fiscal General de Tucumán

“Lo que ha ocurrido en Tucumán se parece mucho a la década del 30” .

“Hay inflado de padrones en comunas pequeñas. Mesas de 200 personas que aparecían 1000” .

“En todo este fallo que declara la nulidad de las elecciones, nunca se ha dicho la palabra fraude ni siquiera la palabra delito. Es muy complicado anular toda la elección. La repetición de delitos electorales tiene que estar enmarcada en un fraude electoral.

“El fallo es muy flojo”.

“Cristina Fernández pretende atemorizar a los jueces que van a intervenir en la sentencia”.

“Se han sorteado tres pero de los tres que se han sorteado, se sabe que van a haber recusaciones”.

“Hay un clima de mucha violencia y preocupación en Tucumán. Hay una división muy grande”

“No sé cual será el fallo de la Corte Suprema de la Nación , tiende a dar muchas sorpresas”.

“Los legisladores están teniendo reuniones privadas, se supone que a fin de la semana van a hacer una Ley de acefalía”.

 

 Verdades en la Mesa II
Mariano Obarrio, José Antonio Diaz y Marina Carbajal

Marina Carbajal, analista político económica
Marina Carbajal, analista político económica

Entrevista II
Federico Sturzenneger, Diputado Nacional (PRO)

Federico Sturzenneger, Diputado Nacional (PRO)
Federico Sturzenneger, Diputado Nacional (PRO)

“En un contexto donde el Jefe de Gabinete con los superpoderes pueden cambiar todo de un día para el otro, hay temas del presupuesto que no se discuten”.

“El oficialismo no cree en la República, cree en el poder absoluto del Poder Ejecutivo. Hay que volver a darle poder al Congreso”.

“En cuanto al presupuesto, en este momento hay una prórroga que vence el 31 de diciembre. No hay ninguna referencia en el articulado, cosa que es muy raro porque en otros años, sí. Es como que el presupuesto esta hecho sobre la base de que se renueva”.

“No mandaron el proyecto de ley de prórroga”.

“No mandaron una ley de emergencia económica pero eso no nos preocupa. Nosotros creemos que habría que ir a la ley de normalidad económica”.

“El oficialismo piensa que la recaudación para el presupuesto va a subir con la inflación y los gastos te los ponen muy por debajo.  Hay una subestimación muy pronunciada de gastos para el año que viene”.

“El problema de este país es la facilidad con la que ejecutivo cambia todo”.

“Cuando surgieron estas denuncias contra Fernando Niembro, él lo primero que hizo fue ir a la justicia. Eso marca una diferencia abismal. La gente de bien, que no es la que le resbala todo, se siente afectada”.

“Macri tiene una gran capacidad para armar equipos y hacerlos funcionar”.

 

Entrevista III
Lucrecia Bullrich, Periodista La Nación
Lucrecia Bullrich, Periodista
Lucrecia Bullrich, Periodista

Ultimas Verdades

IMG_0997

Escuchá a Mariano Obarrio en Unas Cuantas Verdades los sábados de 10 a 12 en FM Concepto 95.5 (o hace click acá)

concepto

Tucumán: la Presidenta calificó el fallo como “predemocrático”

La Nación, 19 de septiembre de 2015

La presidenta Cristina Kirchner convirtió un fallo judicial adverso al peronismo en una conspiración contra la democracia. Con un durísimo discurso en el corazón del conurbano, la primera mandataria aseguró ayer que el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Tucumán, que anuló las elecciones provinciales del 23 de agosto último, le recordaba a “épocas predemocráticas”.

“De repente dos jueces deciden anular la voluntad de cientos de miles diciendo que hay algunos que no saben votar porque son pobres; estamos recordando épocas predemocráticas”, exclamó Cristina, durante un acto en La Matanza.

Agregó que esta crisis le recordaba “a 1890, a la época del fraude patriótico”. Confundió así las épocas históricas. En 1890 se produjo la Revolución del Parque contra el orden conservador y el nacimiento de la Unión Cívica Radical. El “fraude patriótico” ocurrió en la “década infame”, entre 1930 y 1943.

“Si había alguna irregularidad, había 20 formas legales de solucionarlo, dentro de la ley y respetando la voluntad popular”, dijo la Presidenta. Pero nunca hizo referencia a la quema de urnas, robos de boletas, al voto cadena, adulteración de telegramas, presiones a fiscales o a la entrega de bolsones de comida a cambio de votos o la desaparición de videos, prácticas que la Justicia consideró fraudulentas.
Para la Presidenta, lo fraudulento y predemocrático fue el fallo judicial adverso al Frente para la Victoria (FPV) ante una denuncia del candidato a gobernador opositor, José Cano. El ataque presidencial se produjo mientras en Tucumán hubo escraches y agresiones contra los camaristas Ebe López Piossek y Salvador Ruiz.

Del acto iba a participar el gobernador bonaerense y candidato presidencial del FPV, Daniel Scioli, pero no pudo hacerlo porque sufrió una descompensación.
Acompañada por parte de su gabinete y por el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, Cristina Kirchner también anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley para promover “los principios básicos de reestructuración de deudas soberanas” que aprobó la ONU la semana última a instancias de la Argentina. La jefa del Estado consideró estos principios un “legado para la humanidad”.

El motivo del acto, que se transmitió por cadena nacional, la número 38 en lo que va del año, fue inaugurar el hospital materno infantil Teresa Germani, de Laferrère.

“Hay muchos que no quieren volver a los 90, sino a 1890, a la época del fraude patriótico”, dijo Cristina al referirse a la anulación de las elecciones tucumanas, en cuyo recuento definitivo, Juan Manzur, del FPV, obtuvo el 52% de los votos y Cano, 40%.

El gobierno de José Alperovich, con apoyo de la Casa Rosada, apeló ante la Corte Suprema provincial. Si hasta el 28 de octubre no se define un ganador, al terminar el mandato de Alperovich la Presidenta podría disponer la intervención federal con aval del Congreso para que convoque a nuevas elecciones.

Cristina también atacó al candidato presidencial de Cambiemos y jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. Lo culpó de haber intentado “cerrar un canal de televisión”. Se refería a la clausura por unas horas de un galpón de C5N, propiedad de Cristóbal López, empresario incondicional del kirchnerismo.

“Me preocupa qué puede pasar con nuestro país si ganan los que piensan que porque te critican por TV tenés que cerrar un canal, o si porque perdiste tenés que denunciar fraude y conseguir un juez amigo que te dé la razón”, exclamó.

“Lo que pasó es que perdieron y no soportaron perder”, dijo Cristina. “Siento un tufillo a centralismo y a desprecio profundo por las provincias”, aseguró.

El Gobierno reforzará el ataque a Macri para minar su credibilidad

La Nación, 18 de septiembre de 2015

El escándalo del caso  amenaza con profundizar la campaña sucia. El gobierno de Cristina Kirchner podría hacer nuevas denuncias contra funcionarios y allegados al gobierno porteño de Mauricio Macri para intentar golpear sobre la credibilidad de la base de la propuesta del candidato presidencial de Cambiemos, que es justamente el cambio en las malas prácticas políticas.

Según pudo saber LA NACION, el primer paso de la estrategia del kirchnerismo es tratar de determinar quién le pagó a la empresa La Usina, de Niembro, contratos por 21 millones de pesos en órdenes de publicidad y encuestas que hasta ahora el ex candidato a diputado de Cambiemos no pudo explicar.
Es por ello que el jefe de Gabinete y candidato a gobernador bonaerense, Aníbal Fernández, dijo anteayer que Macri y María Eugenia Vidal, su competidora directa, deberían explicar el caso Niembro.

Los funcionarios de Balcarce 50 aseguran que intentarán demostrar que tanto Macri como Vidal fueron los responsables. Son los candidatos que representan la mayor amenaza electoral para el kirchenrismo, que considera muy probable que haya ballottage contra Cambiemos luego de las elecciones presidenciales del 25 de octubre.
Además, en las oficinas de la Casa Rosada aseguran que existen otros “carpetazos” previstos para otros funcionarios y allegados al gobierno porteño. Una de las usinas de esos “carpetazos”, según trascendió, es la Agencia Federal de Inteligencia, que dirige Oscar Parrilli. Con ello intentarían instalar que existía en la Ciudad un mecanismo para sacar recursos para empresas amigas.

“La idea es que se sepa que no son tan diferentes, ni el cambio. Nadie espera del peronismo que no robe, por eso a nosotros las denuncias de corrupción no nos dañan. Nuestro electorado no espera que seamos transparentes, en cambio el de ellos sí”, dijo a LA NACION un funcionario de la intimidad del kirchnerismo.
Por eso mismo, pese a que Niembro renunció a su candidatura, como reclamó parte del kirchnerismo, para mostrar un gesto diferente, en la Casa Rosada niegan que los candidatos del Frente para la Victoria acusados de corrupción vayan a declinar sus postulaciones. No les entran las balas; no sufren un costo político al no hacerlo.

En esa misma situación están, por ejemplo, Máximo Kirchner, el hijo de la Presidenta, que se postula para diputado por Santa Cruz, y el propio Aníbal Fernández, que aspira a ser gobernador bonaerense.

Máximo está imputado en la causa Hotesur, en la que se investiga lavado de dinero. El Gobierno logró desplazar al juez Claudio Bonadio, que podía citarlo a indagatoria.

Aníbal Fernández, en tanto, está investigado en la causa Fútbol para Todos, por presunto desvío de fondos públicos y pago de derechos de televisación de torneos internacionales y de partidos de la selección nacional de fútbol, y fue acusado de estar vinculado al tráfico de efedrina y al triple crimen de General Rodríguez, de 2008.

Se supo ayer que en el kirchnerismo crece la inquietud por la declaración que hará hoy el ex CEO de Torneos, Alejandro Burzaco, ante la Justicia norteamericana: podría involucrar en los pagos de derechos a Luis Segura, presidente de la AFA; a Pablo Paladino, director de Fútbol para Todos, y a José Luis Meiszner, secretario general de la Conmebol. Los dos últimos son muy cercanos a Aníbal Fernández, lo que sería un nuevo dolor de cabeza para el Gobierno.

La Presidenta buscará negociar con su sucesor las dos vacantes en la Corte Suprema

Luego de la renuncia de Carlos Fayt a la Corte Suprema, que se hará efectiva a partir del 11 de diciembre, el gobierno de Cristina Kirchner comenzó a diseñar una estrategia para intentar que el kirchnerismo, cuando baje al llano, pueda incidir en la próxima composición del máximo tribunal, en una negociación con el gobierno que surja de las elecciones presidenciales del 25 de octubre próximo.

Según pudo saber LA NACION, el Gobierno buscaría imponer el número de senadores que obtenga luego de las elecciones para negociar la postulación de Roberto Carlés, que fue rechazada por la oposición hace algunos meses por no tener antecedentes para el cargo, a cambio del apoyo para la candidatura del jurista que proponga el futuro gobierno.
Carlés fue propuesto por la Presidenta para reemplazar al ex juez Raúl Zaffaroni, que renunció el 31 de diciembre pasado. Pero su pliego no tuvo apoyo. El reemplazante de Fayt, en cambio, deberá ser propuesto por el sucesor de Cristina Kirchner.
Pero la primera mandataria, aun cuando deje el poder, buscaría incidir a través del número de sus senadores afines sobre el nombre de este segundo reemplazante. En la actualidad, la Corte está compuesta por su presidente, Ricardo Lorenzetti; Carlos Maqueda; Elena Highton de Nolasco, y el propio Fayt. Para el Gobierno, Lorenzetti, Maqueda y Fayt no son confiables.
Los más altos funcionarios afirmaron ayer que para Cristina Kirchner sigue vigente el pliego de Carlés, que no tuvo apoyo de la oposición en el Senado. El propio Carlés dijo a LA NACION que se tiene “fe” para ser ungido.

El PJ no pudo obtener así los dos tercios de los votos para cubrir la vacante de Zaffaroni, pero en una futura negociación por otra vacante podría imponer a Carlés.
Antes de traspasar el mandato al futuro presidente, Cristina podría buscar que el FPV mantenga la presidencia de la Comisión de Acuerdos del Senado, decisiva para designar jueces, militares, embajadores y ministros de la Corte. En la actualidad, está presidida por el senador salteño Rodolfo Urtubey, del FPV.

Luego de octubre el FPV podría aumentar la representación en la Cámara alta y quedaría con un número de bancas cercano a la mayoría calificada de dos tercios en la Cámara alta, que es lo que se necesita para designar jueces. Si además gana Daniel Scioli la presidencia, su vice, Carlos Zannini, sería el presidente del Senado y así el kirchnerismo aspiraría a controlar esa cámara.

Es por ello que desde las filas del Gobierno anticipan que, sea quien sea el futuro gobierno, el kirchnerismo presionará para negociar la vacante que dejará Fayt con el próximo presidente, sea Scioli o Mauricio Macri. La Presidenta podría buscar que Carlés sea elegido a cambio de aprobar el candidato del futuro gobierno.

El jefe del Gabinete, Aníbal Fernández, desestimó ayer la posibilidad de que Cristina envíe un candidato para sustituir a Fayt antes del 10 de diciembre. Consideró que los mecanismos de reemplazo sólo deberían activarse tras el 11 de diciembre, con un nuevo jefe del Estado: “No debiera hacerse antes, por su presencia (de Fayt) incluso en la actividad, no correspondería…”. También confirmó que “Roberto Carlés sigue siendo el candidato del gobierno nacional”.

El Gobierno había presionado en mayo a Fayt para que renunciara a su cargo por considerar que no estaba física y mentalmente apto. Sin embargo, Aníbal Fernández elogió ayer al magistrado y dijo que su trayectoria “que desarrolló en beneficio de los argentinos ha sido ultra reconocida y de una magnitud fenomenal; esto no significa que nosotros no pongamos en tela juicio lo dicho sobre su idoneidad”.

“A los 97 años, lo sometían a una tarea que ningún hombre de esa edad está en condiciones de hacer. Tenía que relegar la tarea en una tercera persona, lo cual es imposible”, dijo.